¿De qué presume Javier?

29 jul

javisusa

Javier Fernández acaba de meterse la piña de su vida política, tras la tremenda pifia de la operación orquestada desde su patético gabinete de comunicación y La Nueva España: entre todos ellos pretendieron doblegar al PSOE, a base de propaganda, y al final tuvo que ponerse de rodillas para que le creasen un carguín, él que jamás se plantó anta nada y ante nadie, y menos, bon vivant donde los haya, por cualquiera de los problemas que afligen a sus conciudadanos.

Se derrumbaba así, con esta farsa organizada en el reciente cónclave socialista, un largo trabajo de fabricación de una burda impostura, desarrollado a conciencia, desde su acceso a la Presidencia del Principado, para intentar hacernos creer a todos que era un “influyente barón” socialista. La pifia fue de órdago. Semejante patinazo nos hace recordar que nada comienza ahora, y que la biografía de Fernández es muy reveladora de esta tendencia suya a crearse un personaje de ficción, sin duda su único producto “intelectual” conocido y bastante flojo, por cierto.

Fernández no pinta nada, y si pintaba algo, ahora pinta menos que nunca tras dar tan patética batalla. Ahora ya nadie mira para él en toda España. Su posición es totalmente ridícula, y a partir de este momento se va a enfrentar a un implacable trabajo de demolición que ejecutarán en silencio las terminales de Susana Díaz en Asturias, que son muchas, empezando por Antonio Trevín y su corte ugetista, con Eduardo Donaire a la cabeza, que tienen una magnífica oportunidad para ganar terreno en una FSA en descomposición, tras el ocaso del SOMA, cuyo antiguo dirigente, José Ángel Fernández Villa, fue el padre de la rapaza, al que naturalmente traicionó en cuanto tuvo la primera oportunidad.

¿Por qué tanto empeño en convertirse en ese hombre sesudo, reflexivo, inteligente, culto y más socialista que Carlos Marx, el personaje que intentó colocarnos con ayuda de los plumillas de La Nueva españa? Dime de lo que presumes, y te diré de lo que careces. Sobre lo de inteligente, sesudo y reflexivo, basta ver su ridícula situación ante toda España, como mendigo de un puestín, para darse cuenta de lo que en realidad es un su corto recorrido intelectual. Cualquiera con dos dedos de frente hubiera sabido zafarse de tan ridícula situación como la que ahora le deja políticamente tocado de muerte. El líder de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara, que dio la misma batalla, a diferencia de nuestro Fernández, supo hacer mutis con dignidad  retirarse a tiempo. Él no supo, no quiso, o lo que es peor: no pudo.

No basta leer libros gordos, o tenerlos abiertos en la mesa del hospital, para que el pelota de turno de La Nueva España se admire de lo voluminosos que son, al fin y al cabo, estamos ante la traslación al mundo del intelecto, de la teoría del burro grande; eso nada dice sobre la inteligencia del responsable de la farsa permanente organizada alrededor de sus hábitos lectores. Podía leer libros más pequeños, y digerirlos mejor. De lectores de solapas está el mundo lleno. La inteligencia se demuestra en los resultados.

En cuanto a lo de su currículo socialista, la verdad es que mete miedo. Residente en el nada proletario barrio gijonés de Somió, donde fue a vivir para codearse con la vieja burguesía astur, se afilió al Partido Socialista casi con cuarenta años, cuando volvió a Asturias con destino como funcionario en la Consejería de Industria, y prácticamente desde entonces abandonó la mesa de trabajo para no volver a hincarla en su vida, convirtiéndose en el rey de la cancha de tenis y de la piscina cubierta y descubierta.

¡Qué casualidad que su afiliación al PSOE, su entrada en la Consejería de Industria, y el abandono de la mesa del funcionario, fueron todo uno, para vivir desde entonces en un permanente saltito, entre cargo y cargo, siempre caracterizado por la más absoluta de las perezonas!

Javier Fernández suele invocar la existencia de un pariente que fue engendrado por el simpar Manuel Llaneza para dotarse de un pedigrí socialista del que carece, haciendo bueno el dicho que recordé arriba, pues no sólo presume de intelectual, sino que además viaja en su coche con el prepucio incorrupto de Pablo Iglesias el viejo.

De intelectual tiene lo mismo que Manolo Escobar, que a diferencia de él era un gran trabajador, y es menos socialista que Lola Flores, pues pasó de largo en la época de Francisco Franco, y ni conoció la Transición, y eso que es poco más joven que Felipe González, así que se acercó al PSOE para medrar, cuado la cosa no suponía ni riesgo ni esfuerzo alguno y ya podía conseguir los beneficios personales que consiguió.

El socialismo asturiano tendrá ahora que renovarse si no quiere morir en brazos de semejante personaje, rota en mil pedazos la imagen de quien se construyó una personalidad muy poco creíble sobre un relato de ficción, la ficción de una vida que poco o nada tiene que ver con la realidad de un intelectual sin obra conocida ni magisterio alguno, que se apuntó al PSOE para ascender profesionalmente hacia la nada en la que está, y que consiguió llegar a la jubilación sin hincarla.

La invención de la falsa figura de Javier, es una magnífica metáfora de las desgracias de Asturias, pues detrás de semejante impostura, se enmascara al personaje que desde su abulia e inacción, permitió que el socialismo asturiano se enfangase en episodios vergonzosos e inolvidables como el traslado y construcción del nuevo HUCA, la catástrofe del Puerto de Gijón, los partos del Niemeyer y la TPA y el enorme deterioro de las libertades que se trabaja día a día desde la redaccción de La Nueva España, a la que ceba de manera cada vez más opaca e impresentable, entregándole ahora la TPA para que se la devore.

Javier Fernández, el abúlico Jamandula, escondía un tigre dentro, que afloró en defensa de un puestín

27 jul
javiestresado

Javier Fernández, agotado, tras luchar como un tigre por el puestín que consiguió amenazando con dimitir, sufre ahora amnesia.

Javier Fernández amenazó con dimitir como presidente del Principado, para que Susana Díaz le inventase un carguín, y ahora sufre amnesia. Normal. En Asturias no salimos de nuestro asombro ante tan indecente comportamiento, increíble en un hombre que hasta ahora era para todos el no va más de la abulia cuando se trataba de conseguir cosas para su tierra.

Fernández, según nos decían una y otra vez, en la asombrosa campaña de comunicación que nos aburrió durante las últimas semanas, era un hombre muy respetado y admirado en el PSOE, por sus tan extraordinarias como desconocidas virtudes.

Esa moto ya no la compra nadie, tras haber dado ante toda España un lamentable espectáculo para conseguir un cargo a toda costa (que hubo que crearle ex profeso) en la Ejecutiva de Pedro Sánchez.

Ni influencia ni leches. Fernández montó un tremebundo follón, hasta el punto de poner el congreso del PSOE en jaque, para conseguir como fuera el anhelado cargo, y ahora, el hombre, sufre amnesia. ¡Normal! ¡Vaya papelón!

Lo dijo en unas declaraciones que recoge la Agencia Servimedia:

Aseguró que los congresos “son así”, se negocia hasta el último momento, y él es partidario de aplicar “amnesia inmediata” para centrarse en el resultado positivo y seguir trabajando.

¿Qué armó para poner a Sánchez contra las cuerdas? Increíble pero cierto, un fulano que nunca dio la cara por ninguna de las grandes cuestiones de Asturias, y que llamó babayón a Francisco Álvarez-Cascos, por pleitear en defensa de los Fondos Mineros, llegó a amenazar con dimitir como presidente del Principado, si no le daban el puestín.

Lo cuenta la misma agencia de noticias:

Preguntado por si amenazó con dimitir como secretario general de la federación e incluso como presidente del Principado, aseguró que son “especulaciones del pasado” que no quiere “reabrir”.

Tan terrible fue su errónea campaña de comunicación, intentando sacar pecho ante una Susana Díaz que le barrió del mapa, como dramática es ahora la imagen que se ha creado, pues este indolente presidente que jamás da la cara ante los grandes problemas de su comunidad autónoma, ha demostrado que es capaz de luchar como un tigre, cuando de su puestín se trata.

Javier Fernández convertido en el perroflauta del socialismo español, tras el brutal fracaso de su política de comunicación

27 jul

susajavi

En La Nueva España chiflan, ahora que toda Asturias sabe ya que Javier Fernández no pinta nada en el socialismo español, vejado, humillado y despreciado por Susana Díaz

Ridículo histórico el que han hecho Javier Fernández y La Nueva España, junto con su troupe de titiriteros de la comunicación, que se les ocurrió vendernos que entre él y Alfredo Pérez Rubalcaba habían “frenado en seco” a Susana Díaz. La cagaron.

Presa de un ataque de locura, la nave vaqueril de los locos de este domingo, llega a hablar de Fernández como “Pelayo”, la “Santina” y “Leónidas”, y sus perros de presa tildan al PSOE nacional de “sarracenos”, ante su evidente fracaso en el congreso del PSOE, en el que tanto ha tenido que ver tan ridícula como mentirosa campaña de imagen, haciendo bueno el eterno “antes se coge a un mentiroso que a un cojo”, superado sólo por nuestro popular “alábate gochín que no hay quien te compre”.

No sólo no frenaron a la Díaz, como decían, sino que la andaluza se ha convertido en reina y señora del PSOE, arreándole a José Manuel Vaquero y al propio Fernández tal cachetón en toda la bocona, que nunca lo olvidarán, pues no les ha quedado un diente en su sitio.

El canditato de Fernández, Eduardo Madina, se deshizo como un azucarillo, y la Díaz se ha ciscado en las primarias para octubre que reclamaba nuestro fracasado Javier. Así que es tal la frustración y la rabia que destilan, que el diario de la ovetense calle de Calvo Sotelo, olvidando cualquier principio deontológico del periodismo, como viene haciendo desde mucho tiempo atrás, se convierte hoy en un auténtico chorro de baba envenenada que se acumuló durante semanas y estalla como un forúnculo purulento, cargado de frustración y rabia.

La indignación impotente de quien pretendía aparecer como poderoso, y se revela como un pobre hombre del socialismo hispano, le convierte ahora en un personaje ridículo ante toda España, tras el premio de consolación que le han dado. Fernández, que llegó al congreso diciendo que no quería “como le pedían” ser presidente del PSOE, y que aseguraba que se conformaba con seguir siendo lo que era, presidente de una comisión, que como es lógico le arrebató la andaluza, tiene ahora su terrible ego muy tocado, y no sabe dónde esconderse para comerse las paredes con los dientes.

El orgullo desbocado de Fernández, ese ataque de ego sin control, sirvió para dejar claro el papel que le queda, como perroflauta del socialismo español, bien lejos de esa falsa imagen que tanto se empeñan en airear, como hombre “influyente” por su “inteligencia”. Al contrario, le dieron un caramelín de propaganda para que callara, y dejase de estar sentado a la puerta del congreso, dándoles el tostón, con su perro y con su flauta.

En un desquiciado artículo firmado por Evelio G. Palacio, titulado “La Reina del Sur esconde un afilado puñal en la sonrisa”, se inicia, en la edición de este domingo, un rosario de despechadas descalificaciones e improperios de todo tipo, dirigidos al nuevo secretario general de los socialistas españoles, Pedro Sánchez, y a su ama de cría, Susana Díaz.

Termina así, Evelio su impresionante pieza con una gran verdad, la única de su loco artículo:

La controversia promete nuevos episodios apasionantes porque, por mucho que lo intenten maquillar, no hay forma de esconder el vilipendio sufrido por los socialistas asturianos

Tal parece que en donde escribe socialistas asturianos, debería escribir también “y La Nueva España”, pues jamás de los jamases, dirigentes políticos y coro de aduladores, escribieron tal colección de mamarrachadas, durante semanas y semanas, hablando de la gran “influencia” de Fernández en el socialismo español, para acabar demostrando, de esta forma, que no pintan nada, hasta tal punto, que tuvieron que montar un motín, para que le tiraran en la gorra un puesto de botones, tras arrebatarle el que él quería.

Otro mercenario de la pluma vaqueril, el insuperable Eduardo Lagar, en otra pieza, quizás aún más loca que la de Evelio, titulada a su vez “La cruz de la derrota”, compara a Javier Fernández con Pelayo y sus astures contra la “sultana” Díaz, calificando a la mayoría de Pedro Sánchez como “sarracenos”. Dice el loco artículo de Lagar:

Así que la masacre fue total cuando desde Al Andalus llegó la sultana Susana Díaz, haciendo valer una mayoría sarracena que cubrió a los asturianos de rubias saetas

En un momento de enajenación incalificable, compara también Lagar a Fernández con Leónidas, el rey espartano, y su desigual lucha con los persas en la batalla de Las Termópilas, y hasta tal punto enloquece este asombroso plumífero, que llega a comparar a Fernández con la Santina de Covadonga.

Tras lo de Leónidas y lo de Pelayo, con lo de la Santina, consigue subir Lagar desde los abismos del ridículo a los cielos de la oligofrenia majadera:

Arrebatarle a Fernández la presidencia del Consejo Federal es como desahuciar a la Santina de la Cueva del Monte Auseva.

Este episodio tendrá insospechadas repercusiones, pues Javier Fernández se ha convertido en el hazmerreir del socialismo español, y La Nueva España, que a causa del desgaste de su patológica batalla contra Francisco Álvarez-Cascos y Foro, se ha transformado en una especie de manicomio mediático, aparece ante todos los asturianos como un ridículo e inútil altavoz descacharrado, sin la menor influencia por su total falta de apego a la verdad, víctima de su mercenaria voracidad.

La Nueva España ha convertido a Javier Fernández, víctima de su nefasta política de comunicación, en el no va más del fracaso personal y político

26 jul
javierestrenido

A Javier Fernández se le está quedando cara de estreñido a causa de su fracasada política de comunicación

javiernuevaJavier Fernández va camino de no sacar ni la “pedrea” en el congreso de los socialistas españoles: ni le han pedido que sea presidente del partido como nos contaron para tensar la cuerda, y hasta Susana Díaz le desplazó finalmente del órgano que consideraba suyo por mantenerse como presidente de una comunidad autónoma en una España en manos del PP. Y además, todo esto le ocurre por su nefasta política de comunicación.

Como no le den una limosnita, en el último momento, nadie habrá sido tan vejado, humillado y arrastrado por el suelo cogido de los pelos, en la historia reciente del socialismo español, y además por sus propios pecados, por su fatuidad, por su falta de humildad y por esa obsesión por aparecer como un hombre “serio”, que combate la llamada “seriedad del burro” con un pujo “intelectual” de supuesto lector de libros de mil páginas en el hospital.

Ese órgano que presidía Fernández, el hombre que leía “libros gordos”, que reúne a los llamados “barones” -hay que ver qué obsesión aristocrática tienen nuestros socialistas-, y  cuyo único interés es que permite salir en las fotos detrás del secretario general, se lo arrebata ahora, dicen, la emergente andaluza que le ha quitado hasta la cartera mientras le chascaba los dedos para que mirase para otro lado, a la que La Nueva España nos contaba que Fernández había “frenado” y que ahora se deshace de él con un patadón en los glúteos sin contemplación alguna, dejándole como un perfecto don nadie.

¿Quién está obsesionado por hacernos creer que Fernández es un hombre superinfluyente en el socialismo español, cuando la realidad es que no manda un rábano, que nadie mira para él? Quién tenga esa obsesión por crearle esa falsa imagen -probablemente él mismo-, es el responsable ahora de su tremendo fracaso. Primero jugaron a caballo perdedor, y entonces nos contaron la milonga que venía a decir que él había impulsado la candidatura de Eduardo Madina a secretario general. La teoría era que entre Fernández, y Alfredo Pérez Rubalcaba habían “frenado” las ambiciones de Susana Díaz forzando esas extrañas primarias de las que nuestro presidente ha salido desnudo y metido dentro de un tonel, como en las películas del Oeste, mientras intentaba aparecer desesperadamente como ganador de no se sabe qué angustiosa carrera, en medio de la más clamorosa derrota.

La realidad era muy otra de la que nos contaban los genios que hacen estas cosas en su antedespacho. Y esa realidad es que Susana Díaz se hizo con el control del PSOE como a ella realmente le interesaba, por detrás, controlándolo todo desde un segundo plano, con una marioneta, Pedro Sánchez, colocado en la secretaría general, movida por sus hilos. Javier Fernández, a la  vista de lo ocurrido, no era más que un mero pelmazo cargado de ego y muerto de ganas de parecer alguien en el socialismo español, en el que es menos que un cero a la izquierda. Y todo ello en el patético periódico que él mismo engorda con dinero público, porque en el resto de la prensa española sólo hablaron de él, en alguna rara ocasión, en unas breves líneas, para describir y enumerar sus fracasos.

Cuando se supo que Susana Díaz se había hecho con el control del partido a través de Sánchez, nos contaron entonces otra nueva milonga: que nuestro Fernández pedía que se celebraran unas primarias en octubre, cuando el PSOE ya tenía nuevo líder manejado por la andaluza. Y nuestro “influyente” Fernández se quedó una vez más en “porretas”, políticamente hablando, en la más absoluta soledad, porque ya estaba claro que nadie le seguía. Ni primarias en octubre ni leches, en vinagre: la marginación del socialismo asturiano, que había fiado su hijuela a Rubalcaba era ya total.

La penúltima historia ha sido que “todos” querían que Fernández fuera presidente del PSOE, pero como decía que a él no le apetecía el cargo, y se conformaba con presidir a los “barones”, pues ni preside a los “barones” ni preside la cocina de su casa en el PSOE, ya que hasta ese modesto cargo que aquí le daban por seguro iba a repetir, le han quitado, y ya no tiene ni lo que tenía. Y eso que parecía que era lo que colmaba todas sus aspiraciones, porque no “quería” ser presidente, tampoco se lo dan, y encima se lo quita la Díaz que lo quiere para ella.

Imposible hacer más el gilipollas, Javier Fernández, la FSA-PSOE, La Nueva España que es la que canta todas estas mamarrachadas que a nadie que no sea del sanedrín fernandino importan, y poco más, porque ya me contarán ustedes qué sacan los asturianos de todas estas páginas y páginas de papel llenas de masturbaciones mentales intransitivas sin utilidad alguna, inducidas por la ambición de unos, la presunción y fatuidad de otros, y el vacío de casi todos.

Si Javier Fernández tiene un gabinete de imagen y comunicación, si la imagen se la cuida él solo y sus asesores están a sus ocurrencias y caprichos con el espejito, espejito, o si esa imagen se la trabaja La Nueva España, agradecida porque estén regalándole la TPA para chupetear las sobras de ese roído hueso llamado Asturias, favor no le hacen ninguno al patético Fernández, al que han dejado con una cara de estreñido que no se aguanta. A ver si ahora lo arregla una vez más contándonos que lee “libros gordos”.

Si nada dijesen de estas majaderías, nadie se fijaría en ellas, pero gracias a su espejito, a sus asesores o a José Manuel Vaquero, Fernández aparece ahora ante todos los asturianos como un fracasado.

 

¡Tiembla Caunedo! o ¿por qué chapotea Cherines con Morales en el PP, antes de que se aclaren los casos Aquagest y Pokemon?

24 jul

morales cherines

Por Xuaca Bobela

Llama poderosamente la atención el salto que acaba de dar la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, al incorporar a su partido con gran pompa y circunstancia, creando un enorme malestar entre buena parte de sus dirigentes, a Juan Morales, líder de una fracasada candidatura al Parlamento de Asturias denominada IDEAS, y después participante en la fallida operación Ciudadanos de Asturias.

Morales, que con IDEAS no logró sacar ni un diputado, y que dejó morir la fallida réplica asturiana de Ciudadanos sin llegar a convertirla en partido, se encuentra ahora con que su salto a la palestra se produce cuando su fracasada candidatura está siendo todavía investigada por la Justicia, por su financiación irregular desde la empresa Aquagest. Hay prisa. Si no, la cosa no se explica.

Hablamos de un asunto que tiene dos sumarios abiertos, uno en Galicia, conocido como Operación Pokemon, y otro en Avilés, conocido como “La Trama del Agua”, dos causas confluyentes que implican a numerosos personajes del PP de Asturias, empezando por la propia Mercedes Fernández. Crónica del editor perrofláutico Xuan Cándano:

Las escuchas revelan que Joaquín Fernández colocó en Aquagest a un hermano de ‘Cherines’ -que es abogado y se encontraba en paro- para cubrir una baja por maternidad. Y cuando acababa la baja y el contrato de su hermano, ‘Cherines’ quedó en acudir a una comida con el director territorial de Aquagest para ver si podía continuar la relación laboral, por indicación del propio Joaquín, porque “había que moverse algo”. En el PP un muro protector de silencio sobre su presidenta rodea a este episodio, aunque ella asegura que no tiene relación alguna con la empresa ni conoce a sus grandes responsables.

Dibujo

La Nueva España, que daba hace un año numerosos detalles sobre las escabrosas circunstancias que rodearon la financiación de la candidatura de Morales, hace ahora una demostración de la fragilidad de su memoria, al evitar contar nada sobre este asunto de incuestionable relevancia pública, pues no parece prudente darle tanto bombo al asunto, estando pendiente la investigación judicial sobre la financiación de aquella candidatura, sin que las personas de buena fe sospechen que aquí hay unos cuantos gatos en las mazmorras peperas. Ni al que asó la manteca se le ocurre lanzar ahora esta operación de cosmética cherinesca, protagonizada al alimón por Fernández y Morales. ¡Lean y recuerden!:

La Brigada de Delitos Económicos y Tecnológicos de la Policía Nacional, tras analizar las cuentas bancarias relacionadas con Miguel Ángel Villalba y su hermana Elena, concluye que la empresa Aquagest PTFA financió el partido Independientes de Asturias (Ideas), que presidía el propio Villalba y cuya lista electoral encabezó Juan Morales.

Morales, que fue el hombre de máxima confianza y el niño mimado del ex presidente del PP Ovidio Sánchez, que le utilizó para sustituir al ex portavoz parlamentario Javier Amandi cuando este quedó tocado por el llamado Caso Campelo (con epicentro en Langreo), estuvo haciendo intensamente la pelota a Sánchez durante una temporada, hasta que decidió coserle a puñaladas, sin lograr sus objetivos de hacerse con el control del partido tras matar a Sánchez por la espalda, por lo que se marchó del PP para impulsar la candidatura de IDEAS, con el ridículo resultado de todos conocido.

Tras el estrepitoso fracaso de IDEAS, Morales anduvo por ahí dando tumbos, y se juntó con otro rebotado de zoológico, Raimundo Abando, que no soportó que el Gobierno de Foro que le nombró presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés se disolviese, dejándole a él sin el mayor sueldo de los cargos nombrados por Francisco Álvarez-Cascos, lo que le pareció tan mal y tan insoportable que puso en marcha un proyecto político en el que metió de hoz y coz a Juan Morales. La Nueva España, siempre desmemoriada, tampoco cuenta hoy nada de esto que ellos mismos contaron en su día y nadie desmintió:

abandera (se refiere a Abando) una plataforma ciudadana de ámbito regional que está a punto de ver la luz en Asturias, según ha podido saber este periódico. “Ciudadanos por Asturias” se constituyó la semana pasada de la mano de quince fundadores, entre los que se encuentran el que fue candidato de Independientes de Asturias (Ideas) y portavoz del Partido Popular (PP) asturiano, Juan Morales; el ex gerente de Valnalón, José Manuel Pérez-Díaz, “Pericles”, y el ex concejal del grupo municipal Foro Asturias en el Ayuntamiento de Avilés, Alejandro Gelaz, confirmaron fuentes próximas al colectivo recién creado.

 

De todo esto nada quiere saber el propio Morales, porque es evidente que muy bien no queda, que justificó su tesis de la vuelta “a casa”, tras los fracasos de IDEAS y Ciudadanos por Asturias, asegurando que:

el popular es “el único partido en el que he militado”, toda vez que en Ideas, matizó, era un independiente que se puso al frente de la candidatura. Morales, licenciado en Derecho y funcionario de Justicia, fue allí cabeza de lista a las autonómicas de 2011 y arrepentirse, dijo ayer, “sirve de bien poco”. “Lo que hice lo hice con convencimiento, forzado por las circunstancias, pero siempre supe que mi casa era el PP”.

No poca gente se pregunta cómo es posible que “Cherines” haya montado este espectáculo, con enorme disgusto de amplísimos sectores del PP, que no ven en Morales otra cosa que a ese traidor que intentó matar a Ovidio Sánchez por la espalda después de haber sido durante un tiempo su más entusiástico adulador. La explicación es sencilla. Morales, gran depredador, sirve tanto para encabezar una candidatura en Oviedo como en Asturias si finalmente ella se quita de en medio, y de paso produce sarpullidos a los disidentes de Gijón.

Es decir, Morales, aparte de poner como motos a los gabinos, los goñis, los ovidios y demás, ha producido ya, sin menor duda, un ataque de surmenage en Agustín Iglesias Caunedo, que según dice Luis José Ávila, citando ilustres comunicólogos, se escondió sin su novia en los Estados Unidos, y plantó a Doña Letizia, para no encontrarse con Gabino de Lorenzo y eludir sus compromisos en relación con el Caso Jaime Reinares.

De acuerdo con esta idea, Caunedo, que es el que más conspira para serrarle la pata de la butaca a Mercedes Fernández, es también el que más tiembla en su escondite norteamericano, mientras prepara el traje de vaqueiro que va a vestir, en compañía de su novia, en el gran espectáculo de Aristébano, en donde, tendrá que explicar, con el intestino destrozado por la incorporación de Morales, cómo es posible que haya huido del enemigo, plantando a la Reina de España. El partido promete.

 

 

Hoy somos peores que ayer

17 jul

Especialmente el pequeño municipio de Santo Adriano y el resto de los Valles del Oso.

La sociedad que conforma una Comarca, un Concejo o un Pueblo cualquiera, está compuesta por personas de la más diversa índole; unas buenas, otras inteligentes, algunas poco lúcidas y también las hay, perversas, torpes, hábiles, desinteresadas y hasta auténticas hijoputas. A falta de otras unidades de medida conocidas para valorar la calidad de cualquier sociedad, se puede considerar apropiada, la media aritmética del compendio de bondades y maldades que tienen los miembros que la componen. Pues bien, cuando por las razones que sean, perdemos a uno de sus componentes, varía ligeramente la resultante final. Si marcha o desaparece un hijoputa la sociedad mejora; pero cuando por el contrario perdemos a alguien que acumula múltiples valores positivos, sufrimos un empeoramiento. Y esto último nos acaba de ocurrir en Los Valles del Oso.

Hoy ha fallecido Corsino Alonso Fernandez. Con 59 años y tras una grave enfermedad, en la pasada madrugada se ha ido un hombre bueno que además atesoraba otras múltiples virtudes. Tal como ya habíamos contado aquí mismo no hace muchos días, Corsino, que había sido alcalde de su Ayuntamiento, era noble pero con carácter, inteligente y culto, trabajador y altruista; en pocas palabras, un bien muy escaso en los tiempos que corren.

Su pérdida implica por tanto, una mengua de valores positivos en nuestra pequeña Comunidad y en consecuencia, un aumento de los defectos indeseables; y como la pérdida en muy grande, el incremento de maldad es notable. Sólo nos queda confiar en la Providencia (los ateos lo tenemos difícil) para que más pronto que tarde podamos nivelar la balanza, bien por la incorporación de personas con valores humanos o, incluso, por la marcha o pérdida de algún que otro de los hijoputas mencionados.

Los regidores del Ayuntamiento de Villanueva y de los demás que componen Los Valles del Oso, desaprovechan, otra vez, una buena oportunidad de valorar debidamente algo bueno que tuvimos, haciendo un merecido reconocimiento público a quien, desinteresadamente, dio lo mejor de sí durante una legislatura a favor de sus vecinos. Siendo mal pensados, hasta podría ser por el riesgo de quedar en evidencia en la, inevitable, comparación que haríamos con los actuales y bien pagados gobernantes.

Por el contrario, hay que destacar el ejemplar comportamiento de unos pocos amigos, que suplieron con creces la ausencia de familiares de Corsino, durante todo el proceso que hoy terminó. Especialmente de Jesús Manuel Muñiz Castro (Chus el de la Xanas) que no se separó de él, asumiendo incluso responsabilidades comprometidas que otros no quisieron o supieron hacer. Mis respetos Chus.

Oreyallarga

La crisis y el paro, diferentes apreciaciones

17 jul

Desde que surgió la crisis muchas son las teorías de análisis y solución a la  misma, quizás tantas como economistas hay. Joan Robinson estaba convencido que la mejor razón para estudiar economía, es para que los economistas no te engañen; debo admitir que tengo la virtud que no me engañan, pues sin estudiar economía no los escucho ni leo.

Quizás el término crisis también sea cuestionable, porque mirando alrededor sólo veo dispendio por parte de la Administración. Aeropuertos sin tránsito (de sobra conocido), autovías (Verín-Chaves) con una densidad de tráfico por debajo de los 100 vehículos hora; y ya sin ir más lejos, el cercado de los osos, por ejemplo. Administración que recorta sueldos a funcionarios, congela pensiones,  realiza impagos sin entrar a figurar en ningún registro de morosos, sube impuestos; provocando merma en el poder adquisitivo e incluso quiebras empresariales. J K Galbraith “la visión convencional sirve para protegernos de la dolorosa tarea de pensar”; puesto que, tampoco me gusta pensar, aceptaré lo de crisis; pero con reticencias.

Al hilo de lo  anterior, también huele a dispendio la asignación presupuestaria a la RAE. Institucionalmente se pronunció en el sentido que, en español el masculino también funciona como neutro. Les pagan y desoyen sus normas lingüísticas; pues el ejecutivo, los aspirantes y sindicalistas, sistemáticamente repiten los españoles y las españolas. Tal vez llegue un día que al igual que hay abogados y abogadas, haya periodistas y periodistos.

En una cosa estoy de acuerdo, la desintonía entre los ciudadanos y los que se dicen sus representantes; aunque afirman que estamos saliendo la crisis, se evalúa abrir los comedores escolares durante las vacaciones, para al menos garantizar una comida a los menores. El otro día, por casualidad, asistí a una conferencia de un político; en el turno de intervención para asistentes, aproveché para insistir en mi incredulidad en la superación inminente de la crisis; si bien, y en honor a la verdad, ahora me llegaba el dinero a fin de mes. Rápidamente y con mucha retórica me contestó, en el sentido que era una prueba fehaciente de la salida de la crisis y que ya la notaban los ciudadanos. Diagnosticar y valorar la situación con esa seguridad, prestancia y rapidez, sólo un “lince” podía hacerlo, pero lógicamente esa observación no me era permitida. En un pensamiento torpe yo creía que las ausencias nocturnas de mi mujer suponían un ahorro considerable o un ingreso extra.

Se nos venden los recortes en Sanidad y Educación, como necesarios y sin menoscabar la calidad; desde luego el recorte en Fomento afecta a la seguridad de la gente, aunque permanentemente se diga lo contrario. En las fotos se aprecia como la maleza oculta tanto señales de prohibición y de advertencia peligro, como señales de indicación y localización; las de identificación de carreteras ya ni les doy importancia. Maleza en algunos casos, pero es evidente que la falta mantenimiento provoca que la suciedad haga imperceptible la señal. Bueno, tal vez todo sea por nuestro bien, y las señales deban aparecer así de sorpresa entre la maleza como los agentes del benemérito cuerpo surgen  con cámaras o radares de cualquier escondrijo.

Gelu el Caminero

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores

%d personas les gusta esto: