Sargadelos, la primera revolución anticapitalista de España

sarga
Vajilla mesocrática del Sargadelos galleguista

Por J. V.

Sargadelos, durante muchos años timbre de gloria del orgullo patrio galaico, es sinónimo de vajilla mesocrática para las bodas de la pequeña burguesía finistérrica, producto de éxito que se extendió allende las fronteras de la Galaecia contemporánea. Es también símbolo de permanente fracaso empresarial y de hambre inagotable de fondos públicos. Sin embargo, no es tan sabido que en sus orígenes, que se remontan a las postrimerías del siglo XVIII, el complejo fabril de Sargadelos fue el escenario de lo que se puede calificar como la primera revolución anticapitalista que tuvo lugar en España.

Esas vajillas y objetos cerámicos mayoritariamente de color azulón cobalto, alcanzaron gran popularidad, gracias a la promoción de la que se beneficiaron a lo largo de los años gloriosos asociados a la Transición española y al desarrollo autonómico de Galicia, en un proyecto privado generosamente subvencionado por su innegable impacto político para la comunidad. Inyectarle dinero a Sargadelos era apostar por la identidad gallega. Manuel Fraga, uno de los puntales de la consolidación de esa identidad, no dudaba en regalar figuras de la fábrica renovada de A Mariña a sus visitantes ilustres, entre ellos Fidel Castro

20170823_160243
Conjunto histórico de Sargadelos

Pero los inventores de este conglomerado que acompañó la singladura de la naciente nación gallega que contribuyó a configurar la tríada confederal de la asimétrica España autonómica, no lo sacaron de la nada. Había mucha historia detrás. La operación, aparentemente una obra maestra de ingeniería social identitaria, se construyó sobre los restos ocultos por la maleza de una antigua siderurgia y fábrica de loza y porcelana que incluye sus piezas supervivientes en las agendas de los mejores anticuarios.

Resulta muy digno de un pormenorizado estudio el contraste estilístico de la evolución entre las piezas del viejo y del nuevo Sargadelos, entre una gran industria que se movía en el cosmopolitismo de las formas y de los motivos decorativos con una visible influencia británica, líder por entonces de las manufacturas cerámicas en Europa, en una empresa capitalista pionera, el estilo de tópica raíz celta que empapó un proyecto de “recuperación” que estaba destinado a terminar como el rosario de la aurora, a cuenta del conflicto entre los intereses particulares de sus promotores y su discurso nacionalista, pues con él se justificaron ilusiones colectivas y esos ríos de dinero público que se escurrieron entre los mimbres de una cesta que llevaron su polémica gestión, una y otra vez, a los titulares de prensa.

20170823_161308
La vieja fábrica de Sargadelos producía piezas hoy enormemente cotizadas en el mercado de las antigüedades

Las apasionantes reliquias que ahí están a disposición del curioso visitante del antiguo conglomerado fabril que se pueden contemplar hoy en el Museo Histórico de Sargadelos, forman un conjunto de primera magnitud de la arqueología industrial de finales del siglo XVIII español, pues en su origen estuvo la primera siderurgia gallega levantada en 1790, a la que se añadió la fábrica de loza en 1806. De todo ello quedan restos dignos de conocer con una detenida visita al conjunto monumental situado a corta distancia del caótico recinto fabril que aún hoy en día intenta explotar esa marca.

20170823_162143
Dependencias en ruinas del abandonado conjunto fabril de Sargadelos

La red de tiendas de la moderna fábrica de Sargadelos se extendió a Madrid, Barcelona y hasta la glamurosa ciudad de Milán, y popularizó la marca fuera de Galicia con todo tipo de bibelós y objetos con pretensiones célticas y gallegistas, marcadas por un estilo común que encuentra la raíz de su estética en la asociación de varios intelectuales galleguistas y antifranquistas. Y es que detrás de tan peculiar industria, había todo un proyecto a lo Bauhaus, creado desde el Laboratorio de Formas de Galicia, montado en el exilio, en Argentina, entre el ceramista Isaac Díaz Pardo y el pintor, escritor y ensayista Luis Seoane con la colaboración del arquitecto Andrés Fernández Albalat, autor del proyecto de la nueva fábrica de Sargadelos.

Esa operación de largo recorrido terminó como el rosario de la aurora y entre los ERE, las disputas accionariales, concursos de acreedores y conspiraciones de todo tipo, el emporio del Sargadelos contemporáneo se fue a tomar vientos cuando todos ellos se tiraron los platos a la cabeza, para acabar bajo el control de Segismundo García, un empresario de Ribadeo, que en estos momentos intenta reflotar la empresa, encargando mantelerías en Portugal, bolsos en Ubrique y diseños de cerámica de Pepa Poch y Ágatha Ruíz de la Prada.

Pero la historia de Sargadelos da para mucho más que para una visita a la actual fábrica situada en Santiago de Sargadelos, municipio de Cervo, en la costa lucense de Galicia.

antonioraimundo
Antonio Raimundo Ibáñez, marqués de Sargadelos

Según Pegerto Saavedra, catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Santiago de Compostela, cuando el asturiano de Santalla de Oscos, Antonio Raimundo Ibáñez, marqués de Sargadelos y fundador, entre otras muchas cosas, de una primera fábrica de loza murió asesinado el 2 de febrero de 1809, no lo fue, como suele decirse, en calidad de “afrancesado”, sino que fue el odio del pueblo de A Mariña de Lugo, el que terminó con su vida, como culminación de un motín revolucionario que había tenido lugar en 1798, el primer alzamiento popular con esas características tan modernas, en la historia de España (1):

…, lo que entonces no habían conseguido sus numerosos enemigos hallaron ocasión de llevarlo a término en las circunstancias turbulentas de comienzos de febrero de 1809: el ensañamiento con su cuerpo en la “agras” de la aldea de Dompiñor, el anonimato de un crimen cometido a plena luz del día y la frialdad de la partida de defunción redactada por el rector de la parroquia Ribadeo dan idea de que había unas ansias de venganza que venían de muy atrás .

Así pues, Ibáñez fue un raro representante de un capitalismo emergente que concitó el resentimiento de unos, la envidia de otros, y el odio de casi todos, y que llegó a protagonizar un motín sorprendente que puede y debe calificarse como revolución anticapitalista. El marqués, un hombre humilde de la remota comarca de los Oscos, se hizo asombrosamente rico comerciando con el capital de la familia Arango y Mon, de Ribadeo, utilizó ese capital para desarrollar un gran proyecto industrial que chocó con las inercias del Antiguo Régimen.

20170823_163141
Acequia del conjunto que discurre por el denominado “paseo de los enamorados

En Sargadelos se explotaban los recursos naturales, caolín, hierro, agua a raudales, montes de los que obtener la madera para transformarla en carbón vegetal y puertos como el de San Cibrao donde todavía se puede ver hoy los restos de la fábrica de porcelana. A Ibáñez se le acusaba de pagar poco, de obtener cargas de leña mediante mecanismos feudales abusivos y vejatorios, al imponer su acarreo a los campesinos y el uso de sus montes comunales, de importar el lino y arruinar las cosechas autóctonas, de disponer de cárcel y guardia propia, etcétera, etcétera (2):

El 30 de abril de 1798, hace 219 años, 4.000 vecinos de 17 parroquias A Mariña se concentraron con sus carros y aperos en Cordido y Trasbar y se dirigieron al complejo industrial de Antonio Ibáñez en Sargadelos. Los estaban esperando y fueron recibidos a tiros. Se apoderaron del almacén de pólvora, asaltaron e incendiaron la fábrica y atacaron a los operarios y a los 30 soldados que protegían las instalaciones.

revosrgaIbáñez se recuperó de aquel desastre y aunque en el proceso judicial se pusieron en tela de juicio sus abusos, los tribunales justificaron a los amotinados. En 1800 la Corona sobreseyó la causa a cambio de indemnizar al Marqués con 700.000 reales que le sirvieron para la nueva fábrica de loza que puso en marcha en 1806, y que no llegó a explotar, porque su asesinato en 1809 le impidió ver funcionando lo que acabaría siendo ese icono del galleguismo que ahora agoniza convertido ya directamente en una industria de “pijaditas”.

(1) “Más que un ilustrado, el marqués de Sargadelos era un hombre de acción“. Faro de Vigo 2-II-2009

(2) “Sargadelos acogió la primera huelga revolucionaria de España hace 219 años“. La Voz de Galicia 30-IV.2017

Anuncios

El segundo asesinato de Melquiades Álvarez

PARTIDO-REFORMISTA-MELQUIADES-ALVAREZ

El político gijonés Melquíades Álvarez fue asesinado, tras una farsa judicial, en el asalto a la Cárcel Modelo de Madrid en la noche del 22 al 23 de agosto de 1936, hace ahora 80 años. Asturias se enorgullece del personaje, al menos de manera retórica, ya que podemos leer estos días en los medios numerosos artículos, oportunistas la mayoría, interesante alguno, sobre su poderosa figura, siempre una puerta abierta al pensamiento político ajeno al gregarismo y la mediocridad que marcan nuestra vida política.

Melquiades es una referencia a la hora de reflexionar sobre nuestros desastres, pero lo que no todo el mundo sabe es que a su asesinato en la Guerra Civil, hay que unir un segundo asesinato, perpetrado contra su figura por el conservadurismo asturiano encarnado en la alianza entre PP y Foro. Todo parece indicar que sus dirigentes utilizaron durante muchos años la figura de Melquiades, de forma indebida, generando financiación opaca, a través de una fundación que llevaba su nombre, y que espera un fogonazo de luz sobre lo ocurrido, y más ahora que se habla de transparencia a la hora de formar gobierno en España.

A día de hoy deberíamos saber ya qué armaron algunos con la Fundación que explotaba, para ordeñarlo, el nombre del prócer, de cuya situación lo ignoramos todo, pues nada se publica al respecto, desde que su familia denunciase que sus patronos, todos ellos vinculados al PP, sin conocimientos que avalen su papel como directivos de una fundación que se supone tendría que cultivar la memoria de Melquiades y el melquiadismo, que junto con la hoy presidenta de Foro, el partido organizado por Francisco Álvarez-Cascos para montar su particular chiringuito financiero, utilizaron como pretexto la figura del padre del reformismo español para llenar arcas y bolsillos, de manera tan vergonzosa como opaca.

El 17 de noviembre de 2011, Manuel Álvarez-Buylla, bisnieto del político, denunciaba alto y claro lo ocurrido, en La Nueva España:

En el 2010 recibimos un fax de la gerente del PP en Asturias, María Millán, adjuntándonos un acuerdo del patronato de la Fundación Melquíades Álvarez celebrado en diciembre de 2009 en el que se acordaba la extinción y liquidación, dando cuenta al registro de fundaciones; pero a día de hoy no tenemos noticia del cumplimiento efectivo de dicho acuerdo.

Los responsables del desaguisado que intentaban borrar pistas de sus actividades, y que al parecer no han podido disolver la fundación de manera efectiva, porque no hay quien justifique sus cuentas, eran, hace cinco años, de acuerdo con los datos únicos datos que se conocen y que dio la familia, Ovidio Sánchez, como presidente, Reinerio Álvarez como secretario, Salvador Garriga, Cristina Coto, Felipe Díaz y Pedro Gorriz, todos ellos gente de aparato, y no precisamente intelectuales interesados en la figura del político asturiano.

El bisnieto de Melquiades pidió explicaciones que nunca se le dieron:

¿Se han concedido subvenciones a la Fundación Melquíades Álvarez todos estos años? Si ha sido así, ¿por qué se ha hecho de manera irregular, ya que la Fundación nunca presentó las cuentas de la misma en el registro de actividades? ¿Quién ha cobrado las ayudas públicas? ¿Sigue sin disolverse la Fundación? ¿Por qué los órganos oficiales del Principado no dan información? ¿Por qué tapó el Gobierno de Álvarez Areces todas estas supuestas irregularidades?

Es sabido que las fundaciones controladas por los partidos carecen en realidad de fines propiamente culturales, y el ejemplo del segundo asesinato de Melquiades Álvarez a cargo del rancio aparato del PP asturiano, trae causa en una Ley de Financiación de Partidos que permite que fundaciones controladas por burócratas sin escrúpulos reciban donaciones de empresas concesionarias de contratos públicos, con cuantías muy laxas, así como elevadas subvenciones procedentes del Ministerio de Cultura y de la Comunidad Autónoma, de cuyo destino nada sabemos, salvo que se utiliza para cualquier cosa menos para un fin cultural o altruista.

Caunedo cuida nuestras noches en blanco

caunedo
Pinche en la imagen si desea leer cómodamente el artículo de Caunedo

Por Juan Vega

  • La Noche blanca, una mala traducción de Jorge Fernández León, de las noches en blanco que comenzaron en Nantes
  • Las “noches en blanco” se celebran en todo el mundo y cada uno las organiza a su manera

Hay cierta polémica sobre qué es ese invento asturiano llamado la Noche Blanca, a partir de un encendido artículo publicado en La Nueva España por Agustín Iglesias Caunedo, en el que se critica la propuesta formulada al concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, por la Fundación Juan Muñiz Zapico, que pretende realizar en la misma noche en la que Oviedo viene celebrando ese acontecimiento en estos últimos años, un recorrido sobre los escenarios de las consecuencias de la Revolución de 1934 en la Capital astur.

Las “noches en blanco” que se celebran en todo el mundo –y en un montón de ciudades españolas– sólo tienen algo en común, su vocación noctámbula, pues ni las organizan necesariamente los ayuntamientos, ni tienen duración ni fecha determinada, ni una programación concreta, como parece pretender Caunedo.

jorge
Jorge Fernández León, responsable de la primera “Noche Blanca”, una mala traducción de las noches en blanco nacidas en Francia, que se celebran en medio mundo

La Noche Blanca, tal y como se denomina esta iniciativa en Oviedo y Asturias es el resultado de una mala traducción de Jorge Fernández León, ex gerente de la Fundación Municipal de Cultura de Gijón, que en su etapa como viceconsejero de Cultura del Gobierno de Asturias, promovió en octubre del 2009 lo que denominaron entonces “Noche Blanca” en Oviedo, Gijón y Avilés, para intentar una imposible candidatura de las tres ciudades a la Capitalidad Europea de la Cultura, y digo imposible, porque como le aclaró el propio Caunedo en su momento, la propuesta era inviable porque la normativa europea nunca permitió que se presentase una candidatura conjunta de varias ciudades, lo que provocó una desordenada retirada de Jorge de la iniciativa capitalina.

Cuando Caunedo organizó sus noches blancas, porfiando en la mala traducción de Jorge -¡Qué tendrá que ver una “noche blanca” con una “noche en blanco”!- bajo el comisariado de facto de su jefe de gabinete, Rodolfo Sánchez (años 2013 y 2014) apostó por una cosa “modernilla”, oficialmente organizada por el entonces periodista de La Nueva España Chus Neira, que para ejecutar estos proyectos contó siempre con el trabajo de los funcionarios de la Fundación Municipal de Cultura de Oviedo, que tuvieron que hacer el currete de pigarras de Neira, cuando eran los verdaderos gestores de la actividad, dado el desconocimiento de los entresijos de la organización de actividades culturales, por parte de ese bienintencionado colaborador del gabinete caunediano, cuyo contrato fue anulado como consecuencia de una reclamación legal.

Dice Caunedo, en su artículo que publica en su página 3 La Nueva España con gran despliegue tipográfico, a pesar de sus visibles lagunas de todo orden, titulado “El peor camino para la cultura y la convivencia” -que reproduzco en este post-, que la llamada Noche Blanca “es una marca europea y tiene como finalidad mostrar expresiones artísticas contemporáneas”. Lo primero es cierto, aunque no totalmente, pues lo de las noches en blanco no una marca, sino una moda que comenzó en Europa y se extendió a medio mundo.

Lo de que las noches en blanco tienen una finalidad determinada no es cierto en absoluto, y demuestra una inexplicable desinformación, pues las noches en blanco son un tótum revolútum, un cajón de sastre, en el que cabe todo, a gusto de los organizadores. Excluir a la Fundación Juan Muñiz Zapico por parte de quien nos llevó a escuchar en sus noches en blanco el gregoriano de las Pelayas, alegando que no es “moderno” lo de recordar la Revolución de Octubre, es poco serio, pues hubiera sido más razonable que en vez de prohibir, limitar, censurar, propusiera a Sánchez Ramos contar con la Hermandad de los Defensores de Oviedo para promover un recorrido alternativo.

noche-en-blanco-CARTEL50x70-0_Página_1La idea de las noches en blanco partió del agitador cultural Jean Blaise, fundador del Centre de recherche pour le développement culturel de Nantes, Francia, en 1984, el mismo que en 1989 puso en marcha, por encargo del ayuntamiento de la capital del Loira,  el festival conocido como “Les Allumées (en referencia a la “marcha” de una ciudad que vivía un acontecimiento masivo para noctámbulos a la luz de las farolas), un auténtico carnaval de seis días de duración que se celebró en seis ediciones, hasta 1995, con la participación de artistas de seis países diferentes, que tenía lugar entre las seis de la tarde y las seis de la mañana.

En cuanto a los contenidos de Les Allumées, los inventores de lo que Jorge y Caunedo llaman Noche Blancaque como vemos debería llamarse en realidad “Noche en blanco”-, nunca apostaron por un mal entendido elitismo de “rompedores de pana” piriguays, de los del “guay del Paraguay”.

Nantes, con sus Allumées, se convertía en una locura eminentemente popular, paradójicamente más parecida a la Semana Negra de Gijón que a la Noche Blanca que Caunedo organizó en Oviedo, en la que la locura ciudadana de los noctámbulos que pasaban aquellas noches “en blanco”, se extendía por calles y locales públicos y privados, a ritmos tan poco contemporáneos como el tango, o la salsa, cuando aquellas jornadas se volcaban en Argentina o en Cuba, país que protagonizó la última celebración de Les Allumées en Nantes. Como vemos, nada que ver con lo de las “expresiones artísticas contemporáneas”.

whitenightsEn 1993, tras la celebracíón de las noches dedicadas a San Petersburgo en el hoy desaparecido festival de Nantes, la ciudad rusa comenzó su Festival de Noches Blancas, que alcanzó su clímax en esta última edición en la que llegó a tres meses de duración, a partir de los seis días con los que comenzó, y bajo el patrocinio de la Mariinsky Foundation of America, presenta, de mayo a agosto, las mejores interpretaciones de ópera y ballet del célebre Teatro Mariinsky, con música contemporánea y clásicos consagrados como Beethoven, Prokofiev, Tchaikovsky, Shostakovich o Mahler. Un gran festival que nada tiene que ver con la pobre idea de Caunedo o Sánchez sobre lo que es una noche blanca “europea”, pues el Mariinsky actúa, como actuaba Nantes, sin prejuicios discriminatorios entre actividades culturales.

bogotáEn el año 2001, cuando el político francés Bertrand Delanoë alcanzó la Alcaldía de París, encargó a Jean Blaise que trasladase su experiencia de Nantes a la capital francesa y puso en marcha su propia programación para noctámbulos, la Nuit Blanche, denominación de la que procede la mala traducción de Jorge, reduciendo a uno los días de programación de Nantes, para lo que se eligió la fecha del 5 de octubre del 2002, que fue imitada por numerosas ciudades europeas, entre ellas Madrid, pero también en Roma, Bruselas, Riga, Bucarest o Valetta, con lo que la cosa se puso de moda, y se celebran noches en blanco culturales en varios continentes.

¿Por qué hay que copiar a París, llamar Noche Blanca a lo que es noche en blanco, y celebrar un día de octubre lo que Madrid empezó a celebrar en septiembre, que es cuando lo celebra Badajoz, Burgos y Málaga en mayo, Bilbao en junio, Barcelona en julio oTenerife en noviembre? ¿Por qué sólo proyectos “modernillos”? ¿Por qué no conocer y divulgar la historia? ¿Por qué no hacer lo que la gente proponga, siempre y cuando lo que se haga tenga interés, rigor histórico, calidad artística, etcétera, etcétera? ¿A qué viene este furor censor que tan mal encaja con el espíritu abierto, tolerante y culto que debe caracterizar las iniciativas culturales de la Europa civilizada?

caunedo1

Uno de Barcelona que nos explica cómo pulirse 300.000 al año en la Fábrica de Gas de Oviedo

presentacion proyecto fabrica de gas  oviedo 21 03 15 foto alex piña

Por Xoaca Bobela

Nada sabemos sobre cómo ha sido el contrato del catalán Xavier Fina y la consultoría Interpreta para elaborar un documento público lleno de gas, pero no del que se fabricaba aquí, en la antigua fábrica ovetense, sino del que el Ayuntamiento de Oviedo importa de Cataluña, con soberano desprecio de los expertos e intelectuales de nuestra Asturias del alma, en la que toda tomadura de pelo para papanatas encuentra acomodo facilón.

Agustín Iglesias Caunedo cuenta con una complaciente oposición que no pide información ni la divulga, pues sería digno de ver el contrato firmado con quien puso por escrito, en cuatro folios mal organizados, tanto topicazo y frase hecha para al final no llegar a nada que no se deshaga entre las manos como espuma. Estos palos ya no se justifican ni con el socorrido “yo no entiendo de eso”, cuando ya es imposible no ver que detrás de esos cuatro folios no hay otra cosa que palabrería barata.

¿Se imaginan ustedes al Ayuntamiento de Barcelona contratando un experto en logorrea de Oviedo o Avilés para hacer un bodrío así, para presentarlo como plan de uso y gestión de un equipamiento artístico de la Ciudad? Y no es una cuestión de chauvinismo, sino de papanatismo y desvergüenza, porque al final, en el contrato de estos consultores que se van a buscar por ahí, que cobran una pasta por escribir cuatro chorradas mal enhebradas, siempre hay un adjudicatario preparado y puestos inútiles para enchufados.

¿Y para eso traemos al señor de Barcelona, para que cobre por dar cobertura al dedazo, y no lo cuente, que es de lo que se trata? ¡No podemos ser más impresentables!

El Comercio: Gas para iluminar la escena artística

El mundo rural, en peligro de extinción

Hoy publica La Nueva España en la sección de Cartas al Director, un artículo de Ángel Lagar Patallo, Alcalde de la Parroquia Rural de La Villa de Sub y Páramo, que con la Focella conforman El Privilegio de Teverga. Ángel es además el presidente de la mayor asociación de criadores de caballos de Asturias, ACGEMA, Empresario de Obras Públicas, Construcción y de Turismo, con varios alojamientos en la Comarca.

Ángel Lagar en la presentación de la I Feria Caballar de Siero
Ángel Lagar en la presentación de la I Feria Caballar de Siero

Puesto que lo que dice es del máximo interés para la zona rural asturiana y por tanto para nosotros, lo publicamos también aquí, con la finalidad de que los interesados puedan hacer con sus comentarios, las aportaciones o precisiones que consideren oportunas.

                                                                                                                                                _._

Quisiera hacer pública mediante estas líneas mi humilde reflexión como responsable de la Asociación de Criadores de Ganado Equipo de las Montañas Asturianas (ACGEMA) sobre nuestro mundo rural y todo lo que conlleva en su contexto.

Deseo expresar, en primer lugar, mi preocupación por la seguridad de nuestro futuro, el cual aún no vemos nada claro. Al menos esa sensación es la que nos transmiten los políticos, reunión tras reunión. Sería de agradecer que nuestros representantes hablasen claro por una vez y tuviesen el valor de asegurarnos si van a luchar o no por el mundo rural y la ganadería. En mi humilde opinión, y observando los antecedentes, creo que su único objetivo es más bien el despoblamiento y el fin de este sector al que muchos se dedican en Asturias. Si esto es así, señores políticos, ¿cuál es el plan a partir de ahora? La cuenta atrás hacia el desastre no se detiene. Y mientras Asturias se va convirtiendo de Este a Oeste en un matorral, ustedes se limitan a hacer política de oficina en lugar de política para su pueblo. Nuestra región no necesita de demagogia política ni ecologista, necesita de personas que la cuiden para evitar que su próximo eslogan sea: «Asturias, paraíso del matorral e incendios».

Caballos en libertad

Y no será por falta de reuniones con los responsables del medio rural y ganadero, en las cuales, por cierto, no pedimos subvenciones. Lo que queremos es el apoyo para la mejora de la producción, tanto de carne como de mejora de la raza, comercialización, estudios genéticos, etcétera, siempre pensando en nuestro futuro, y, en definitiva, en el futuro del mundo rural asturiano. ¿Y cuál es su respuesta ante nuestra rogativa? Siempre la misma. El gran problema es la economía actual. Muy señores míos, les vuelvo a insistir que no es cuestión tanto de dinero como de mostrar su voluntad por promover avances que nos hagan ver que ustedes piensan y creen que la ganadería productiva y bien planificada tiene muchas posibilidades de éxito, como así lo demuestran los resultados en otras comunidades autónomas.

Debido a tantas preocupaciones que aquí tenemos, la asociación ACGEMA, con iniciativa, mucho trabajo, y sin un euro de subvención alguna, logramos o1rganizar las Primeras Jornadas sobre la problemática del lobo en Asturias. En ellas conseguimos reunir tanto a representantes ganaderos, sindicatos agrarios y ecologistas como a los diferentes representantes políticos. Durante el evento se trataron temas como los daños del lobo, la gestión de la especie, así como la repercusión del lobo sobre el mundo rural. Una vez extraídas las conclusiones, se realizó un debate político con representantes de PSOE, Foro, PP e IU. Echándose de menos a algún representante del Gobierno, igualmente invitado al evento. Estas jornadas han conseguido poner sobre la mesa algunos principios de acuerdo, que serán entregados a los responsables del Gobierno y a los diferentes grupos políticos. Así hemos demostrado que no es tan difícil poner a todas las partes de acuerdo. Por lo que no deben empeñarse en legislar en contra de todo el mundo, escondiéndose para hacer planes de gestión, sin convocar a todos los sectores implicados, ya que sólo obtendrán como resultado el descontento de todas las partes afectadas.

Finalmente, me gustaría concluir subrayando la importancia medioambiental de la ganadería equina. Dato que la Administración también parece desconocer e ignorar. Nuestros animales favorecen la limpieza de los puertos, evitando así el riesgo de incendio en nuestros montes. Por consiguiente, puedo afirmar que son el ganado que más matorral consume, sobre todo en los meses de otoño e invierno. Esta circunstancia es perfectamente compatible con el beneficio que asimismo produce el ganado vacuno sobre la conservación del ecosistema. Y todo ello, a coste cero, sin gastar grandes cantidades en limpieza de pastos.

Espero, pues, que esta carta surta efecto y que los responsables del mencionado sector ganadero y rural se den por aludidos y asuman su responsabilidad.

5 de Abril del 2013 – Ángel Lagar Patallo (Teverga)

2ª LIBERACIÓN BOOKCROSSING DE LIBROS EN PROACINA : SÁBADO 25 DE AGOSTO 2012.

Y aquí van los títulos de otros ocho ejemplares que serán liberados finalmente en la Capilla de San Juan Bautista de Proacina el sábado 25 de agosto a las 12:00h:

GABRIELA de Christine Brückner,
UNA PIRAMIDE EN EL MAR de Michel Bataille,
EL SEÑOR HURACAN de Louis Golding,
EL NAVEGANTE de Frank. G. Slaughter,
CITA EN PARIS de Vicki Baum,
PLATERO Y YO de Juan Ramón Jiménez,
(FLUIR) UNA PSICOLOGIA DE LA FELICIDAD de Mihaly Csikszentmihalyi,
ESPAÑA EN SU SITIO de Fernando Morán.

¡Os esperamos a tos@s!

http://proacina.wordpress.com

Foro nombra a Juan Vega vicesecretario de Comunicación

El partido de Cascos le encarga a nuestro ilustre vecino las labores de timonel en todo lo referido a las comunicaciones.

Juan Vega
Juan Vega

Breve semblanza de Juan Vega:

Juan Vega, oriundo de Langreo, nació en Santander en 1957, simultaneando estudios entre la capital cántabra y La Felguera, trasladándose a Oviedo con su familia en el año 1966, donde cursó el bachillerato y estudios de idiomas, con especial atención al francés, inglés y alemán. Se licenció en Filosofía y Letras, tras estudiar la especialidad de Historia del Arte en la Universidad de Oviedo.

Desde 1982 trabajó en la Consejería de Cultura como coordinador de actividades culturales, fue miembro de la Comisión de Patrimonio del Principado de Asturias, Jefe de gabinete de la Alcaldía de Oviedo, gerente de la Fundación Municipal de Cultura de Oviedo y en la actualidad es Técnico responsable de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la Capital del Principado.

También desarrolló una actividad periodística en prensa, televisión e internet y ha publicado diversos trabajos sobre arte, historia y patrimonio artístico, así como innumerables artículos sobre cuestiones de actualidad.

Elegido concejal como cabeza de lista de Foro Asturias en Proaza en el año 2011, fue nombrado viceconsejero de Infraestructuras en el Gobierno presidido por Francisco Álvarez-Cascos, en el que también ejerció como vicepresidente de Cogersa y consejero de Ebhisa, Sedes, Sogepsa, Isla de La Innovación, Zalia, Gijón al Norte, el Consorcio de Transportes del Principado de Asturias y la Sociedad Mixta de Transportes de Gijón.

Lo cuenta hoy, La Escandalera de El Comentario.TV

http://elcomentario.tv/escandalera/blogsfero/foro-nombra-a-juan-vega-vicesecretario-de-comunicacion/20/06/2012/

Un poco de música alegórica a nuestra situación económica

Oreyallarga