La Nueva España no publicó las declaraciones de Juan Vega sobre el Circo de Zapico pero recoge la respuesta del director socialista de la Fundación Oso

Imagen

La Nueva España censuró las declaraciones de Juan Vega, vicesecretario de Comunicación de Foro Asturias, sobre la situación de las inversiones públicas que gestiona la Fundación Oso de Asturias, la FOA; es decir, sobre las piscinas de Buyera en Santo Adriano (cerradas, sucias y abandonadas), la Casa del Oso y la torre de Proaza, así como el cercado de las osas Paca y Tola, y en general, sobre la dramática situación de las grandes inversiones públicas en ese importante complejo turístico y de ocio. ¿A dónde ha ido a parar todo el dinero que allí se generó en estos años?

La censura socialista que se abatió sobre estas declaraciones del de Foro en el diario gubernamental La Nueva España no sirvió de nada, puesto que la noticia corrió como la pólvora. El complejo es la estrella del verano en la comarca, su motor económico, y uno de los grandes clásicos del turismo interior en Asturias. Pero lo peor de todo es que la Nueva España intentó ocultar que Juan Vega pedía una auditoría, porque, dijo, “mucho nos tememos que allí hay irregularidades muy parecidas a las que aparecieron en el Niemeyer”. Ésa es la clave de lo que está ocurriendo.

El escándalo en de la Fundación Niemeyer, comenzó cuando se supo que Corporación Masaveu y Cajastur se habían negado a firmar las cuentas. En la página de la Fundación Oso, figuran a día de hoy varias empresas, que es sabido, no están ya en el patronato. ¿Por qué siguen ahí? En esa página se dice que CajAsturHidroeléctrica del CantábricoDuPont Ibérica, Suzuki, Ibérica de Servicios e Inversiones, Sociedad Anónima de Trabajos y Obras (SATO),  Aguas de FuensantaAceraliaHUNOSA, la Fundación Príncipe de Asturias y la S.A. Tudela Veguín, forman parte del mismo. Es evidente que es mentira, y que no es ése el patronato de la FOA, y que esas empresas no tienen ninguna responsabilidad por lo que allí hace y deshace Zapico a su antojo.

Odile

Y es que nadie sabe qué pasa con los ingresos de la FOA. Las piscinas están sucias y cerradas para frustración de los miles de turistas que pasan por el área recreativa de Buyera, la Casa del Oso tiene la cafetería cerrada y una exposición permanente que se cae a trozos, el marketing brilla por su ausencia y los juegos infantiles están cubiertos por la maleza.

Pero la cosa no queda ahí. La iluminación espectacular de la torre de Proaza no funciona, y sobre todo, las osas, Paca y Tola, que pronto cumplirán veinticinco años, y que vivían en semilibertad en un maravilloso cercado hoy hecho cisco, viven en una intolerable situación de maltrato animal, del que intentan hacer responsable a la presidenta de la Fundación, Odile Rodríguez de la Fuente, de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente –en cuya página de Facebook son ya visibles las protestas-, a la que han embarcado al frente de este deprimente gulag osero, para intentar cubrir con el prestigio de la figura de su padre los desmanes y la rapacidad de los socialistas astures.

miren

Paca y Tola forman parte ahora de la plantilla de un circo, montado por el político socialista Carlos Zapico, contratado a dedo por Vicente Álvarez Areces para dirigir la Fundación Oso, tras cesar como presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón. La barbaridad tenía que ser cosa de Zapico, que lo mismo sabe de barcos que de osos, con tal de que le paguen un sueldo, aunque para ello tenga que matar a Paca y Tola. Sólo a él se le ocurre, encerrar a este símbolo de la naturaleza asturiana en una jaula montada en suelo privado, a la que sólo se puede acceder previo pago de dos euros.

Las osas del Circo de Zapico se encuentran sometidas a un encierro implacable, sin un mal árbol para refugiarse de los rigores del estío, lejos de su cercado en el que tenían sombra, alimento e intimidad, porque un político socialista nombrado a dedo director de la Fundación Oso, se zampa con su sueldo inútil, su Toyota y el carburante que gasta a diario en sus desplazamientos entre Gijón y Proaza, el presupuesto que debiera haber servido para hacer más agradable la vida de estos animales queridos por todos los asturianos, y cuidar un poco todo ese patrimonio que le ha sido confiado por sus conmilitones.

La Nueva España que censuró a Juan Vega sus declaraciones sobre el circo de Zapico, no tiene más remedio que hacerse eco este martes de la enorme polémica creada en los Valles del Oso y en toda Asturias, y en un despiece titulado “La Fundación Oso argumenta que es una fuente de financiación”, siguen intentando justificar el maltrato animal socialista, de la que silban y miran para otro lado, como si ellos no hubiesen censurado la noticia. Da igual, todo el mundo en Proaza, Santo Adriano, Quirós y Teverga, como en media Asturias, se enteró de lo que denunció Foro, aunque La Nueva España lo haya ocultado, porque La Nueva España, poco a poco, con estos trabajos sucios, está perdiendo el poco prestigio que le quedaba, y a día de hoy se puede decir, que a poco que se mueva un asunto relevante, da igual que ellos se hagan eco o no, la gente se entera igual.

La Nueva España manda cada vez menos en Asturias. Afortunadamente para nuestra democracia pervertida. Si un empresario periodístico quiere mandar, que se presente a las elecciones.

Imagen

Anuncios

5 thoughts on “La Nueva España no publicó las declaraciones de Juan Vega sobre el Circo de Zapico pero recoge la respuesta del director socialista de la Fundación Oso

  1. El mero hecho del abandono de unas instalaciones públicas, con un deterioro tan ostensible de medios y animales, debería ser estudiado por la autoridad competente.
    En el momento oportuno la nueva fiscal superior de Asturias, la asturiana María Esther Fernández García, debería recibir la correspondiente denuncia, porque lo que se está cometiendo en la Fundación Oso es un presunto delito.

    El manso con atributos, Carlos Zapico, también intervino en el urbanismo de Gijón en su etapa como concejal de Urabinismo del PSOE, antes que Jesús Morales, y fue actor principal del llamado “caso ALCAMPO”.

    Hay que remontarse al año 1980 para conocer cómo el Ayuntamiento de Gijón dio licencia de obras al Hipermercado Al Campo a pesar de dos informes consecutivos desfavorables del arquitecto municipal. Los terrenos los adquirió la marca francesa a precio puta ya que estaban calificados como suelo rústico no urbanizable.

    Como esta historia es fruto del trabajo de investigación de Antón Saavedra, les dejo el enlace que él lo cuenta con un sentido del rigor cargado de humor ácido del que no les debo privar.

    Solo incitarles a la lectura con el resultado final: Carlos Zapico después de la operación Alcampo, salió disparado a la presidencia de la Junta de Obras del Puerto de Gijón, donde pernoctó durante muchos años al pié de La Figar.

    http://antonsaavedra.wordpress.com/2009/04/02/corrupcion-urbanistica-en-el-ayuntamiento-de-gijon-i/

  2. Pasó la oportunidad de hacer algo en este (la foa) llamado por ustedes chiringuito socialista”, pero que hicieron cuando gobernaron Asturias, no hace mucho? NADA!y ahora venga fiesta, Y RASGARNOS las vestiduras y a sacar rédito político. Queremos soluciones! ideas propuestas, soluciones de futuro, pues está en juego el motor económico de la comarca, ó no lo ven!!!, claro como no les afecta en sus bolsillos!!! al plato vendreis arbeyos!!!

  3. Me importan un pimiento las instalaciones hosteleras, piscinísticas etc. Lo único importante de todo esto es el maltrato de animales inocentes por dinero. No es El Sr Zapico, al que digo en su cara lo que opino de su persona y gestión cuando nos cruzamos, el único responsable de la tortura animal, tambiėn lo son, por supuesto, los responsables socialistas asturianos y del resto de España y la pandilla de Proaza y alrededores que gana dinero con la situación (los hosteleros fundamentalmente). Estos pobres osos están desquiciados desde hace años, sufren Lo que no podemos ni imaginar, encarcelados, abrasados por el sol, sin arboleda, sin nada que recuerde a su håbitat…y encima soportando las miradas y las sonrisas estúpidas de familias subnormales que les hacen fotos..
    Javier Fernández, Carlos Zapico, Hosteleros de la zona contentos con la situación: me dais un asco imposible de expresar por escrito.
    Los de Foro, que hasta ahora me daban ganas de vomitar, son ahora, para mí, gente simpåtica por tener un mínimo de decencia y protestar contra la tortura de tan repulsiva situación.
    Propongo tomar las armas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s