Gabino de Lorenzo se prepara para dejar de ser jefe de la Policía

gabinocongresos

Por Juan Vega

Gabino de Lorenzo nunca se cortó ni un pelo, y acaba de realizar unas escandalosas declaraciones de autodefensa, al hacerse pública la faena de aliño de la Fiscalía en el Juzgado número dos de Oviedo, recomendando el archivo de las diligencias del Caso Palacios.

Gabino está a punto de abandonar la jefatura de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Asturias, y se nota en su llamativo nerviosismo. Desde sus últimos días de influencia en la Justicia del Gobierno, con su principal quebradero de cabeza a punto de ser neutralizado, se atreve a realizar una acalorada e imprudente defensa de su escandaloso negocio con la empresa Jovellanos XXI, en el que contó con la ayuda de dos influyentes familias de la plutocracia.

Utiliza Gabino las páginas de LNE para desviar la atención sobre el asalto a la caja pública que perpetró en comandita con esas dos conocidos clanes de empresarios, poniendo el acento sobre la falta de aprovechamiento, por parte del gobierno tripartito de Oviedo, de un edificio difícil, como es el Calatrava, aquejado de un pésimo diseño funcional.

Hay que reconocer que el actual gobierno municipal todavía no ha invertido la tendencia equivocada a organizar reuniones en el Auditorio, edificio de vocación musical, que fue utilizado durante años como palacio de congresos, cuando Oviedo carecía de un equipamiento de esa naturaleza.

Lo normal sería llevar tiempo ya organizando todas las reuniones públicas en Buenavista, pues aunque se trate de un edificio bueno, malo, o peor para esa finalidad, es el que hay, y los ovetenses vamos a tener que abonar su coste. ¡Nos lo comemos con patatas, queramos o no! ¡Este jeta nos lo colocó!

Eso sí, Gabino, responsable de la construcción y el despilfarro que supuso esa porquería de edificio, se atreve a decir que si, al final, el complejo de Buenavista no se convierte en el motor de actividad y atracción turística para el que fue concebido: “eso no será culpa de quienes políticamente decidieron la construcción de este Palacio de Congresos que, hasta ahora, no ha costado un euro al Ayuntamiento”. ¡Qué morrazo que tiene el tío!

El traslado del Carlos Tartiere de Buenavista a su actual emplazamiento, y la construcción del nuevo estadio desorientado y fracasado, la pérdida del solar del Vasco, el regalo de las edificabilidades del Vasco y Buenavista, la propiedad de dos grandes aparcamientos subterráneos, las licencia de gran superficie otorgadas a ambos complejos, según Gabino, no cuestan dinero. Es tan mentiroso que resulta imposible superarle.

Las buenas gentes de Asturias esperan anhelantes que un galopín, que es capaz de afirmar que tales despilfarros, por no decir malversaciones, no son dinero, debe ser urgentemente apartado de cualquier cargo público, y más de la dirección de la Policía, la Guardia Civil y de cualquier influencia sobre los funcionarios del Ministerio de Justicia. Y no creo necesario explicar por qué es tan urgente apartarlo de ahí.

Él, mientras tanto, se prepara para intentar asaltar el PP, pues tiene que seguir protegiendo su retirada después de tan monumental atraco, ya que nada peor podría ocurrirle que verse sin las defensas de las que ahora goza ante la inevitable reacción del pueblo de Oviedo, que tarde o temprano conseguirá que sus políticos dejen de mirar hacia otro lado y la Ciudad se persone ante la Justicia para exigir que Gabino de Lorenzo responda personalmente con su patrimonio de sus despropósitos.

 

 

Anuncios

Juan Vega espera justicia desde el año 2007, cuando fue agredido para quitarle una cámara con la que grababa para El Comentario TV

La TPA acaba de difundir, como “gran exclusiva”, la calificación de la Fiscalía del año 2009, en la que ésta realizaba su primer escrito de acusación contra los agresores de Juan Vega, en los incidentes ocurridos dos años antes. Desde entonces han transcurrido cinco años, pero la TPA ni se molestó en conocer las circunstancias actuales del caso. ¿Motivo? Ni se sabe. Pero se intuye. Cualquier conocedor de los entresijos políticos de Asturias, es consciente del silencio mafioso que rodeó esta agresión y sus consecuencias.

Conviene recordar el artículo de José Sobrado, “Juan Vega hospitalizado“, para situar en sus justos términos qué es lo que se estaba dirimiendo cuando nuestro editor -y entonces editor de la página de periodismo ciudadano El Comentario TV- fue agredido el 31 de mayo del año 2007. El gobierno de coalición entre Vicente Álvarez Areces y la Izquierda Unida de Jesús Iglesias, se encontraba en plena ofensiva liberticida. Meses antes de la agresión, Areces había clausurado las emisiones terrestres de Tele Asturias, en las que Vega tenía una destacada participación.

Juan Vega nunca se cortó a la hora de explicar la animadversión de sus agresores que les llevó  a ejercer contra él la violencia física, pues en aquel entonces editaba una página Web de gran difusión, en la que explicaba el tejemaneje económico que se traía la IU de Gaspar Llamazares, a través de su empresario de confianza Manuel González, conocido como el “hombre de Móstoles”, personaje que se había reunido con Rodolfo Cachero, propietario de la cadena Teleasturias, para negociar las condiciones en las que IU, había de darle la licencia y evitar el cierre que llegó un tiempo después.

La sede de IU en la Plaza de América había sido reivindicada y conseguida judicialmente por el PCE, que denunció en aquel momento una oscura operación impulsada por IU, para quedarse con un local de Telefónica en Oviedo, en la que IU disponía del patrimonio histórico del PCE. González, el intermediario de la operación, animaba el mercado inmobiliario dedicado a promover vivienda de alquiler en Oviedo, Langreo y otras localidades, mientras el dirigente gijonés José Antonio Hevia Braña controlaba la promotora PROGEA, envuelta en el escándalo por su depredadora gestión.

En aquel entonces, Manuel González Orviz, hoy coordinador general de IU Asturias, que tuvo una destacada participación en los acontecimientos en los que resultó agredido Vega, formaba parte de los gobiernos de Areces, primero con Laura González, y después con su hija Noemí Martín que heredó la misma consejería, como director general de Vivienda.

Por eso Orviz estuvo presente con voz y voto en las decisiones que se adoptaron en la empresa SEDES sobre los Palacios de las que tanto tienen que contar él y su amigo González. Orviz tiene mucho que contar también sobre lo ocurrido en VIPASA, y lo sabe todo sobre el “hombre de Móstoles” y sus promociones de vivienda de alquiler, y lo que fueron los negocios de Progea en Asturias, que condujeron al cierre de los astilleros de Gijón.

 

La Fiscalía pide tres años de cárcel para Severino García Vigón

Imagen

No hace mucho que Gabino de Lorenzo pedía encarecidamente a Severino García Vigón que siguiese al frente de los empresarios asturianos:

Asturias no puede prescindir de gente como tú. Tu marcha sería una pérdida que no podemos permitirnos. Esta región necesita que sigas contribuyendo a su estabilidad.

El diputado de Foro, Enrique Álvarez Sostres, pidió al Gobierno de España que explicase cómo es posible que su delegado en Asturias, el hombre que dirige las Fuerzas de Seguridad del Estado en la Comunidad Autónoma, apoyase de esta manera a quien tenía tan graves problemas con la Justicia.

La respuesta, como era de esperar del Gobierno de Mariano Rajoy, resultó de lo más desconcertante:

El Gobierno de Rajoy considera que el apoyo de Gabino de Lorenzo a Vigón era ‘a título personal’ y no como Delegado del Gobierno, pero el desdoblamiento de personalidad en la vida pública no existe

Ahora sabemos que la Fiscalía pide tres años de prisión para Vigón. Es decir, se confirma que el delegado del Gobierno no podía decir tales cosas, desde ningún punto de vista, ni particular ni general. ¿Va a cesar el Gobierno de Mariano Rajoy a su delegado, por hacer tan inconvenientes declaraciones, supuestamente “a título personal”, como si alguien pudiese compartimentar sus actos al margen de su cargo público, ahora que su inconveniencia queda tan de manifiesto?

Lo cesen o no lo cesen, las intimidades del delegado del Gobierno y el presidente saliente de la patronal, que quedaron patentes en San Claudio, Olloniego y la Cámara de Comercio, donde amigos comunes como el Chino siguen gestionando los más confusos negocios, adquieren la categoría de gran escándalo para las personas decentes. Es de suponer que para los empresarios y directivos de La Nueva España, seguirá siendo todo de lo más normal.