Cascos no desmiente su trabajo de “abrelatas” del PP denunciado por LNE

 

cascosempresaseguridad

Por Juan Vega

Francisco Álvarez-Cascos desmintió siempre todas las informaciones y noticias que publicaba sobre él La Nueva España, que creía afectaban a su imagen. Su celo al respecto fue extremo en todo momento, a lo largo de su vida pública, llegando en muchos casos a desmentir cosas que no podían ser desmentidas, por ser ciertas, cuyo tratamiento no le gustaba, hasta bordear el comportamiento obsesivo o psicopatológico, por parte de quien asestaba fuertes mandobles a diestro y siniestro, pero no soportaba un rasguño en sus carnes.

En algunos casos consiguió el desmentido, y en otros no, pero siempre se acogió al derecho de rectificación, con especial empeño cuando se sintió injustamente atacado, llegando en numerosas ocasiones a recurrir a los tribunales para intentarlo. El envío del escrito de rectificación que establece la Ley, de forma previa a la vía judicial, se vio siempre acompañado de su publicación en la Web de Foro. Además escribía allí libelos anónimos en los que descalificaba, cuando no insultaba, a los periodistas “desafectos”.

joacomerce
El trabajo de “abrelatas” tiene largo recorrido en el PP

Algo ha cambiado. Una información publicada el pasado 5 de noviembre, firmada por Eduardo Lagar, con el titular “Cascos trabaja desde hace dos meses como asesor de una empresa de seguridad“, en la que se revelaba que tiene un trabajo por cuenta ajena como “abrelatas”, no ha sido desmentida, puesto que la Web de Foro nada dijo al respecto. Tiempo ha transcurrido de sobra para hacerlo, y el plazo establecido por la Ley para rectificar se agotó hace días.

De acuerdo con esta información, y coincidiendo con la fase final de la traidora rendición al PP, con la artera entrega de Foro a Mercedes Fernández, sin consulta alguna con los afiliados que le quedaban, Cascos habría obtenido un contrato de una empresa de servicios que desarrolla buena parte de sus negocios en administraciones gobernadas por el partido de Mariano Rajoy.

Todo indica, y especialmente su revelador silencio, que Cascos ha sido recompensado con ese trabajo como “abrelatas”, en pago a su traición, en línea con los más repugnantes “malvados” de la historia y los relatos míticos, como Efialtes, Judas, Vellido Dolfos, Fernando VII o Mata Hari. Lo contaba así Lagar:

Hace dos meses fue contratado como asesor por la empresa murciana de seguridad Magasegur, según confirmó un portavoz de la propia compañía a LA NUEVA ESPAÑA. Entre las funciones que el político asturiano desempeña para esta empresa se encuentra la asesoría para la expansión de Magasegur en todo el norte peninsular, no sólo Asturias, sino también Galicia, Cantabria y el País Vasco, comentaron las mismas fuentes.

cascosmerce2
Para este viaje “alforjas”

¿En qué consiste “asesorar” a una empresa que busca contratos en administraciones públicas? Los contratos los hacen los abogados, el análisis económico para las ofertas economistas y contables, los pliegos técnicos los elaboran entre todos ellos, con expertos en seguridad. Sólo queda un asesoramiento posible, el mismo que Joaquín Fernández prestaba a Aquagest.

Para que no quedase ni una sóla duda, Lagar dejaba escrito, en letras de molde nunca desmentidas, lo que sigue. Es cierto que todo el mundo necesita vivir, especialmente si arrastra muchos compromisos económicos en su entorno personal, pero la política exige una cierta grandeza, un mínimo desprendimiento, vocación de servicio. Lo del contrato de Cascos con Megasegur, da asco, y salta a la vista que a estas alturas no tiene la menor intención de desmentirlo:

Magasegur presta sus servicios a numerosas administraciones públicas, tanto locales, autonómicas como la estatal. La gran mayoría de ellas, en manos del PP. Según datos del Boletín Oficial del Estado o de anuncios en boletines de distintas comunidades autónomas, el último contrato de vigilancia que Magasegur recibió, fue en febrero de este año. Está valorado en 1,1 millones de euros. Corresponde a la Consejería de Educación de Madrid, por entonces aún con el gobierno regional en manos de Esperanza Aguirre. En este ejercicio, también asumió la vigilancia de la sede de la Tesorería de la Seguridad Social y unidades dependientes en Málaga (473.000 euros) y diversas dependencias municipales y autonómicas en Murcia (176.000 euros). En total, la facturación a distintas administraciones públicas ascendió a 1,8 millones de euros en 2015.

A Joaquín Fernández lo contrató Aquagest para que allanase políticamente el camino para los negocios del Grupo Aguas de Barcelona en Asturias. Ahora se están viendo las interioridades de su actuación. Que Cascos trabaje de “abrelatas” para el PP, traicionando de manera vil a sus seguidores y a los votantes de Foro, no sólo le degrada a él, sino que contribuye a incrementar el perfil perverso y corrupto del partido de Mariano Rajoy, Mercedes Fernández, Gabino de Lorenzo y Agustín Iglesias Caunedo, un personaje sobre el que Cascos y su reducido grupo de mercenarios no han dicho todavía ni palabra. ¡Normal! ¡Qué van a decir!

 

Anuncios

¡Manda huevos! Los tartufos de Javier critican a Ripa por haber tenido una beca

Ripa

Por Juan Vega

El Musel, el Calatrava, el nuevo HUCA, el Niemeyer, la TPA, Sedes, Sogepsa, la trama jamonera de Almacenes Pumarín, los muebles de Igrafo con los que Gabino de Lorenzo y Vicente Álvarez Areces tabicaron sus dependencias, etcétera, etcétera. Asturias tiene sus armarios repletos de muertos del bipartidismo del PPSOE y su reparto territorial Oviedo por Asturias, y aquí el problema es que un joven dirigente de Podemos tuvo una beca. Vuelvo a citar al gran intelectual Federico Trillo: ¡manda huevos! Poco más se puede decir. Pero lo digo.

José Ángel Fernández Villa se trajo a Javier Fernández de Santander para que gestionase en Asturias el negocio de la minería subvencionada desde la Consejería de Industria, y éste no desperdició la oportunidad de hacer en la vida un estupendo patrimonio. Fernández, que encabeza el clan de los recién llegados al exclusivo entorno residencial de la burguesía asturiana en Somió, quiere disfrutar de una cierta comodidad gobernando, y para eso necesita a Agustín Iglesias Caunedo al frente del Ayuntamiento de Oviedo, reeditando así el viejo pacto que su maestro estableció con Gabino, conocido universalmente como SOMA-PP. Al gran pensador Javier, que lee libros de mil páginas, no se le ocurre nada mejor que esto de cascarle al estudiante Ripa porque tuvo una beca, y manda que sus amigos de Calvo Sotelo coloquen en primera tan surrealista astracanada, el día en que se ventilan cuatro años de ayuntamientos en Asturias.

Como Carmen Moriyón está limpia de polvo y paja, y José María Pérez, candidato socialista al Ayuntamiento de Gijón, fue consejero de la Autoridad Portuaria que aprobó el modificado de El Musel en el que se concentran todas las miradas, Xixón Sí Puede opta por presentar candidatura y se niega a respaldar a Pérez. Fernández tiene así un pretexto para reunir un comité que nunca se reúne para eso, y vuela el acuerdo para que el PSOE de Oviedo, que tiene un portavoz tan limpio de polvo y paja como Moriyón, Wenceslao López, tenga que dejar, por pelotas, a Caunedo al frente del Ayuntamiento, y así cumple su parte del pacto con el PP para seguir gobernando, como hasta ahora, con el apoyo de Mercedes Fernández.

El verso suelto del sistema asturiano ya no es Francisco Álvarez-Cascos, que abandonó la guerra, dejando el partido en manos de una profesional de la política procedente del PP, Cristina Coto, y sólo Moriyón resiste en la revuelta cívica que encabezó Cascos, junto con un puñado de alcaldes, alcaldesas y portavoces de Foro que hicieron un buen trabajo en estos cuatro años. El verso suelto del sistema asturiano es ahora Podemos, que apoya a Xixón Sí puede y a Somos Oviedo, rompiendo el viejo sistema bipartidista, como hace cuatro años hizo Foro.

restaurante
Hermosa vista del restaurante del hermano de la consejera que critica a Ripa por haber tenido una beca

Por eso, porque el miedo a perder el chollo machaca las neuronas, atacan a Podemos con la campaña más surrealista de la historia de La Nueva España. Sólo les falta ya andar por ahí metiendo papelinas de coca en los bolsillos de la gente y llamar a la Policía con el fotógrafo preparado. Y es que como aquí no tienen pito que tocar por el momento para desprestigiar a Podemos, y todavía no se atreven a lo de la papelina, la única historia que consiguieron los chicos de Javier Fernández para ventilar en su diario oficial, La Nueva España, es que Dani Ripa, dirigente asturiano de Podemos, tuvo una beca y todavía no presentó la tesis doctoral.

Eduardo Lagar escribe la vomitada, y la marranada la aflora la consejera de Educación, Ana González, escondida bajo cobarde anonimato, cuyo hermano montó un precioso restaurante en el puerto de Llanes financiado por el ejecutivo asturiano. Los detalles del chollo del hermano de esta asombrosa émula de Tartufo, los tienen en el artículo “Javier Fernández invierte 400.000 euros en una pasarela para la familia socialista de Llanes“.

lagar

Javier Fernández convertido en el perroflauta del socialismo español, tras el brutal fracaso de su política de comunicación

susajavi
En La Nueva España chiflan, ahora que toda Asturias sabe ya que Javier Fernández no pinta nada en el socialismo español, vejado, humillado y despreciado por Susana Díaz

Ridículo histórico el que han hecho Javier Fernández y La Nueva España, junto con su troupe de titiriteros de la comunicación, que se les ocurrió vendernos que entre él y Alfredo Pérez Rubalcaba habían “frenado en seco” a Susana Díaz. La cagaron.

Presa de un ataque de locura, la nave vaqueril de los locos de este domingo, llega a hablar de Fernández como “Pelayo”, la “Santina” y “Leónidas”, y sus perros de presa tildan al PSOE nacional de “sarracenos”, ante su evidente fracaso en el congreso del PSOE, en el que tanto ha tenido que ver tan ridícula como mentirosa campaña de imagen, haciendo bueno el eterno “antes se coge a un mentiroso que a un cojo”, superado sólo por nuestro popular “alábate gochín que no hay quien te compre”.

No sólo no frenaron a la Díaz, como decían, sino que la andaluza se ha convertido en reina y señora del PSOE, arreándole a José Manuel Vaquero y al propio Fernández tal cachetón en toda la bocona, que nunca lo olvidarán, pues no les ha quedado un diente en su sitio.

El canditato de Fernández, Eduardo Madina, se deshizo como un azucarillo, y la Díaz se ha ciscado en las primarias para octubre que reclamaba nuestro fracasado Javier. Así que es tal la frustración y la rabia que destilan, que el diario de la ovetense calle de Calvo Sotelo, olvidando cualquier principio deontológico del periodismo, como viene haciendo desde mucho tiempo atrás, se convierte hoy en un auténtico chorro de baba envenenada que se acumuló durante semanas y estalla como un forúnculo purulento, cargado de frustración y rabia.

La indignación impotente de quien pretendía aparecer como poderoso, y se revela como un pobre hombre del socialismo hispano, le convierte ahora en un personaje ridículo ante toda España, tras el premio de consolación que le han dado. Fernández, que llegó al congreso diciendo que no quería “como le pedían” ser presidente del PSOE, y que aseguraba que se conformaba con seguir siendo lo que era, presidente de una comisión, que como es lógico le arrebató la andaluza, tiene ahora su terrible ego muy tocado, y no sabe dónde esconderse para comerse las paredes con los dientes.

El orgullo desbocado de Fernández, ese ataque de ego sin control, sirvió para dejar claro el papel que le queda, como perroflauta del socialismo español, bien lejos de esa falsa imagen que tanto se empeñan en airear, como hombre “influyente” por su “inteligencia”. Al contrario, le dieron un caramelín de propaganda para que callara, y dejase de estar sentado a la puerta del congreso, dándoles el tostón, con su perro y con su flauta.

En un desquiciado artículo firmado por Evelio G. Palacio, titulado “La Reina del Sur esconde un afilado puñal en la sonrisa”, se inicia, en la edición de este domingo, un rosario de despechadas descalificaciones e improperios de todo tipo, dirigidos al nuevo secretario general de los socialistas españoles, Pedro Sánchez, y a su ama de cría, Susana Díaz.

Termina así, Evelio su impresionante pieza con una gran verdad, la única de su loco artículo:

La controversia promete nuevos episodios apasionantes porque, por mucho que lo intenten maquillar, no hay forma de esconder el vilipendio sufrido por los socialistas asturianos

Tal parece que en donde escribe socialistas asturianos, debería escribir también “y La Nueva España”, pues jamás de los jamases, dirigentes políticos y coro de aduladores, escribieron tal colección de mamarrachadas, durante semanas y semanas, hablando de la gran “influencia” de Fernández en el socialismo español, para acabar demostrando, de esta forma, que no pintan nada, hasta tal punto, que tuvieron que montar un motín, para que le tiraran en la gorra un puesto de botones, tras arrebatarle el que él quería.

Otro mercenario de la pluma vaqueril, el insuperable Eduardo Lagar, en otra pieza, quizás aún más loca que la de Evelio, titulada a su vez “La cruz de la derrota”, compara a Javier Fernández con Pelayo y sus astures contra la “sultana” Díaz, calificando a la mayoría de Pedro Sánchez como “sarracenos”. Dice el loco artículo de Lagar:

Así que la masacre fue total cuando desde Al Andalus llegó la sultana Susana Díaz, haciendo valer una mayoría sarracena que cubrió a los asturianos de rubias saetas

En un momento de enajenación incalificable, compara también Lagar a Fernández con Leónidas, el rey espartano, y su desigual lucha con los persas en la batalla de Las Termópilas, y hasta tal punto enloquece este asombroso plumífero, que llega a comparar a Fernández con la Santina de Covadonga.

Tras lo de Leónidas y lo de Pelayo, con lo de la Santina, consigue subir Lagar desde los abismos del ridículo a los cielos de la oligofrenia majadera:

Arrebatarle a Fernández la presidencia del Consejo Federal es como desahuciar a la Santina de la Cueva del Monte Auseva.

Este episodio tendrá insospechadas repercusiones, pues Javier Fernández se ha convertido en el hazmerreir del socialismo español, y La Nueva España, que a causa del desgaste de su patológica batalla contra Francisco Álvarez-Cascos y Foro, se ha transformado en una especie de manicomio mediático, aparece ante todos los asturianos como un ridículo e inútil altavoz descacharrado, sin la menor influencia por su total falta de apego a la verdad, víctima de su mercenaria voracidad.