Los socialistas jugaron con la seguridad de las personas y la vida de la osa domesticada Molina, al soltarla para hacer un paripé

Imagen
La consejera de Agroganadería, María Jesús Álvarez, Juega con la osezna domesticada Molina, antes de soltarla irresponsablemente en la naturaleza
  • Vega: “Los socialistas han jugado con la seguridad de las personas y con la vida de la osa Molina, a la que se domesticó intencionadamente con la intención de encerrarla en un circo”
  • “Una osa del tamaño de Molina, sólo pudo aceptar intimidades con la consejera, dejándose acariciar para una foto, en vez de arrancarle la mano, por estar ya domesticada”
  • “Foro lamenta el engaño y la frustración a los que fueron sometidos los ciudadanos del entorno de la reserva de Muniellos y los vecinos de Cangas del Narcea y Degaña”
  • “Esta ocurrencia tiene ahora su último acto con la osa condenada a formar parte de la trouppe osera del circo de Carlos Zapico en Santo Adriano y Proaza”

Juan Vega, presidente de la Comisión de Fomento y Medio Ambiente de Foro, ha denunciado hoy que “el supuesto fracaso de la reintroducción de la osa Molina en su hábitat de Muniellos, no es tal fracaso, sino la consecuencia lógica de una deliberada domesticación de la osezna para encerrarla de por vida, con la intención de dar continuidad, de la peor manera posible, al circo en que ha convertido el socialista cesante Carlos Zapico el proyecto de la Fundación Oso de Asturias. Llueve sobre mojado. Zapico es ya responsable del maltrato animal al que viene sometiendo a las osas Paca y Tola, con consecuencias conocidas por todos los asturianos. Esta vez han ido más lejos que cuando montaron el aberrante espectáculo de Furaco, y ahora se ha jugado con la seguridad de las personas en Degaña y con la vida de este animal, al que en realidad se domesticó intencionadamente con la intención de convertirla en una osa de circo”.

“Nadie que tenga un mínimo conocimiento de la fauna salvaje puede pensar de manera inocente en la torpe imagen de la consejera de Agroganadería, María Jesús Álvarez, cuando se hizo la célebre foto en la que acariciaba a este animal, como si ella le diese personalmente de comer a diario. Una osa del tamaño que ya tenía Molina, sólo pudo aceptar tales intimidades con la consejera, dejándose acariciar para la foto, en vez de arrancarle la mano, por estar ya domesticada. Eso es todo lo contrario a un procedimiento de reintroducción en la naturaleza salvaje. Si la osa no estuviese domesticada, sus cuidadores no se habrían arriesgado a permitir tal escena. Lo demás es pensar que los ciudadanos carecemos de sentido común”.

“Partiendo de la constatación de este hecho injustificable, desde Foro sólo podemos lamentar el procedimiento seguido, el engaño al que fueron sometidos los ciudadanos del entorno de la reserva de Muniellos, los vecinos de Cangas del Narcea y Degaña, donde se simuló una peligrosa pantomima de reintroducción, hasta que Molina, como osa domesticada, bajó a Degaña a buscar a su amiga la consejera de agroganadería, con lo que la comedia pudo derivar en tragedia. Esta ocurrencia tiene ahora su último acto con la osa condenada a formar parte de la trouppe osera del circo de Carlos Zapico en Santo Adriano y Proaza. De esta forma, además de burlar a los vecinos del suroccidente de Asturias, Zapico sigue destrozando el proyecto de los Valles del Oso, donde sólo tiene sentido un verdadero centro de recuperación de la fauna osera, vinculado al avistamiento de animales salvajes en libertad”.

“Son muchas ya las voces que claman contra la lamentable gestión de la Fundación Oso de Asturias y la Consejería de Agroganadería, que han convertido las instalaciones de la Fundación Oso en un centro de maltrato animal, todo lo contrario de lo que se vende. Si se ha domesticado a Molina para llevarla al circo de Zapico, es porque se espera la muerte de las osas que tenía a su cuidado, Paca y Tola, a las que encerró en un cercado inadecuado, abandonando el gran espacio donde vivían en semilibertad, cuando se puso en marcha el absurdo programa de reproducción en cautividad para el que ya trajeron un enorme oso de circo de Cabárceno que destrozó a Tola, mientras Paca manifiesta síntomas graves de estrés por su encierro en una jaula”.

Anuncios