La Audiencia rechaza el recurso de Rodolfo Sánchez y su esposa contra Juan Vega, les abronca e impone las costas

rodolfobelen
El jefe de gabinete de Caunedo, Rodolfo Sánchez, con su esposa, Belén Fernández Acevedo, en actitud cariñosa, en Egipto, año 2010
  •  La Sentencia confirma nítidamente la libertad de opinar “sobre las actuaciones llevadas a cabo por personas que nos representan o que ostentan cargos públicos, electos o funcionarios”.
  • La Sentencia considera que las críticas que encierran los artículos en los que se fundamentaban las acusaciones se deben a “la vinculación que los denunciantes, con relevantes posiciones en el Ayuntamiento de Oviedo, pudieran tener con implicados en asuntos penales ciertamente relevantes como lo son los denominados Marea y Pokemon”
  • La Sentencia deja claro que los artículos publicados en la Web www.foroproaza.com no constituyen una afrenta al honor de los querellantes, dada la veracidad de los hechos, la relevancia política de ambos personajes, y la proporcionalidad de las expresiones empleadas.

La Audiencia Provincial acaba de desestimar el Recurso del jefe de Gabinete del alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Cunedo, Rodolfo Sánchez y su esposa, la concejala del Ayuntamiento de Oviedo, Belén Fernández Acevedo, contra Juan Vega, técnico responsable de la Concejalía de Cultura del citado Ayuntamiento, y vicesecretario de Comunicación de Foro Asturias, al que acusaban de un delito de calumnias, e impone costas a los recurrentes.

Las acusaciones de calumnia contra Vega tenían como fundamento la publicación de diversos artículos en la Webwww.foroproaza.wordpress.com, de la que es titular el citado funcionario, en los que supuestamente éste se refería a Rodolfo Sánchez y a su esposa Belén Fernández Acevedo, relacionándolos con los casos de corrupción política Marea y Pokémon, reclamando que se den explicaciones públicas por los diversos hechos, fundamentalmente contratos del Ayuntamiento de Oviedo, pero también contratos de iniciativas electorales del Partido Popular, en los que ambos se han visto envueltos, en relación con los citados casos de corrupción que investigan los tribunales gallegos y asturianos.

La Audiencia, en una resolución de inusual dureza, no sólo confirma las decisiones judiciales que en su momento se produjeron, sobreseyendo la causa y archivando las actuaciones por no haberse justificado la perpetración del delito del que se acusaba a Juan Vega, sino que da un llamativo repaso a los recurrentes de los que afirma que deben soportar la crítica y que ésta no debe considerarse en este caso una afrenta al honor, dada la veracidad de los hechos, la relevancia política de ambos personajes, y la proporcionalidad de las expresiones empleadas.

Recuerda además la Sala que “en este caso las manifestaciones de meras opiniones desde el punto de vista de la actuación e intereses públicos, emitidas a la vista de la información aparecida en medios de comunicación social de gran difusión, dada la vinculación que los denunciantes, con relevantes posiciones en el Ayuntamiento de Oviedo, pudieran tener con implicados en asuntos penales ciertamente relevantes como lo son los denominados Marea y Pokemon, entra dentro de la denominada crítica y censura política a la actuación del Gobierno Municipal”.

La resolución establece claramente que “este caso implica un ejercicio de la libertad de expresión, del derecho que todo ciudadano tiene hacia sus cargos públicos, electos o no, de mostrar sus opiniones acerca del umbral del desacuerdo con sus decisiones políticas o profesionales, crítica que, cuando entra dentro de los limites de lo razonable como aquí sucede, todo cargo publico ha de soportar por el mero hecho de ejercerla función publica”.

La Sentencia:

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 2

OVIEDO

AUTO: 00724/2014

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 2 de OVIEDO

Domicilio: PALACIO DE JUSTICIA DE OVIEDO, C/ COMTE. CABALLERO S/N- 5ª PLANTA

Telf: 985.96.87.63-64-65

Fax: 985.96.87.66

Modelo: 662000

N.I.G.: 33044 43 2 2013 0081165

ROLLO: APELACION AUTOS 0000480 /2014

Juzgado procedencia: JUZGADO DE INSTRUCCION. N.3 de OVIEDO

Procedimiento de origen: DILIGENCIAS PREVIAS PROC. ABREVIADO 0003629 /2013

A U T O  Nº 724/2014 

PRESIDENTE

ILMO. SR. D. JULIO GARCIA-BRAGA PUMARADA

MAGISTRADOS

ILMA. SRA. DÑA COVADONGA VÁZQUEZ LLORENS

ILMA. SRA. DÑA MARIA LUISA BARRIO BERNARDO-RÚA

En Oviedo a veintidós de octubre de dos mil catorce.

H E C H O S 

PRIMERO.- Han sido vistos en grado de apelación por la Sección Segunda de la Ilma. Audiencia Provincial de Oviedo los presentes Autos tramitados como Diligencias Previas 3629/13 en el Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo, en virtud de la denuncia interpuesta por Rodolfo Sánchez García y Belén Fernández Acevedo contra los propietario o redactores del denominado FORO DE PROAZA, el posteriormente identificado Juan Vega Alonso, por delito de calumnias vertidas con publicidad, en las que se acordó el Sobreseimiento Provisional y el Archivo de las actuaciones por Auto de 22 de mayo de 2014 al considerar que no aparecía debidamente justificada la perpetración del delito que dio lugar a la formación de la causa.

     SEGUNDO.- Contra dicha resolución se interpuso por la representación de los denunciantes recurso de reforma, que fue desestimado por Auto de 24 de junio de 2014 y frente al mismo recurso de  apelación, que admitido a trámite y dados los traslados oportunos, se acordó remitir a esta Audiencia Provincial junto con las actuaciones, y turnado a la sección segunda, ha dado lugar a la incoación del Rollo 480/14, en que se ha ordenado traer los autos a la vista para resolver el día 20 de los corrientes conforme al régimen de señalamientos habiendo sido designada Magistrado ponente la Ilma. Sra. Dña. María Luisa Barrio Bernardo-Rúa. 

R A Z O N A M I E N T O S  J U R Í D I C O S 

     PRIMERO.- El artículo 779 1-1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal determina que practicadas sin demora las diligencias pertinentes, si el juez estimare que el hecho no es constitutivo de infracción penal o que no aparece suficientemente justificada su perpetración, acordará el sobreseimiento que corresponda, notificando dicha resolución a quienes pudiere causar perjuicio, aunque no se hayan mostrado parte en la causa.

Debe recordarse a los recurrentes que, como señala el Tribunal Constitucional en su sentencia de 28 de septiembre de 1987, quien ejercita una acción penal no tiene, en el marco del artículo 24.1 de la Constitución Española, un derecho incondicional a la apertura y plena sustanciación del proceso penal, sino solo a un pronunciamiento motivado del Juez en la fase instructora, sobre la calificación jurídica del hecho, expresando en su caso, las razones por las que se archivan libre o provisionalmente las actuaciones.

En el supuesto sometido a consideración en esta alzada aceptando el postulado de intervención mínima, propio del derecho penal por extensión del principio de legalidad recogido en el artículo 2-1 del Código Penal y refrendado en el artículo 25 de la Constitución Española, resulta procedente la confirmación del Sobreseimiento Provisional acordado en la resolución recurrida, cuyos argumentos se comparten y hacen propios de esta Sala por cuanto su lectura refleja que resultan absoluta y rotundamente ajustados a derecho, siendo, por ello, en consecuencia procedente la desestimación del recurso de apelación interpuesto contra la misma, ya que no solo no deben perseguirse los hechos que evidencia falta de trascendencia delictiva, sino que tampoco han de verse sujetas a procedimientos penales personas cuyas conductas,  no son claramente incriminables, como aquí sucede, teniendo en cuenta que la esencia de la cuestión denunciada radica en las manifestaciones que aparecieron contenidas en la página Web del Foro de Proaza, WWW. FOROPROAZA.WORDPRESS.COM  cuyo responsable es Juan Vega Alonso, relativas a los denunciantes Rodolfo Sánchez en su condición de Jefe de Gabinete de “Caunedo” y anterior Jefe de Prensa de “De Lorenzo” y a su esposa Belén Fernández Acevedo, Concejal del Ayuntamiento, tildadas de calumniosas e injuriosas. La lectura de lo publicado permite apreciar que no solo no contienen una individualización suficientemente precisa y determinada para poder apreciar la imputación de un determinado delito y tampoco permiten afirmar que su autor hubiese obrado con manifiesto desprecio de la verdad y con ánimo de menoscabar el honor de los recurrentes, sino con la sola intención de denunciar, censurar y fiscalizar su actuación y además, y principalmente, la de otras personas de una mayor relevancia en la vida política y social de Oviedo.

La descalificación injuriosa en el ámbito de una actividad profesional puede tener un efecto adverso  afectando tanto a la imagen de la persona como a los resultados de actuación, sin embargo es evidente, pues así es reiteradamente señalado por la Jurisprudencia, que el carácter eminentemente circunstancial de los delitos imputados hace preciso tomar en consideración el momento ocasión o circunstancias en que las expresiones o manifestaciones son preferidas, para su adecuada valoración. No toda crítica o información ha de considerarse una afrenta al honor, pues en este caso las manifestaciones de meras opiniones desde el punto de vista de la actuación e intereses públicos, emitidas a la vista de la información aparecida en medios de comunicación social de gran difusión, dada la vinculación que los denunciantes, con relevantes posiciones en el Ayuntamiento de Oviedo, pudieran tener con implicados en asuntos penales ciertamente relevantes como lo son los denominados “Marea” y “Pokemon”, entra dentro de la denominada crítica y censura política a la actuación del Gobierno Municipal.

Reiterada jurisprudencia de nuestro Tribunal Constitucional (Sentencias de 27 de noviembre de 1989; de 13 de febrero de 1995, de 22 de mayo de 1995 entre otras) exige que el ejercicio del derecho a la libertad de expresión o información, para que no supere los límites del derecho al honor, ha de superar un triple test: test de veracidad, test de relevancia y test de proporcionalidad. Lo primero significa que se hayan adoptado elementales medidas de “contraste” de fuentes de la información ofrecida y en este caso es obvio que lo publicado en modo alguno puede ser desligado de lo aparecido en los medios de comunicación social de gran tirada en relación con la información relativa a relevantes causas penales seguidas por corrupción.

El test de relevancia implica que la persona o institución afectada tenga, por su condición de persona o entidad de carácter público, una especial obligación de soportar la crítica ajena, circunstancia que también concurre por mas de que ahora quieran los denunciantes desligarse de la parcela pública de su actividad. Se trataba de un tema de actualidad en ese momento con interés para la opinión pública y se refería a personas públicas en el ejercicio de sus funciones, en modo alguno en su esfera o parcela privada. Al respecto hay que recordar que el Tribunal Europeo de derechos Humanos ya en sus sentencias de 8 de julio de 1986 y de 26 de abril de 1979 indicaba  que los cargos públicos, por la relevancia de su función y por la necesidad del control de la opinión publica, han de soportar una mayor exposición a la crítica y la opinión de sus conciudadanos, que cualquier otra persona con otro cometido social.

El test de proporcionalidad implica que las expresiones proferidas no sean de por sí, en sí mismas, insultantes, que en las informaciones u opiniones que se ofrezcan no se incluyan expresiones innecesariamente ofensivas, vejatorias o insultantes.

No se puede establecer un limite de permisibilidad tan bajo a la crítica política o social que implique el no poder realizar manifestaciones acerca de la opinión que merecen las actuaciones llevadas a cabo por personas que nos representan o que ostentan cargos públicos, electos o funcionarios.

En definitiva, este caso implica un ejercicio de la libertad de expresión, del derecho que todo ciudadano tiene hacia sus cargos públicos, electos o no, de mostrar sus opiniones acerca del umbral del desacuerdo con sus decisiones políticas o profesionales, crítica que, cuando entra dentro de los limites de lo razonable como aquí sucede, todo cargo publico ha de soportar por el mero hecho de ejercerla función publica.

VISTOS los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación;

 

     LA SALA ACUERDA.- Desestimar el recurso de apelación interpuesto por la representación de Rodolfo Sánchez García y Belén Fernández Acevedo contra el Auto de 24 de junio de 2014 por el que fue desestimado el recurso de reforma interpuesto frente al auto de 22 de mayo de 2014 por el que fue acordado el Sobreseimiento Provisional y archivo de las actuaciones, dictado en las Diligencias Previas 3629/13 del Juzgado de Instrucción nº 3 de Oviedo de que dimana el presente Rollo, confirmando íntegramente dicha resolución y declarando de oficio las costas judiciales ocasionadas en esta alzada.

A firmeza de esta resolución, frente a la que no cabe recurso ordinario alguno, llévese certificación al Rollo de Sala, anótese en  los Registros correspondientes, remítase testimonio, al Juzgado de procedencia y archívese el Rollo.

Así por este Auto lo acuerdan mandan y firman los Ilmos. Sres. Magistrados que lo dictaron, de lo que yo, el Secretario, doy fe.

Anuncios

Ramiro Fernández, testigo de cargo del Pacto del Duernu

ramirín

Por su especial interés, y dado que en La Nueva España lo publican en “cerrado”, ahí va el asombroso artículo de Ramiro Fernández, periodista del gabinete del primer presidente socialista asturiano, Rafael Fernández, casi desde que éste volvió de México lindo y querido para hacerse cargo de lo que inmediatamente se convirtió en el gran negocio de la política asturiana.

Ramiro es todo un ejemplo de lo que critica en su artículo, pues tras pasar a las filas de José Ángel Fernández Villa en situaciones que él mismo describe con una encomiable prosa realista, terminó por refugiarse en Cangas del Narcea en tiempos del glorioso José Manuel Cuervo, en donde se dedicó a gestionar “suelo industrial”. De ahí pasó a SOGEPSA nada menos, donde chocó con Francisco Buendía.

De su salida de SOGEPSA, y su retirada a la vida privada rodeado de dossieres urbanísticos, sabe mucho su amigo José Manuel Vaquero, que le publica este martes esta sabrosa pieza para la historia de Asturias. El artículo tiene frases gloriosas:

  • Casi todos los documentos del SOMA y de su dirigente pasaron por mi máquina de escribir
  • Más tarde llega Aznar y empiezan los años de oro para el PP. El tipo llega con suerte
  • los dos ex presidentes, tanto Aznar como Felipe González, encontraron un acomodo indecente en las mismas empresas públicas que habían privatizado
  • Hemos colocado una autopista sobre otras dos, en una zona central de Asturias que parece diseñada por dementes
  • El descenso a los infiernos del dinero oscuro de Villa hubo de empezar, seguramente, a partir del 91
  • Cascos rompe con Marqués cuando se adjudica la Autovía Minera a un empresario con una relación cercana a Álvarez Areces
  • Es un tráfico oscuro de puertas giratorias que hace explícito un pacto muchas veces negado: Oviedo para el PP, Asturias para el PSOE
  • De modo que lo que realmente coloca a Asturias en esta quiebra se llama simplemente corrupción

Asturias, el régimen caído

Por Ramiro Fernández

Rafael Fernández, el primer presidente del Principado, me presentó en su despacho a Fernández Villa en 1979. Recién elegido secretario general del Soma-UGT, empezaba una larga andadura política y sindical. Al final de aquella charla, el Presidente me hizo como resumen una indicación muy breve, con aquel estilo sutil que le caracterizaba: “Ayúdale en lo que puedas”. Es decir, me sugería que me colocase a disposición del Sindicato Minero.

De esa manera empezó una colaboración que fue muy intensa y duró casi veinte años, en los cuales casi todos los documentos del SOMA y de su dirigente pasaron por mi máquina de escribir. El SOMA era entonces mucho más que un sindicato: tenía fuerza para nombrar presidentes del Principado y decidía también quién mandaba en la Caja de Ahorros. Villa llevó a ese cargo a Ángel Noriega y a Manuel Menéndez y destituyó sin dudarlo al presidente que quiso nombrar Areces.

Con unos pocos ejemplos, quiero darles idea de la amplitud de mi relación con Fernández Villa. En Madrid, preparamos hasta el mínimo detalle su aparición en “La clave” de TVE, sobre la minería en España. Gobernaba UCD, representada por el director de Minería. Fue un buen debate, la puesta de largo de Villa a nivel nacional. La guinda que inclinó la balanza ante la opinión pública la puso uno de los participantes, un empresario del carbón americano: “Tiene razón el minero”.

Otra jornada de las que quedan para siempre en la memoria fue la del golpe de Estado, el 23-F. Con casi toda la ejecutiva secuestrada, se decidió reunir en Madrid a los únicos cinco miembros que estaban libres. Para allá nos fuimos; tardamos menos de tres horas y media en llegar… sin radares, ni Policía, ni tráfico alguno en las carreteras. Atravesamos la mitad de un país totalmente desierto.

La cima de mi relación con la minería llega en la Navidad del 91, cuando las ejecutivas del SOMA y de CC OO se encerraron en el pozo Barredo. Fue el pulso final de la minería asturiana con el Gobierno de Felipe González y tuvo una repercusión enorme. Fui una de las poquísimas personas que bajaron de manera habitual, y en las últimas horas articulamos en una serie de puntos las ideas que se querían recoger en el manifiesto final. Lo leyó Villa y no sugirió corregir nada. Antonio Hevia tenía confianza en mí, tanta que no quiso siquiera leerlo. Le dijo a Villa: “Si para ti está bien, para mí también”, detalle que le he agradecido siempre. Se publicó tal cual, y ocupó una página entera en LA
NUEVA ESPAÑA.

Más tarde llega Aznar y empiezan los años de oro para el PP. El tipo llega con suerte, la economía internacional va como un tiro y el Gobierno tiene dinero para gastar a espuertas. Se privatiza todo, hacen caja con las grandes empresas públicas y Rodrigo Rato presume de buena gestión. Colocan a todos los amigos: Villalonga, en Telefónica; Blesa, en Caja Madrid; Óscar Fanjul, en Repsol; Francisco González, en Argentaria, desde donde llegará al BBVA, y aquello parece no tener techo. Son los años del “España va bien”. Cuando bajó esa burbuja y los vientos internacionales cambiaron, resultó que todo era un desastre, pero esos pies de barro no aparecerían hasta la época de Zapatero. En cualquier caso, en esa orgía privatizadora, los dos expresidentes, tanto Aznar como Felipe González, encontraron un acomodo indecente en las mismas empresas públicas que habían privatizado. Sólo esa manera de visibilizar ese sentimiento de verse como amos del cortijo ya pone blanco sobre negro la catadura mental y moral de estos personajes que nos han gobernado.

En Asturias, el encierro de Barredo marcó el punto final de la política minera. Aceptados los cierres, lo que quedaba era administrar de la mejor manera la eutanasia a las comarcas del carbón. La paz social se basó en jubilaciones, y una riada de dinero que se puso sobre la mesa para hacer toda clase de cosas dio lugar a una suerte de locura generalizada. Con los túneles de Riaño, por poner solamente un ejemplo, hemos colocado una autopista sobre otras dos, en una zona central de Asturias que parece diseñada por dementes. A cambio, la Autovía del Cantábrico sigue sin terminarse aún hoy. Puro sinsentido suscrito por todos.

Y, sobre la base de esa cercanía que he intentado explicar, el hundimiento que para la izquierda, para el movimiento sindical y para el PSOE en Asturias supone esta bofetada de encontrar a Villa en la lista de los millonarios de este país, ¿me extraña? Pues sí, en el sentido de que nunca pude imaginar que el mismo hombre que fue todo un referente de la lucha obrera pudiese caer en la tentación de enriquecerse de manera obscena. ¿Cómo se mide el valor de esos euros, aunque sean muchos, al lado del oprobio, el desprecio, la vergüenza infinita que aplasta a una persona, sin duda discutida y discutible, pero que de otro modo hubiera tenido sin duda un lugar destacado en la historia de Asturias?

Y al tiempo, también tengo que decir que no me extraña. Al lado de lo que Javier Cuartas apuntaba con certeza, “su natural capacidad de liderazgo, un acusado carisma, una personalidad combativa… y un talento innato para manejar de forma muy eficaz los resortes de poder”, en un hombre tan complejo como Villa había otras facetas. Yo destacaría la capacidad de presentar mil caras distintas, pero, sobre todo, y lo que me parece aún más determinante, un método que manejó siempre de compartir parcelas con el entorno más próximo, guardando para sí la panorámica completa. Ahí está, en mi opinión, la explicación de que a su lado se fueran quemando, una tras a otra, una lista larga de personas: Tino Venturo, Belarmino García Noval, Laudelino Campelo, Juan José Pulgar, Armando Fernández Natal… y alguno más que seguramente se me olvida.

Hasta donde décadas de un conocimiento cercano de la persona me permite intuir, el descenso a los infiernos del dinero oscuro de Villa hubo de empezar, seguramente, a partir del 91. Y lo afirmo por una regla básica de aplicación general: no hay crimen si no hay oportunidad, y en los años primeros del sindicalismo minero en la democracia lo que se dice oportunidades seguramente había pocas.

Eso cambió radicalmente con las compensaciones a los cierres. Ahí aparece ya la Sociedad para el Desarrollo de las Comarcas Mineras (Sodeco), en la que encontramos a un personaje central en todos los movimientos de Villa en el futuro, Luis Gómez. Dirige unos años Sodeco; después, en una pirueta llamativa, pasaría de la confianza de Villa a la de Gabino de Lorenzo, los dos venían ya manteniendo una relación llamativamente estrecha. El propio Gómez es quien en la comisión de representantes del Principado en la empresa pública los había conectado años atrás, cuando coincidieron como representantes del PP y del PSOE. Gómez es, sin duda alguna, una persona inteligente; también tripula, con un desparpajo que recordarán todos los que le conozcan, un barco mercenario y pirata cuya bandera está siempre disponible.

Cuando deja Sodeco, en la órbita de Villa, Gómez pasa a Gesuosa, órbita de Gabino, y creada por el Alcalde de acuerdo con Álvaro Cuesta, quien aterriza impulsado desde la FSA, manu militari, en la Agrupación de Oviedo y en la candidatura a la Alcaldía. En el 99, Gómez deja la empresa, con 12.000 millones de deuda, que Gabino se ocupa de que paguen los ovetenses. Es un tráfico oscuro de puertas giratorias que hace explícito un pacto muchas veces negado: Oviedo para el PP, Asturias para el PSOE. Tan real como la vida misma, por mucho que algunos insistan en lo contrario, porque la realidad es muy tozuda: es Gabino quien veta a Cascos cuando el PP hubiera gobernado cómodamente en 2011.

La minería privada pasa por Víctor Zapico, director de minas y consejero vinculado al SOMA, luego aterrizado en el regazo de Victorino Alonso, el gran empresario del carbón privado en España. Y, otra clave de este círculo urbanístico, empresarial y político-sindical, de recursos casi infinitos, está en el hilo directo que Villa y Cascos trenzan años atrás, al margen de procedimientos y gobiernos, con los fondos mineros de la etapa Aznar. Cascos rompe con Marqués cuando se adjudica la Autovía Minera a un empresario con una relación cercana a Álvarez Areces. Para Cascos, con el que mantiene antiguas pendencias, es la gota que colma el vaso. Pero tomen nota de que, pese a todo, aún hoy, Cascos defiende a Villa. Y sus palabras sobre la Fiscalía Anticorrupción resuenan como un eco de la pregunta de Pujol: ¿Qué coño es eso de la UDEF?

La pesadilla ahora es que este escándalo dinamita décadas de la historia de Asturias. Y esa historia, esa lucha minera que cruza todo el siglo XX, había sido, aún con muchos errores, básicamente sacrificada y noble. Y, sobre todo, quiebra el relato completo del socialismo en esta región, ya muy tocado por una historia reciente larga en corrupción, en miserias políticas y humanas, y en disparates que nadie ha sabido ni querido atajar.

Presumíamos de una región limpia y hoy somos, como el conjunto de España, un territorio maldito, en el que doce pesados años de arecismo terminan con el expresidente aparcado en el Senado y contemplando desde esa altura un rastro terrorífico que va de El Musel al Niemeyer, de la “operación Marea” al “caso Renedo”. De modo que lo que realmente coloca a Asturias en esta quiebra se llama simplemente corrupción, y el desprecio hacia los políticos que genera esa ola de negocios sucios, robos, coimas, mordidas y tarjetas negras que viajan de Galicia a Valencia, de Asturias a Sevilla, de Cataluña a Madrid. ¿Responsables? Aquí, las mismas cúpulas políticas que se mantienen intocadas e intocables en la región desde hace treinta años, las mismas que no entendieron nada de cómo Cascos pudo ganar en 2011. Lo que sufrimos ahora no es solamente una crisis económica brutal, es la caída de un régimen.

La factura que va a pagar el socialismo en Asturias va a ser enorme. El “caso Villa” puede no ser el último. El PP está también hundido en sus muchas miserias, de modo que lo que queda hasta el verano, este calvario que tenemos por delante, se parece a un camino agónico que terminará cuando se compruebe en mayo que este régimen se ha agotado.

Los que aún niegan esto tan evidente son los mismos que, por acción o por cobardía, nos han traído hasta aquí, porque nada de todo esto es nuevo. Hoy están en estado de pánico y balbucean sobre regeneración, sin saber muy bien lo que quieren decir. En realidad, sólo tratan de salvarse, pero lo cierto es que llegan ya tarde.