La asamblea de IU anuncia el imparable relevo de Llamazares y Orviz

llamaorviz

Por Porompompón Porompompero

Cuenta Vicente Montes, en un artículo de opinión que publica en La Nueva España de este domingo con el título La semana que sacudió a IU de Asturias, que la asamblea celebrada ayer en Gijón por ese grupo político, debatió una resolución en la que se exige “un cambio en la estrategia política de Asturias” para realizar una “oposición clara” y estar a disposición de “consensuar con todas las fuerzas políticas” cambios en la actuación del gobierno de Javier Fernández. “IU aparece como un aliado permanente de este gobierno (del PSOE) sin poder imponer cambios relevantes”, señala el documento.

Gaspar Llamazares, que se pegó con Manuel González Orviz para seguir remando en la piragua de la política desde su último refugio asturiano, donde tiene el apoyo de La Nueva España y los poderes fácticos, como muleta de Javier Fernández contra la marea de Podemos que viene levantando las alfombras que a los supercicutas horrorizan, se encontró totalmente solo, cuando Orviz se apuntó a la convergencia con los de Pablo Iglesias.

Orviz, miembro del consejo de administración de SEDES que Vicente Álvarez Areces utilizó como testaferro para comprar las oficinas del Calatrava, para echarse una mano a si mismo y al hoy desaparecido José Cosmen, y de rebote al vergonzante jefe de la Policía Gabino de Lorenzo, quería seguir sacando pecho en las listas de lo que va a ser Unidos Podemos.

Demasiado para el cuerpo del más bragado tragador. Si IU aporta a Unidos Podemos a los viejos rockeros que durante los años horribles del PPSOE astur facilitaron los grandes chanchullos de Areces y Gabino, IU de Asturias no sólo no llevará más votos, sino que los restará, a las candidaturas de los del de la coleta.

El tímido pero imparable rechazo de la asamblea de IU de este sábado a la gerontocracia colaboracionista con el PPSOE anuncia un inevitable relevo de dirigentes sin alma en la decrépita chalupa que pilotan Orviz y Llamazares. Tienen demasiados muertos en los armarios.

Gabino de Lorenzo se prepara para dejar de ser jefe de la Policía

gabinocongresos

Por Juan Vega

Gabino de Lorenzo nunca se cortó ni un pelo, y acaba de realizar unas escandalosas declaraciones de autodefensa, al hacerse pública la faena de aliño de la Fiscalía en el Juzgado número dos de Oviedo, recomendando el archivo de las diligencias del Caso Palacios.

Gabino está a punto de abandonar la jefatura de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Asturias, y se nota en su llamativo nerviosismo. Desde sus últimos días de influencia en la Justicia del Gobierno, con su principal quebradero de cabeza a punto de ser neutralizado, se atreve a realizar una acalorada e imprudente defensa de su escandaloso negocio con la empresa Jovellanos XXI, en el que contó con la ayuda de dos influyentes familias de la plutocracia.

Utiliza Gabino las páginas de LNE para desviar la atención sobre el asalto a la caja pública que perpetró en comandita con esas dos conocidos clanes de empresarios, poniendo el acento sobre la falta de aprovechamiento, por parte del gobierno tripartito de Oviedo, de un edificio difícil, como es el Calatrava, aquejado de un pésimo diseño funcional.

Hay que reconocer que el actual gobierno municipal todavía no ha invertido la tendencia equivocada a organizar reuniones en el Auditorio, edificio de vocación musical, que fue utilizado durante años como palacio de congresos, cuando Oviedo carecía de un equipamiento de esa naturaleza.

Lo normal sería llevar tiempo ya organizando todas las reuniones públicas en Buenavista, pues aunque se trate de un edificio bueno, malo, o peor para esa finalidad, es el que hay, y los ovetenses vamos a tener que abonar su coste. ¡Nos lo comemos con patatas, queramos o no! ¡Este jeta nos lo colocó!

Eso sí, Gabino, responsable de la construcción y el despilfarro que supuso esa porquería de edificio, se atreve a decir que si, al final, el complejo de Buenavista no se convierte en el motor de actividad y atracción turística para el que fue concebido: “eso no será culpa de quienes políticamente decidieron la construcción de este Palacio de Congresos que, hasta ahora, no ha costado un euro al Ayuntamiento”. ¡Qué morrazo que tiene el tío!

El traslado del Carlos Tartiere de Buenavista a su actual emplazamiento, y la construcción del nuevo estadio desorientado y fracasado, la pérdida del solar del Vasco, el regalo de las edificabilidades del Vasco y Buenavista, la propiedad de dos grandes aparcamientos subterráneos, las licencia de gran superficie otorgadas a ambos complejos, según Gabino, no cuestan dinero. Es tan mentiroso que resulta imposible superarle.

Las buenas gentes de Asturias esperan anhelantes que un galopín, que es capaz de afirmar que tales despilfarros, por no decir malversaciones, no son dinero, debe ser urgentemente apartado de cualquier cargo público, y más de la dirección de la Policía, la Guardia Civil y de cualquier influencia sobre los funcionarios del Ministerio de Justicia. Y no creo necesario explicar por qué es tan urgente apartarlo de ahí.

Él, mientras tanto, se prepara para intentar asaltar el PP, pues tiene que seguir protegiendo su retirada después de tan monumental atraco, ya que nada peor podría ocurrirle que verse sin las defensas de las que ahora goza ante la inevitable reacción del pueblo de Oviedo, que tarde o temprano conseguirá que sus políticos dejen de mirar hacia otro lado y la Ciudad se persone ante la Justicia para exigir que Gabino de Lorenzo responda personalmente con su patrimonio de sus despropósitos.

 

 

La rabia de la Rodolfa

machismo

Por Porompompón Porompompero

A Belén Fernández Acevedo, que era presidenta de la SOF en la Corporación ovetense presidida por el ex alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, cuando su marido Rodolfo Sánchez era su jefe de gabinete, le molestó que Roberto Sánchez Ramos dijese que tanto ella como su marido forman parte del Clan de Morcín, en un rifirrafe periodístico sobre la Navidad ovetense. ¿Por qué le molesta tanto que se diga algo así? ¿En casa de qué ahorcado ha mentado Rivi la soga?

Es sabido que el Clan de Morcín, ya no existe, pues ni Caunedo vive ya allí -consiguió trasladarse a la milla de oro capitalina aunque nunca se le haya conocido oficio ni beneficio-, donde tenía un adosado pegado al de Sánchez y Fernández, ni su ex mujer, Isabel Pérez-Espinosa, habita tampoco en la ribera del Caudal, puesto que tras su fracaso electoral, se largó a buscar climas más secos y cálidos en la dirección territorial de la Zona 1 de la empresa pública ACUAES. Luego ya no hay clan, porque sólo viven allí Rodolfo&Rodolfa.

Pero hay más. Dice Acevedo, haciendo una vez más de boca de ganso de su esposo -por eso la llaman “la Rodolfa”-, según La Nueva España, que a Rivi “le ha engañado su nuevo “jefe de incultura”, en una clara alusión a Juan Vega, el editor de ForoProaza, esta página de libertad: “Le está contagiando su forma de actuar porque no hay más clan de Morcín que el que inventó su enfermiza mente para seguir haciendo el mal”.

Lo que dice Fernández Acevedo es cierto. No lo de que a Vega le guste hacer el mal, lo que viniendo de esta especie de Cruella de Vil de calella es para él un gran halago. Es cierto, como dice la Rodolfa, que ya “no hay más Clan de Morcín”, pero no porque como dice la señora de Sánchez, lo inventase la mente maligna de Juan Vega, sino porque sus componentes se han marchado -“las estrellas por la noche han perdido su esplendor“-, y además, los miembros de este grupo de listillos, han ido cayendo en sus propias trampas.

Sánchez, marido de Fernández Acevedo imputado en el Caso ASAC, sigue a la espera de que se depuren sus responsabilidades en las falsedades detectadas en su día en la contratación de periodistas. Caunedo está imputado en Pokémon y Pérez-Espinosa, hundida políticamente tras su fracaso electoral, sigue mamando a duras penas de las precarias ubres de Mariano Rajoy. Todos ellos esperan, además, a que el Tripartito los meta en los tribunales de una vez, por el expolio que organizaron en la carpa de La Ería, un asunto en el que no hay más cera que la que arde, del que los restos del Clan de Morcín tendrán sin duda que dar pormenorizadas explicaciones en el lugar adecuado: los tribunales de Justicia.

De La Senda del Tiempo, Celtas Cortos, dedicada al Clan de Morcín:

A veces llega un momento en que
te haces viejo de repente
sin arrugas en la frente
pero con ganas de morir
paseando por las calles
todo tiene igual color
siento que algo hecho en falta
no se si será el amor.

Me despierto por la noches
entre una gran confusión
es tal la melancolía
que está acabando conmigo
siento que me vuelvo loco
y me sumerjo en el alcohol
las estrellas por la noche
han perdido su esplendor

He buscado en los desiertos
de la tierra del dolor
y no he hallado mas respuesta
que espejismos de ilusión
he hablado con las montañas
de la desesperación
y su respuesta era solo
el eco sordo de mi voz

Javier Fernández y Francisco Álvarez-Cascos, dos caras del mismo fraude a los electores

javicascos
Cascos y Jamandula, tanto monta, monta tanto, Francisco como Javier

Por Juan Vega

Javier Fernández decía, en 2011, que Francisco Álvarez-Cascos era incapaz de entenderse con el PP, es decir, con quienes él sostenía por aquel entonces que debían ser los aliados naturales de Foro, ante los lloriqueos con los que el ex vicepresidente del Gobierno de José María Aznar, que nos vendió a muchos la moto regeneracionista en la Asturias podrida por Gabino de Lorenzo y Vicente Álvarez Areces,  justificó su vergonzoso abandono de la responsabilidad que le habían otorgado los electores asturianos. Pocos años después, la traición de Cascos a sus electores y seguidores, dio la razón a Jamandula, al entregarse a Mercedes Fernández, con armas y bagajes, a cambio de unas lentejas con chorizo.

Después, el presidente ausente, pactó con los ahora “aliados naturales” de Cascos, y entonces sus adversarios, unos Presupuestos impuestos por el Ibex 35 local, y una reforma legal, la de la TPA, que dejó el sacacuartos televisivo público sin consejo de administración que controlase sus chanchullos, para que los deudos audiovisuales del PP y del PSOE se repartiesen los gajes. Ahora, el enchufado de José Ángel Fernández Villa en la Consejería de Industria, remata su faena, mostrándose incapaz de pactar con sus propios “aliados naturales” lo que fue capaz de pactar con los “antinaturales”.

Y Asturias sin presupuestos, mientras el rollo patatero de la izquierdona y la derechona da sus últimas bocanadas en un calcinado Principado en el que nadie se traga ya los discursos de justificación de la “casta” que debate públicamente sobre el montante de sus nóminas, inútiles para la gente y muy rentables para el Ibex 35 local.

José Ángel Gayol, de Podemos, firma un interesante artículo, “Javier Fernández y la credibilidad“, en La Nueva España, sobre tan apasionante historia de engaño, indolencia y frustración.

Avilés saca pecho en Cultura tras el final del desmadre arecista

Interesante artículo de Saúl Fernández en La Nueva España de Avilés, en el que se hace sangre de los compromisos de Oviedo con su Festival de Ópera:

teatroaviles

Lo que sucede en Avilés con el el teatro tiene mucho que ver con el arte de la magia: en 2015 se programaron cuarenta y pico funciones y se invirtió en su contratación poco más de lo que cuesta un espectáculo de la temporada de ópera de Oviedo; un presupuesto que, además, es la mitad del que el concejo empleaba para Cultura en los años dorados, los anteriores a la crisis (que echó a andar en 2008). Y, además, todo en cuatro (o cinco) escenarios gestionados por dos administraciones distintas: el teatro Palacio Valdés y el de Los Canapés corren de la cuenta del Ayuntamiento de Avilés; y el auditorio, los vestíbulos y el Club del Niemeyer, de una fundación controlada por el Principado. En total: algo más de 300.000 euros. Pero no todo sirve para contratar: con ese dinero también se pagan los autores, la publicidad… Así que, de nuevo, el primer aplauso del año se lo llevan los programadores que insisten –contra viento y marea– en mantener una ciudad de las afueras de las afueras en la primera división de las artes escénicas nacionales.

bocadilloEn 2015 se estrenaron en Avilés dos de los éxitos más grandes del teatro en España: “Buena gente” y “Reikiavik”. La primera contó con Verónica Forqué como superestrella sideral y, en la segunda, lo que destacó fue un guión perfecto obra del escritor de teatro más importante de los últimos años: Juan Mayorga. Se da la circunstancia de que Mayorga volvía a la dirección escénica, oficio en el que había debutado también en Avilés, con “La lengua en pedazos”, cuya primera función se vio en Los Canapés, cuando el Palacio Valdés estuvo de obras. Además de esto, David Serrano regresó a la comedia y también a Avilés después de los dramones “La venus de las pieles” y “Lluvia constante”. Los dos espectáculos, tras su paso por los escenarios avilesinos (los dos, en el Palacio Valdés) lo dieron todo por toda España.

La otra obra del año fue “Cuando deje de llover”, esta vez en el auditorio del Niemeyer. Un éxito de una pequeña productora que supo elegir un texto redondo (de Andrew Bovell) que tomó forma gracias al talento de un director extraordinario como es Julián Fuentes Reta.

Pero no sólo éstas: el año comenzó con otro estreno de esos delicados: “Invernadero”, de Harold Pinter, pero con Mario Gas en la dirección escénica (en marzo vuelve con “Sócrates”), y con Tristán Ulloa y Gonzalo de Castro, superlativos. Para ver buen teatro, pues, hay que hacerlo en Avilés: los datos son contundentes. Y la afición, ampliada. El ciclo Off Niemeyer junta montajes de pequeño calibre, pero de gran talento: “La mirada del otro”, de María San Miguel y Chani Martín, o “Trinidad”, de Ana Fernández Valbuena son sólo dos de ellos. Comienza un nuevo año y todo apunta a que los presupuestos municipales (y los regionales) se van a prorrogar. Veremos.

Javifer conspira en Madrid mientras Asturias arde

Dicen que lo hacen por España, pero toda España sabe que el actual rechazo socialista del ejercicio del derecho al referéndum catalán, nada tiene que ver con su amor la patria, sino con el calendario del próximo congreso del PSOE.

Susana Díaz, que quiere que Pedro Sánchez se baje del caballo antes de la próxima primavera, porque olisquea nuevo ciclo, se ha cogido de escolta al abúlico Javifer, que conspira en Madrid, mientras Asturias arde por los cuatro costados.

 

Cascos va ahora a por Moriyón

moriyón

Francisco Álvarez-Cascos está exultante y se nota. Otros, cuando entran en subidón, bailan, cantan o hablan sin parar. Cascos, buen cazador como su maestro Manuel Fraga, celebra sus triunfos matando, y para eso sabe que no hay nada como buscar y esperar a la pieza al rececho, para no equivocarse en el momento de apretar el gatillo, sin que el viento delate su presencia alertando el olfato de la presa.

¿Tiene motivos Cascos para estar contento? Por supuesto. No es para menos: acaba de librar su comparecencia, en plena campaña electoral, en la pieza separada de la Gürtel dedicada a las adjudicaciones irregulares de Aena. En 2009, Francisco Correa, el cabecilla de la trama, había declarado ante el juez Baltasar Garzón: “Paco Cascos, con el que tenía cierta relación, me dio la cuenta de Aena”. Ahora todo parece indicar que el marrón le va a caer al entonces director de comunicación de la entidad, Ángel López de la Mota.

Y es que el nombre de Cascos no aparece finalmente en el auto firmado el pasado uno de diciembre por el juez José De la Mata porque la Udef no pudo acreditar su relación con el acrónimo “P.A.C.”, que aparece en la contabilidad de la trama como receptor de fondos. Es sabido que en la contabilidad B de Luis Bárcenas sí aparecen en cambio “A. Pac” y “Paco AC”, siglas que el extesorero del PP relacionó con Cascos. Los enredos de Cascos con la Udef se acabaron hace tiempo, desde que Mariano Rajoy empezó a mirar con buenos ojos a su hoy “socio” asturiano, tras su declaración ante el juez Pablo Ruz en agosto de 2013.

¿Y en qué se nota el “subidón” casquista? Cascos, que tiene a Carmen Moriyón contra las cuerdas desde que inició el camino de vuelta al PP colocando a Cristina Coto como presidenta-marioneta de Foro, sigue un camino pautado que pasó por el apoyo a Mercedes Fernández en la investidura presidencial de Asturias y la formación de una coalición electoral con el PP que sólo se explica a partir de la destrucción de ese movimiento político, a cargo de su propio creador.

Cascos tiene ahora trabajo como “abrelatas” en una empresa de seguridad que según La Nueva España recibió diez millones en contratos de administraciones vinculadas al PP en el año 2014, y sin duda debe ser verdad, puesto que el hombre que tiene la pistola judicial al cinto y desenfunda a la menor, en esta ocasión calló como un afogao.

Así que además de conseguir la tranquilidad para P.A.C. también ha encontrado trabajo, y una oferta irrestible de Rajoy que le ha regalado dos puestos en el congreso y el Senado para dos fieles acólitos, lo que a su vez también es una pasta en mano que el Estado entrega a Foro, que no tendría derecho ni a un euro de no haber sido por este otro aguinaldo, entregado a cuenta de las subvenciones electorales, que le vendrán muy bien, a él que parte y reparte el dinero, y se lleva la mejor parte, de lo que se administra en Foro sin dar cuentas a nadie que no sea su propia sombra.

Por eso, y ya de subidón a tope, sus socios del PP le exigen a Cascos que siga con su parte del trato, que no es otra que rajar, asesinar políticamente, a quienes le siguieron fielmente en su particular remedo del aciago camino del Rey Felón Fernando VII, que pasó de la añoranza al odio de sus súbditos sin solución de continuidad.

El asesinato político de la alcaldesa de Ribadesella, Charo Fernández Román, a la que ya acosó alentando el transfuguismo y la traición en su propio equipo, y del alcalde de Salas, Sergio Hidalgo, junto con el ex alcalde de Valdés Modesto Vallejo y la afiliada de Ribadesella Rosa Cerra, es ya un movimiento de ataque abierto en la guerra cuerpo a cuerpo que mantiene desde el II Congreso de Foro para quitarse de en medio a Carmen Moriyón, alcaldesa de Gijón.

Poco a poco, golpe a golpe, ella ya está contra las cuerdas al verse formando parte de un partido que de la noche a la mañana pasó de ser una fuerza regeneracionista, renovadora y crítica con la “casta” del bipartidismo, a convertirse en una muleta del PP, algo que sin duda resulta insostenible para el resto de las fuerzas políticas presente en el Ayuntamiento de Gijón, y especialmente para Xixón Sí Puede, cuya abstención permite que Moriyón sea alcaldesa en mayoría minoritaria.

Lo que importa realmente no es que Charo y Sergio no hayan hecho campaña con un partido como el PP, del que la masa de los afiliados y votantes que siguieron en su día a Foro no quieren saber nada. Lo que importa es que ambos respaldaron a Moriyón, en la reunión celebrada con los entonces alcaldes de Foro, en Siero el sábado 14 de Febrero de este año, organizada por Cascos para meterles la cataplasma del apoyo a su presidenta-marioneta como número uno del partido que maneja a su antojo y con el que trafica en estos momentos con un descaro asombroso.