Javier Fernández ya hizo alcalde a Gabino

javier

Gabino de Lorenzo obtuvo la alcaldía de Oviedo en 1991 para el Partido Popular, y repitió, con mayoría absoluta, en las elecciones de 1995, 1999, 2003 y 2007. Sin embargo, el 22 de mayo de 2011 perdió esa  mayoría ante la tumultuosa llegada de Foro Asturias, y el PP bajó de diecisiete a once concejales, por siete del partido recién creado por Francisco Álvarez-Cascos, que se convirtió en la segunda fuerza política, por delante del PSOE. Toda una proeza que da cuenta del enorme cabreo que embargaba a la ciudadanía, ante la corrupción y estancamiento político de Asturias.

El de Benia de Onís, tocado de muerte en su orgullo, comenzaba a desangrarse y amenazaba ruina política, ante la creciente conciencia entre sus conciudadanos de las barbaridades en las que se había incurrido con la Operación de los Palacios, la compra de Villa Magdalena o la desastrosa operación especulativa de traslado del HUCA, del barrio del Cristo a la Cadellada, para adjudicar así desde Asturias una obra que perdía la financiación del Estado, pero que aseguraba grandes alegrías para los adjudicadores, que además ponían en el mercado un  montón de terreno, aunque para ello tuviesen que matar la vida de un populoso barrio ovetense y endeudar la administración asturiana hasta el día del Juicio Final.

¿Cómo se las arregló Gabino para seguir de alcalde a pesar de su catastrófico resultado?, ¿cómo ganó tiempo para preparar la fuga que acabó consumándose hacia la Delegación del Gobierno y escapar así de la inminente ruina de Jovellanos XXI y la no menos inmediata explosión de Villa Magdalena?

El Pactu del Duernu tiene un amplio recorrido

arecesjavi
Fernández y Areces, dos leyendas del Duernu

Vicente Álvarez Areces acudió al socorro de Gabino (que ya se entendía perfectamente con José Ángel Fernández Villa, en lo que entonces se llamó Pacto SOMA-PP), cuando puso encima de la mesa la quiebra de SEDES con la compra ilegal de las oficinas del Calatrava. Pero aquel escándalo no había sido la primera trapisonda al alimón. Gabino y Areces tenían un camino de la colaboración abierto desde que se pusieron de acuerdo para trasladar el HUCA a La Cadellada y dar así un sonoro pelotazo en la zona conocida como Prado de La Vega con un montón de terreno que la entidad pública SOGEPSA compró a la familia del general Francisco Franco Bahamonde a través de una sociedad durmiente que pasó el precio del suelo de 24 € metro a 120 €.

Así pues, y vistos los antecedentes, nadie debería extrañarse ante el nuevo entendimiento que se produjo, cuando desaparecido Areces por el inevitable estallido de Caso Musel (sin duda la bomba de mayor carga destructiva de la profusa nómina de casos de corrupción que han convertido la administración asturiana en una fétida cloaca), tuvo lugar un célebre almuerzo celebrado en el Hotel de la Zoreda, en el que Antonio Trevín, interlocutor habitual de Gabino en el PSOE, hizo de embajador para iniciar la nueva era de entendimiento entre éste y el entonces candidato a la presidencia, Javier Fernández.

El Pactu del Duernu, pimero conocido como Pacto de la Zoreda, salió de aquella famosa reunión celebrada en el hotel que los hermanos Iglesias habían levantado en La Manjoya, como símbolo de la burbuja y de la nueva clase social emergente al calor del régimen astur basado en el reparto de Oviedo y Asturias entre el PP y el PSOE, era donde Contratas Iglesias invitaba anualmente a cientos de políticos y funcionarios a sus célebres pitanzas multitudinarias.

Así se puso en circulación, ante la evidencia creciente de los entendimientos del PSOE y el PP, en los asuntos más siniestros de la historia reciente de Asturias, esa idea del Pacto del Duernu, que caló profundamente entre la ciudadanía asturiana, gracias a las denuncias y a la movilización de Foro, cuando Cascos era aún una esperanza para las buenas gentes de Asturias, que le votaron en masa creyendo que era el único capaz de romper el comedero asturiano, en vez de lanzarse sobre él, como finalmente hizo, al convertirse en otra bestezuela más a gozar de la esllava de dinero público.

De cómo Fernández impuso a Gabino de Lorenzo como alcalde

palomasainz
Paloma Sainz , llorosa, el 30 de mayo del 2011, día que abandonó su trayectoria politica, para dejar la Alcaldía de Oviedo en manos de Gabino de Lorenzo, del PP, presionada por Javier Fernández

Fernández, hoy presidente de la Gestora del PSOE, había situado a dos personas de su total confianza al frente de la lista municipal socialista en Oviedo, Paloma Sáinz y Alfredo Carreño. Arturo González de Mesa, cabeza de lista de Foro, entonces primer partido de la oposición, no tenía posibilidad alguna de obtener los votos del PSOE, por eso a Cascos se le ocurrió proponer a Roberto Sánchez Ramos, de IU, que presentara su candidatura, y ante la negativa de éste, Sáinz vio su oportunidad, hasta que Fernández acabó con sus ilusiones y le prohibió romper el Pactu del Duernu. Paloma dimitió, y al frente del PSOE de Oviedo quedó Carreño, cuyos servicios a la causa lorenciana, siguiendo instrucciones de Fernández, son bien conocidos.

No deja de ser una paradoja histórica que el hombre que entregó la Alcaldía de Oviedo a Gabino de Lorenzo, dándole respiración asistida cuando ya era un cadáver, dentro del permanente entendimiento entre PSOE y PP para repartirse el poder en Asturias, se haya situado ahora al frente de una operación urdida desde los poderes fácticos para entregar la Presidencia del Gobierno de España a Mariano Rajoy, aunque para ello hayan tenido que pasar los tanques por encima de Pedro Sánchez, un secretario general del PSOE elegido en Primarias y políticamente asesinado en golpe de estado.

Fernández, elegido a dedo contra un secretario general que representaba a las bases, tiene la desvergüenza de reivindicar su inexistente representación, para poder ungir nuevamente a Rajoy con la más relevante magistratura democrática. A nadie podrá extrañar que le hayan elegido para hacer este sucio trabajo, la consagración de un Duernu de estado, después de tantos años de experiencia regional en este tipo de cambalaches, convertido en el digno sucesor de Areces, al que ahora rehabilita públicamente al otorgarle la portavocía del PSOE en el Senado, buscando así masa crítica de apoyo interno, en el mismo momento en el que el Caso Musel, cuya responsabilidad política conduce inevitablemente a Areces, estalla con toda su fuerza en la Audiencia Nacional.

Javier Fernández prepara su segundo “tamayazo” en Oviedo

FINDE 18-19 ABRIL : La Segunda : GIJON : Página 1

  •  Alfredo Carreño dejó retratado el primer “tamayazo” de Javier Fernández en Oviedo: “¿Cómo voy a presentar candidatura, y si salgo alcalde?”

Por Xoaca Bobela

El pasado miércoles 27 de mayo, La Nueva España publicó unas declaraciones del exalcalde Antonio Masip, uno de los contrincantes de Wenceslao López en las primarias socialistas de Oviedo, que sabe mejor que nadie de las presiones que está recibiendo el actual secretario general de la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo, AMSO-PSOE, ante la operación que se está fraguando en las covachuelas de Presidencia, para forzar un nuevo “tamayazo” en el ayuntamiento carbayón -sí, ya hubo otro antes, aunque se trata de un oscuro episodio, poco conocido por los ciudadanos-, con el pretexto de que los socialistas no pueden respaldar a la abogada y candidata de Somos Oviedo, Ana Taboada, si Xixón Sí Puede no respalda la investidura de José María Pérez como alcalde de Gijón.

El pretexto, pura oligofrenia y corrupción política de la peor especie, es la desesperada armazón sobre la que se traba el nuevo “tamayazo” ovetense. Masip, que se lo veía venir, y tiene cuentas pendientes con el gabinismo, decidió ponérselo muy difícil a Wenceslao, que compite con él en honestidad personal y limpieza política. Desde que el exalcalde Masip dio su apoyo a Taboada, no ha dejado de recibir amenazas y escritos del peor tono, aunque él sigue apostando sin parar por el acceso de la joven letrada a la Alcaldía de la Capital, para que haya una oportunidad de levantar las alfombras en la ciudad, a pesar del asombroso trabajo que están haciendo las trituradoras de papel en las Consistoriales.

Detrás del nuevo “tamayazo” que se prepara en Oviedo está el viejo pacto territorial establecido entre Gabino de Lorenzo y Vicente Álvarez Areces, con la bendición de lo que fue La Nueva España de José Manuel Vaquero, con el aplauso y la financiación de Manuel Menéndez desde Liberbank, un pacto que vienen reeditando desde hace tiempo entre Javier Fernández y Mercedes Fernández, que ya se las arreglaron para dejar la TPA sin consejo de administración durante las últimas elecciones a cambio de repartirse las adjudicaciones de los contratos de producción audiovisual para sus respectivas empresas.

El primer “tamayazo” de Javier en Oviedo

Conviene recordar el primer “tamayazo” de Javier en Oviedo, que terminó con la carrera política de Paloma Sainz, candidata socialista en la anterior legislatura. En efecto, tras las elecciones municipales del 2011, Sainz recibió una oferta en firme de Roberto Sánchez Ramos y Arturo González de Mesa, que sacó siete concejales para Foro, que fue respaldado personalmente por Francisco Álvarez-Cascos, que incluso ofreció la posibilidad de respaldar a Sánchez Ramos como candidato, con tal de desplazar a de Lorenzo de la Alcaldía.

La FSA de Javier Fernández se las ingenió para abortar la operación y Sainz, avergonzada por tamaña indignidad, dejó la política activa con una salida laboral en el Real Instituto de Estudios Asturianos.

Sánchez Ramos puso en evidencia el primer
Sánchez Ramos puso en evidencia el primer “tamayazo” de Javier Fernández

Sánchez Ramos ha demostrado su talla política personal, con sus excepcionales resultados en estas últimas elecciones locales 2015, con un balance asombroso, al revalidar sus tres concejales, y ello tras pactar dos presupuestos con el borrahueyas de Gabino, Agustín Iglesias Caunedo, en un escenario en el que parece no acusar desgaste alguno, a pesar de los resultados de Somos que se ha merendado los votos de Foro Oviedo.

“Rivi”, que ha sido el primero en salir proponiendo un gobierno tripartito en Oviedo, movió sus hilos en la investidura del 2011 para dejar a los pies de los caballos a Alfredo Carreño, que se quedó a sustituir a Paloma Sainz en el PSOE, dejando así retratado para la historia el primer “tamayazo” de Javier Fernández en Oviedo, cuando dijo aquello tan inolvidable de “¿Cómo voy a presentar candidatura, y ¿si salgo alcalde?”

Las declaraciones de Carreño eran la contestación a la carta del coordinador local de IU, Alejandro Suárez, en la que le explicaba que “por primera vez en veinte años los ovetenses han retirado el poder absoluto al PP y, aunque han dado la mayoría a la derecha, el resultado electoral indica el rechazo de la ciudadanía de Oviedo a ese fenómeno denostable y pútrido que podemos denominar gabinismo, que ha dado lugar a un clima institucional irrespirable”. Javier Fernández no podía permitir que en Oviedo se levantasen las alfombras sin dejar en evidencia los negocios de Areces, que había dejado lleno de muertos los armarios del Principado de Asturias, cuyas llaves estuvieron unos meses en manos de Cascos.

Ahora, la AMSO-PSOE, con López a la cabeza, que se ganó el liderazgo de los socialistas de Oviedo en la lucha contra el aparato fiel a Javier Fernández, encarnado en la persona de Carreño, no tiene el pretexto que se urdió para el “tamayazo” del 2011, que no era otro que la imposibilidad ideológica de sumar sus votos a los de Foro. Y es que Foro, desaparecido por sus pecados, tras el estrepitososo fracaso de Carolina Morilla, que ni siquiera estaba afiliada en la Capital del Principado cuando se lanzó su candidatura en oscuras circunstancias, ha sido sustituido por una fuerza política como Somos, para la que el cuento chino de la izquierda y la derecha no vale, por lo que sólo queda un nuevo “tamayazo”, éste más caro y cruento, que ya se está fraguando, con las extraordinarias presiones que se desarrollan en este momento en el entorno de Wenceslao.

Sin el “tamayazo” de Oviedo, se rompe el duerno, se levantan las alfombras, y Areces y Gabino lo van a tener muy difícil para escapar de sus responsabilidades, de ahí que desde la calle Suárez de la Riva se escuche el tintineo que hacen las monedas en la colecta.  ¿Quién pasa la gorra?

La altura de miras del diplodocus Braga

diplodocusbraga

Por Xuaco Bernaldo de Quirós y Pardo de Donlebún

La izquierda asturiana está que echa humo. Los de Podemos andan escondidos como caracoles bajo el sol el día que el PSOE y el PP llevan a la Junta General el nombramiento de Manuel Menéndez en CajAstur, mientras desatan a su panfletero de cabecera Dani Ripa para ladrar contra Cascos y esparcer un cuchu que no lo mejora ni Vaquero. Los del PSOE tienen montado un circo en Oviedo porque Alfredo Carreño, el hombre que no se presentó a alcalde “por si salía” se fue de vacaciones a Tailandia, sabiendo que había un pleno el día 30 de julio, “por si se aprobaban” las conclusiones de la Comisión de Investigación de los Palacios, mientras Antonio Masip espera como fruta madura su inevitable nominación como candidato municipal. En Gijón la inefable Consejera de las Irregularidades, Belén la de los belenes, pierde otro “expediente” para justificar un acceso faraónico e inútil en ZALIA que arrasa instalaciones deportivas privadas, empresas de reciente creación y atraviesa balsas de lodos cuya toxicidad se quiere ocultar a los ciudadanos.

Más noticias. El coordinador de IU, Orviz, que tiene pocos problemas con el PCA, el PCB y el PCC, envía una carta a Podemos y Equo en la que no explica por qué se abstuvieron en la votación de los nuevos patronos de CajAstur pero les invita a poner la acción política al servicio de los ciudadanos y ciudadanas porque es el momento demandado “para pasar de la protesta a la propuesta” y convertir la fuerza actual de la participación ciudadana en más democracia, en más derechos, y en más justicia. O sea, colegas: me dais los votos y yo pongo los candidatos. El presidente de Industrias Lácteas Asturianas (ILAS), Francisco Rodríguez está muy preocupado por la decisión de Rusia de cerrar su mercado a determinados productos de la UE y de EEUU, sobre todo porque “no hay nada previsto en Bruselas para hacer frente a la situación”, pero no le preocupa que ni en Bruselas, ni en Madrid ni en Oviedo haya nada previsto para la supresión de las cuotas lácteas en el Principado el año que viene. ¿Le preguntará alguien de dónde va traer ILAS tanta leche para mandar a Rusia? El consejero Blanco, mentirosín él cuando va en moto, dice que no tienen importancia las filtraciones de agua del flamante HUCA porque “está en garantía” y, seguramente, porque a ni a él ni a ningún familiar pillaron hospitalizado debajo los chorros de agua para cortar su afición a decir “chorradas” o cosas peores por las que está condenado judicialmente.

Y dejo para el final la noticia más excitante. El gran diplodocus del sindicalismo asturiano, Justo Rodriguez Braga, Secretario General de UGT Gijón en 1990 y de UGT Asturias desde 2.000, pide ahora a todos los partidos que conforman el Parlamento autonómico “consenso” y “altura de miras” para que el Principado disponga el próximo año 2.015 de un presupuesto regional porque según él, deben anteponer el interés general de la región a sus intereses particulares. Explica que las nuevas cuentas regionales deben atender de forma prioritaria el gasto corriente y el salario social y contener partidas necesarias para atender los niveles de inversión recogidos en el acuerdo de concertación regional. Se le olvidó decir que las partidas que más le preocupan son las de la financiación sindical, para garantizar la “innovación” unos añinos más. Todo esto estaría muy bien si no fuera que este atento ciudadano no oyó a Braga decir estas cosas en 2.011 y 2.012 cuando gobernaba FORO y él hacía la pelota e invitaba a Cascos a inaugurar su Escuela de Verano. Tampoco las repetirá cuando vuelva a gobernar FORO porque lo de la “altura de miras” para Braga es más bien una cuestión de bajura de intereses para pedir alpiste a su cocarnetario Javier Fernández. ¿O no, Justo?

A ver si llegan pronto las lluvias y se terminan pronto estos calentones . . . . de boca.

Gabino de Lorenzo echa un órdago a Mercedes Fernández

Imagen

El delegado del Gobierno en Asturias, y ex alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, en unas declaraciones realizadas a la TPA, ha asegurado este martes que el PP “sabrá entenderse” para que el Principado “no se quede sin presupuesto” para 2014. De Lorenzo se ofrece así a solucionar la papeleta de Javier Fernández, al que se le cayeron las muletas con las que había gobernado hasta el momento, UPyD e IU, y ahora no tiene más remedio que aflorar su verdadero pacto político de fondo.

Las declaraciones del delegado tienen lugar al día siguiente de las realizadas por el líder del PSOE ovetense, Alfredo Carreño, que ya se ofreció a su vez para asegurar el presupuesto del Ayuntamiento de Oviedo, regido por un propio dejado allí por De Lorenzo, Agustín Iglesias Caunedo, dedicado a ganar tiempo para que al delegado le prescriba todo lo que le tenga que prescribir.

De Lorenzo, que asegura que “el PP sabrá estar a la altura de las circunstancias”, está poniendo un cortafuegos a la presidenta del PP, Mercedes Fernández, a la que con estas declaraciones condena a seguirle el paso o romper. Y lo hace el mismo día en que los socialistas meten el documento presupuestario en la Junta General del Principado.

A Cherines no le resta ya margen de maniobra, pues con esta jugada queda de manifiesto que el mismo partido que presentó una enmienda a la totalidad de los presupuestos del Gobierno de Foro, que fue apoyada entonces por el PSOE, sale ahora nuevamente al rescate de los socialistas, con los que vuelve a retratarse sin el menor pudor.

Nadie en su sano juicio ignora ya en Asturias que PP y PSOE, que se pusieron de acuerdo para echar a Foro del Gobierno, vuelven a entenderse cada vez que se necesitan el uno al otro, abrazándose públicamente sin ningún pudor, tal y como están haciendo ahora en Oviedo y en Asturias, con esta reedición de los viejos pactos santificados por La Nueva España.

La Nueva España lanza al paniaguado Chus Neira contra Foro Oviedo y contra Wenceslao López

Imagen

Por Blogsfero

La Nueva España, el diario oficial del PPSOE, el duernófonu, no sólo tiene un gran obstáculo en Foro, que últimamente ha recuperado un gran peso en Oviedo al deshacerse del lastre que suponían José Donate y Manolo Argüelles, los dos patéticos transfuguillas que Agustín Iglesias Caunedo engorda en su peculiar granja para pollos.

También resulta profundamente molesto que en la AMSO-PSOE haya triunfado el sector crítico, liderado por el insobornable Wenceslao López, un socialista integro que consiguió el liderazgo local, a base de credibilidad personal, algo de lo que carece el hombre de Javier Fernández, Alfredo Carreño.

De cara a la inminente negociación de los presupuestos regionales y locales, PP y PSOE necesitan cambiar cromos en Oviedo y en la Junta General del Principado, y López es un grave obstáculo que necesitan quitar de en medio. Por eso, el periodista subvencionado por Caunedo, Chus Neira, que cobra del Ayuntamiento y de La Nueva España, se ha puesto manos a la obra para intentar meter el agua en casa de los socialistas ovetenses.

El pintoresco cronista que firma el artículo -que encima organiza actividades “culturales”-, lo titula “Carreño cuenta a sus indios“, un libelillo, que aparte de revelar la profunda incultura del redactor, que confunde el complemento directo con el indirecto como carne de parvulario que es, también tiene su aquello:

Al frente de este sector ahora convertido en crítico en Oviedo, aunque siempre gozó y todavía goza del favor de la Federación Socialista Asturiana, sigue estando el actual portavoz municipal, Alfredo Carreño. Su relación con el actual secretario de la AMSO, Wenceslao López, aunque discretamente buena, se ha deteriorado bastante en los últimos meses según diversas fuentes socialistas. Un dato, en las pasadas fiestas de San Mateo Alfredo Carreño apenas se pasó por el chiringuito La Guinda, afín al PSOE, presidido en estas fiestas por el nuevo secretario general de Oviedo.

No sólo Agustín Iglesias Caunedo, también Enrique Fernández-Miranda, disputa el butacón de Mercedes Fernández

fernandezmiranda

Por Blogsfero:

Agustín Iglesias Caunedo, alcalde accidental de Oviedo, dedicado a fomentar el transfuguismo retribuyendo ilegalmente a los concejales de Foro a los que sedujo para que traicionasen abiertamente su causa, negocia, de tú a tú, con Javier Fernández, los presupuestos de Oviedo y Asturias, pero también la financiación de la incineradora en la que está empeñado el presidente asturiano, asunto extremadamente delicado, pues como ha denunciado Foro, la subida de tarifas para financiarla choca frontalmente con la Ley 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

El papel que juega Caunedo como líder de facto del PP de Asturias, se hizo visible de manera manifiesta, con el llamativo acuerdo que alcanzó con el presidente del Principado de Asturias y secretario general del Partido Socialista, Javier Fernández, para que los ciudadanos de Oviedo asuman con una brutal subida de los precios del transporte urbano, el impacto de los transbordos de viajeros que hagan transbordo en la Ciudad, una subida del billete que encontrará su mayor defensor en el inigualable Alfredo Carreño, líder visible del pacto del duernu en la Capital de Asturias.

Como quiera que el PP astur está presidido por Mercedes Fernández, pero las decisiones y los grandes acuerdos políticos los adopta en la práctica el alcalde de Oviedo, las disfunciones visibles en la dirección de ese partido parecen haber reducido en gran medida el papel que en él juega la señora Fernández, que de hecho está desaparecida en combate, dedicada a un oscuro papel en la Junta General del Principado y a repartir folletos en los que pide que Asturias baje los impuestos, mientras Mariano Rajoy los ha subido ya treinta veces desde que llegó a La Moncloa.

La situación empieza a parecerse notablemente, a la que protagonizaban Gabino de Lorenzo, presidente real del PP, y Ovidio Sánchez, presidente virtual de ese partido durante años. En efecto, crece a ojos vista el protagonismo público del alcalde accidental de Oviedo, que sustituyó sobre la marcha al anterior alcalde, y anterior presidente de facto del PP de Asturias, que camina hacia la extinción de su estrella política en la delegación del Gobierno, donde parece dedicarse a borrar las huellas dactilares de sus decisiones en materia de contratación pública, divulgación de correos robados y otras andanzas impropias de un jefe de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Asturias.

En este contexto de lo que se vive como una extraordinaria degradación del Partido Popular de Asturias, un partido reducido a escombros, en el que si Caunedo sustituye a de Lorenzo, Cherines, a su vez, sustituye a Ovidio Sánchez en su desairado papel en el que durante tantos años jugó al llámame gorrión y échame trigo, aparece en el horizonte, desde su salón madrileño, la figura de Enrique Fernández Miranda, que estuvo esta semana en La Lupa de Canal 10, lanzando una propuesta de encuentro entre Foro, el PP y la UPyD para formar gobierno en Asturias:

Por eso, piensa que «si fuésemos capaces de hacer un diseño compartido, una tercera vía en donde el centro lo ocupase el PP, en el centro derecha estuviera Foro y en el centro izquierda, UPyD, se crearía una oferta electoral incontestable, que barrería en Asturias».

El II Duque de Fernández-Miranda, enhebra desde su salón de Madrid opiniones muy legítimas, pero harto discutibles, pues aquí ya no se debaten esos clichés de la izquierda y la derecha propios de los siglos XIX y XX, sino que lo que está en juego es la defensa de los intereses de Asturias, devastada por la alianza secular formada por el PPSOE, que ha llevado al PP a su destrucción literal, y que vive ahora la pugna final entre Cherines y el triunvirato formado por el ya citado Caunedo en Oviedo, al que acompañan en este viaje terminal Manuel Pecharromán en Gijón y Joaquín Aréstegui en Avilés.

Caunedo cruza el Rubicón y arranca el Duernu II en Oviedo, Gijón y Avilés, con el contrato de la incineradora de fondo

caunejavi

Por Badabadúm Badúm Badúm Badero

Agustín Iglesias Caunedo busca ahora la abstención del PSOE de Oviedo para sacar adelante sus presupuestos, tras volar imprudentemente el marco de relaciones que mantenía con Foro Asturias, que le había dejado gobernar con presupuestos, al haberse abstenido la formación que lidera Francisco Álvarez-Cascos en el debate para la aprobación de las cuentas de este curso 2013 que se agota, entre incertidumbres para el 2014. Coincide este nuevo escenario con los bandazos que da últimamente el triciclo, con vocación de patinete, de Javier Fernández.

La abrupta autodefenestración de los dos tránsfugas de Foro Oviedo, que creían podían arrastrar a sus compañeros a una defección, para quedarse solos en un espantoso fuera de juego -todavía se están rascando el golpe, tirados en el suelo-, deja a Caunedo en una desairada situación para conseguir aprobar unos presupuestos, porque ahora todo es más complicado para su dibujo, y necesita desesperadamente volver a entenderse con Alfredo Carreño, el portavoz socialista de Oviedo.

Pero Alfredo Carreño lo tiene difícil con Wenceslao López, nuevo secretario general de la AMSO-PSOE, que llegó con aires nuevos -y tienen a Antonio Masip piafando en los toriles-, y van a tener que trabajar mucho, trabar muchos negocios a la sombra y preparar sabrosos contratos a medias, para justificar la nueva edición de esta eterna canción: el Duernu II.

El Duernu II cobró vigor el pasado sábado en Avilés, demostrando que el PP de Asturias, que ya domina de facto en el alcalde accidental de Oviedo Agustín Iglesias Caunedo -que se ha quedado con la única máquina de financiar adhesiones inquebrantables que le queda al PP astur-, está claramente dispuesto a reeditar el viejo pacto del duernu protagonizado en su día por Gabino de Lorenzo y Vicente Álvarez Areces, con hitos tan sonados en los que fueron de la mano -y se les fue la mano-, como la construcción del nuevo HUCA o el Calatrava.

Lo denuncia ya claramente el portavoz de IU en Avilés: “vemos que el pacto entre PSOE y el PP está más vivo que nunca y siguen el camino de asfixia a los ciudadanos. A IU no le asustan la subida de impuestos pero siempre que vayan a paliar desigualdades sociales”, dijo este viernes en el Pleno en el que se aprobaron las ordenanzas fiscales para 2014 Alejandro Cueli, portavoz de la coalición. Joaquín Aréstegui, muy dispuesto a entenderse con el nuevo líder fáctico del PP asturiano, el alcalde sobrevenido Caunedo, para que le abra un hueco, acaba de hacer el primer guiño desde las filas del PP de la Villa del Adelantado.

El primer guiño desde las filas socialistas lo hizo el propio Javier Fernández, en persona, en su discurso en el Pleno del debate del estado de la región, en el que incluyó un párrafo que es toda una oferta de pacto de estabilidad del PSOE al PP, en un momento en el que el acuerdo con IU y UPyD se va al garete. No olvidemos que la reforma electoral de Asturias es asunto de más calado politico nacional del que se ve con la primera mirada.

El PSOE lo ve crudo, y por eso Javier Fernández seducía, de esta manera, a Caunedo, al que lanzó estos cantos de sirena en aquel debate:

Puedo confirmar que ya existe un acuerdo para implantar el billete único en el municipio de Oviedo que beneficiará a miles de ciudadanos. Un consorcio de transportes sin la capital del Principado sólo podía admitirse como anomalía temporal. La misma voluntad de negociación que invocamos es la que ha dado buen resultado en la ampliación de las depuradoras de San Claudio y Villapérez y que promete fructificar un acuerdo sobre el destino de los terrenos que ocupan el complejo hospitalario de Buenavista y la factoría de La Vega. Son todas noticias relevantes para Oviedo y para Astjrias; muestras relevantes de lo que puede dar de si la cooperación bien entendida entre administraciones.

La oferta de Fernández fue recibida en Oviedo con alborozo el mismo día, y el diario amigo vendía con incomparable comprensión una brutal subida de los billetes de autobús en Oviedo como un acuerdo para integrar la ciudad en el billete único del Consorcio de Transportes.

Todo estaba listo para el acuerdo, que acaba de encontrar en Gijón otro eje de desarrollo con la adhesión del catastrófico PP gijonés en el que caracolea desbocado un buen amigo del regidor ovetense, Manuel Pecharromán, que se une al farisaico coro orquestado por PSOE e IU contra el cese, por la alcaldesa Carmen Moriyón de Dora Alonso, secretaria general del Ayuntamiento de la Villa de Jovellanos. Nombrada por el PSOE mediante libre designación, el mismo PSOE pretende convertir ahora a la cesante en protomartir de la libertad. El PP, como era de esperar, dado que todo gira alrededor de los intereses del alcalde de Oviedo, se suma al espectáculo.

Los presupuestos de Oviedo y del Principado de Asturias, el juego entre Caunedo y Fernández, marcan la agenda de lo que es ya, sin duda alguna, el Duernu II, en el que Mercedes Fernández, en pleno camino de vuelta hacia Madrid, es una convidada de piedra, que deja aquí, como heredero, a Luis Venta Cueli, que es el que queda “en pie”. Al fondo, el contrato de la incineradora, aporta liquidez al entendimiento.