La rabia de la Rodolfa

machismo

Por Porompompón Porompompero

A Belén Fernández Acevedo, que era presidenta de la SOF en la Corporación ovetense presidida por el ex alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, cuando su marido Rodolfo Sánchez era su jefe de gabinete, le molestó que Roberto Sánchez Ramos dijese que tanto ella como su marido forman parte del Clan de Morcín, en un rifirrafe periodístico sobre la Navidad ovetense. ¿Por qué le molesta tanto que se diga algo así? ¿En casa de qué ahorcado ha mentado Rivi la soga?

Es sabido que el Clan de Morcín, ya no existe, pues ni Caunedo vive ya allí -consiguió trasladarse a la milla de oro capitalina aunque nunca se le haya conocido oficio ni beneficio-, donde tenía un adosado pegado al de Sánchez y Fernández, ni su ex mujer, Isabel Pérez-Espinosa, habita tampoco en la ribera del Caudal, puesto que tras su fracaso electoral, se largó a buscar climas más secos y cálidos en la dirección territorial de la Zona 1 de la empresa pública ACUAES. Luego ya no hay clan, porque sólo viven allí Rodolfo&Rodolfa.

Pero hay más. Dice Acevedo, haciendo una vez más de boca de ganso de su esposo -por eso la llaman “la Rodolfa”-, según La Nueva España, que a Rivi “le ha engañado su nuevo “jefe de incultura”, en una clara alusión a Juan Vega, el editor de ForoProaza, esta página de libertad: “Le está contagiando su forma de actuar porque no hay más clan de Morcín que el que inventó su enfermiza mente para seguir haciendo el mal”.

Lo que dice Fernández Acevedo es cierto. No lo de que a Vega le guste hacer el mal, lo que viniendo de esta especie de Cruella de Vil de calella es para él un gran halago. Es cierto, como dice la Rodolfa, que ya “no hay más Clan de Morcín”, pero no porque como dice la señora de Sánchez, lo inventase la mente maligna de Juan Vega, sino porque sus componentes se han marchado -“las estrellas por la noche han perdido su esplendor“-, y además, los miembros de este grupo de listillos, han ido cayendo en sus propias trampas.

Sánchez, marido de Fernández Acevedo imputado en el Caso ASAC, sigue a la espera de que se depuren sus responsabilidades en las falsedades detectadas en su día en la contratación de periodistas. Caunedo está imputado en Pokémon y Pérez-Espinosa, hundida políticamente tras su fracaso electoral, sigue mamando a duras penas de las precarias ubres de Mariano Rajoy. Todos ellos esperan, además, a que el Tripartito los meta en los tribunales de una vez, por el expolio que organizaron en la carpa de La Ería, un asunto en el que no hay más cera que la que arde, del que los restos del Clan de Morcín tendrán sin duda que dar pormenorizadas explicaciones en el lugar adecuado: los tribunales de Justicia.

De La Senda del Tiempo, Celtas Cortos, dedicada al Clan de Morcín:

A veces llega un momento en que
te haces viejo de repente
sin arrugas en la frente
pero con ganas de morir
paseando por las calles
todo tiene igual color
siento que algo hecho en falta
no se si será el amor.

Me despierto por la noches
entre una gran confusión
es tal la melancolía
que está acabando conmigo
siento que me vuelvo loco
y me sumerjo en el alcohol
las estrellas por la noche
han perdido su esplendor

He buscado en los desiertos
de la tierra del dolor
y no he hallado mas respuesta
que espejismos de ilusión
he hablado con las montañas
de la desesperación
y su respuesta era solo
el eco sordo de mi voz

Anuncios

Caunedo, el “modelo putiferio” y el agujero de La Ería

Las elecciones apearon el “modelo putiferio” del Ayuntamiento de Oviedo

Por Rodolfete de Rechupete

La Nueva España desvela un agujero de 700.000 € en la organización de las Fiestas de San Mateo de este año, que se concreta en las cuentas de los conciertos de La Ería, cuyos contratos fueron firmados deprisa y corriendo, con urgencias más que sospechosas, antes de las elecciones municipales, por el Gobierno de Agustín Iglesias Caunedo. ¿Se puede aceptar que se produzca un agujero así, en una administración pública, por unos conciertos de perrona, sin que los responsables paguen por ello? La resignación ante las consecuencias de los presuntos casos de corrupción está acabando con nosotros.

La responsable directa de este horrible desastre económico que tanta prisa había en amarrar, es la concejala Belén Fernández Acevedo esposa y herramienta política de Rodolfo Sánchez, ex jefe de gabinete del ex alcalde Caunedo, procesado por el Caso Aquagest. Sánchez también está procesado en otro asunto: el Caso Asac. Sánchez y su esposa Fernández Acevedo, tienen un papel protagonista en las grabaciones policiales de los casos Marea y Pokémon. Ella adoptó las decisiones más peliagudas de este inquietante negocio privado que se financia con dinero público. Un agujero de 700.000 € en manos de semejantes firmas da que pensar. Pero también obliga a actuar.

ería
La SOF exige conocer los ingresos de unos conciertos pagados por todos

Pendientes como estamos todos de las “putas” y los “varios” que su amigo Joaquín Fernández apuntó en el ordenador a cuenta del Capitán Tan Caunedo y sus viajes a lo largo y ancho de este mundo, pagados por empresas que obtuvieron beneficios conocidos, y puede que injustificables, gracias a la benevolencia del viajero gorrón, se nos pasa desapercibido este otro, y no menos relevante “putiferio”, el “putiferio de la Ería”, que da la verdadera dimensión de lo que Caunedo llamaba “modelo Oviedo”.

Asombra pensar que a estas alturas, después de ponerse en evidencia semejante agujero, vista la catadura moral del gobierno saliente de Oviedo, la SOF no sepa todavía cuánta pasta se han metido en los bolsillos los afortunados beneficiarios de este increíble chanchullo, y por eso nos anima comprobar que se haya acordado en el máximo órgano gestor de la sociedad, pedir la información legal, SGAE incluída, sobre el dinero que va a los bolsillos de, entre otros, el propio director de los conciertos, al que se contrató con una astronómica retribución de 100.000 €, además de entregarle el chollo de las barras de los bares para su disfrute particular, y encima, juez y parte, él mismo, además de ser el director, organizaba conciertos como promotor privado, para su propio beneficio.

Caunedo y Fernández Acevedo ultimando los detalles de los contratos

Hay que recordar que esos 700.000 € que ponemos todos, y que se han perdido, allí donde otros se han embolsado cifras que desconocemos, pero que podrían equivaler a lo perdido por la SOF, no se han gastado en la organización de conciertos de grandes estrellas del firmamento musical, sino con artistas de medio pelo, de esos que se contratan por cifras que van entre los 10.000 y los 40.000 €, y eso que se cobraron entradas nada baratas, y la SOF, encargada de organizar los festejos, entregó el negocio de las las barras a los mismos, así como la recaudación de las entradas, que encima eran vendidas y controladas por una empresa privada contratada por el afortunado adjudicatario de tan fantástico negocio. Además de juez y parte, él tenía el control de la taquilla, y no el Ayuntamiento de Oviedo, que lo ponía todo.

Si los conciertos se hubiesen organizado gratis, y los beneficiarios de esta extraña forma de derivar los fondos públicos hacia las cuentas privadas, no se hubiesen embolsado sustanciales cantidades, los ciudadanos no habrían tenido que pagar las entradas, y el Ayuntamiento habría gastado menos dinero. ¿Cómo es posible que unos conciertos de pago en una carpa cerrada salgan más caros que si se ofreciesen de manera gratuita en un espacio público? Es evidente que aquí hay una administración del dinero público, en manos de Caunedo y su mariachi, que debe ser inmediatamente investigada por los órganos judiciales competentes.

carpa
Regalaron, a cambio de dos perronas, el chollo de las barras

El aparcamiento en el que se celebraron los conciertos es público, la carpa que en él se instaló la pagó la SOF, así como el escenario, la sonorizacion, la produccion y dirección de los espectáculos, etcétera, etcétera. Es decir: todo lo que costaba dinero, incluida buena parte del coste de los artistas, lo pagamos todos, y lo que daba dinero, las barras y las entradas, se lo quedaban particulares. Estos comportamientos podrían encajar, de acreditarse todo lo que ya conocemos con las correspondientes pruebas, en el Código Penal, Artículo 252, en el delito conocido como “administración desleal”

Serán punibles con las penas del artículo 249 o, en su caso, con las del artículo 250, los que teniendo facultades para administrar un patrimonio ajeno, emanadas de la ley, encomendadas por la autoridad o asumidas mediante un negocio jurídico, las infrinjan excediéndose en el ejercicio de las mismas y, de esa manera, causen un perjuicio al patrimonio administrado.

¿Cómo es posible que a estas alturas la SOF, sociedad a la que el Ayuntamiento de Oviedo encomienda dinero público para que organice las fiestas, no sepa cuántas entradas se vendieron, y cuánto se pagó a la SGAE por las liquidaciones de taquilla, si no hay una voluntad expresa de ocultar cuánto ganaron los que parecen haberse quedado con los 700.000 € que otros perdimos?

 

La Concejalía de Comunicación y nuestros amigos de Calvo Sotelo

rudolfwences
Rodolfo Sánchez pone la oreja, mientras Wenceslao López cuchichea con Ana Taboada, en el Pleno de Investidura en el que se le acabó lo que se daba

Por Xoaca Bobela

A La Nueva España no parece hacerle ninguna ilusión que Rodolfo Sánchez, ex jefe de gabinete de Agustín Iglesias Caunedo -que ejerció estos últimos años de alcalde a la sombra y presidente consorte de la SOF-, imputado en el Caso ASAC a cuenta de la escandalosa contratación “a dedo” de los periodistas de la Alcaldía de Oviedo, y metido en todos los berenjenales habidos y por haber, como Marea y Pokemon -cuya implicación quedó acreditada en sede judicial tras sus inútiles acciones judiciales contra Juan Vega-, se quede sin el control de la publicidad institucional.

La administración de la publicidad institucional, con montajes como el de Vivir Oviedo y el Ovetense del Año, un mero ejemplo en un río de contratos “a dedo” al límite de la legalidad, de 18.000 en 18.000 euros, fue la base de la licencia para matar que como 007 disfrutó Rodolfo con el PP, pero también de los poderes de un diario acostumbrado a convertir la vida política en permanente publirreportaje, siempre que un abundante chorro de grasa facilite el esfuerzo de los engranajes, en una relación en la que se perdió toda mesura y cualquier apariencia de imparcialidad.

En Calvo Sotelo hay nervios, porque saben que en cualquier caso se ha desmoronado un modelo de tan largo recorrido y está por ver qué pasa ahora, y por eso cuelan este martes una morcillita de lo más sabroso, en medio de una página 3 de escándalo, con reflejo en Primera, dedicada a “tocar los cataplines”, al sacar una merdé de la grúa fuera de contexto como si se tratase de una novedad, consecuencia de lo que ya se atreven a intentar presentar como “desgobierno”, como si nos enterásemos ahora que ya no está el responsable de la situación al frente del Ayuntamiento.

contraordenAsí, en medio de la marranada periodídstica que es esta memorable página tres de apertura de la sección de Oviedo -el jabugo periodístico- aparece este bonito párrafo de un artículo expresivamente titulado “Somos, PSOE e IU, dilatan su acuerdo para formar el gobierno local“, con el que intentan desestabilizar la formación del tripartito carbayón, metiendo prisa para la distribución de las áreas y concejalías de Gobierno:

Somos ya ha manifestado en otros encuentros su intención de hacerse con la (concejalía) de comunicación, de la que dependerían servicios como la oficina de transparencia, el departamento de prensa, los distritos y la oficina de atención al ciudadano.

somosLa normativa vigente prevé un mes de plazo para la formación de la Junta de Gobierno, y desde el diario que parece haber perdido la Alcaldía más que el propio Caunedo, intentan crear un clima de histeria, porque de momento los tres partidos que respaldaron la investidura del nuevo alcalde se hayan tomado una semana para negociar y estudiar el nuevo organigrama, aprovechando la natural perplejidad que causa entre los funcionarios un relevo total, tras un cuarto de siglo de gabinismo, que mantiene los armarios llenos de esqueletos y las alfombras cubriendo toneladas de polvo.

Cómo no puede ser menos, y en medio de tanta agitación de las columnas del templo, LNE enviaba el recadito a los miembros de la coalición Somos-PSOE-IU, para que algo tan importante como “lo suyo” no caiga en manos “irresponsables”, después de estos años en unas manos tan “responsables” como las de Rodolfo, que ya les vende que él conoce bien a Wenceslao López de sus tiempos de corresponsal en La Voz de Asturias, y toda la plantilla municipal se hace lenguas sobre la forma en que hace la corte, cuando no la pelota más descarada, al nuevo alcalde.

¿Cómo se atreve Caunedo con los negocios que monta Rodolfo en su carpa de la SOF?

carpa

Por Xoaca Bobela

Gabino de Lorenzo nunca se atrevió a organizar espectáculos de pago en los festejos ovetenses, salvo unos pocos conciertos de enorme ambición y señalado fracaso, de los que terminó zafándose por su fino instinto que le llevó a sobrevivirse a si mismo como alcalde, instituyendo un heredero y huyendo al plácido retiro, a través de un túnel de limpieza como es la Delegación del Gobierno. Los festejos los utilizaba para ganar votos y evitaba riesgos innecesarios, como los que se derivan de los extraños negocios que en tan escabroso terreno empezó su heredero, que merecen un necesario paso por la garlopa fiscalizadora de una Justicia caritativa.

Agustín Iglesias Caunedo, alcalde por la gracia de Gabino, carga con un enorme lastre sobre sus espaldas, que es bien conocido en la ciudad por sus andanzas: su jefe de gabinete Rodolfo Sánchez. Cuando alguien tiene un lastre, se lo quita, y si no se lo quita, es porque no se lo puede quitar, y ahí ya, cada uno sabe por qué carga con sus propios sambenitos. Y menudo sambenito el que arrastra Caunedo, que oficializó la situación de Sánchez, “el abominable hombre de la carpa”, convirtiéndole nada menos que en responsable de su propio despacho.

Sánchez, que fue una de las primeras adquisiciones de Gabino, se fue a la calle una temporada, cuando el hoy delegado del Gobierno le pilló poniéndole los cuernos con José Manuel Vaquero, que lo era todo en el periódico que pasa las cosas a limpio en Oviedo, previo pago del canon de coincidencia. Tras una temporada vendiendo enciclopedias, Sánchez volvió al Ayuntamiento, y compartió horas desgraciadas con Caunedo, que aprovechó para forjar, a espaldas del “barbas”, los indestructibles lazos que ahora ligan sus desatinos.

Sánchez intenta pasar desapercibido y borrar las huellas de sus trapisondas, e incluso se atrevió a ir a los juzgados por algún artículo publicado en esta página, sobre su conocida relación, y la de su esposa, con los casos denominados Pokémon y Mareacon lo que hizo un espantoso ridículo– con grabaciones telefónicas realizadas por la policía, en unos casos sobre él, en relación con una Web del PP y su financiación, y en otros sobre ella, a propósito de los contratos marco de compra de mobiliario que hicieron famosas a las empresas Igrafo y Almacenes Pumarín.

En la actualidad, Sánchez se encuentra imputado en los tribunales de Justicia, por un asunto de contrataciones de periodistas al kilo, que ha conseguido poner en sordina con su reconocida habilidad fabricando silencios y desviando atenciones, a base de la adjudicación de sabrosas campañas publicitarias, siempre mediante contratos negociados sin publicidad de los de hasta 18.000 €.

Sánchez tiene la SOF como coto de caza particular

Es sabido que Sánchez, en su extraña relación con Caunedo -que si pudiera librarse de él no dudaría ni un segundo en apretar el botón con el que lograr tan anhelado sueño-, consigue que el hoy alcalde, como más preclara muestra de tan llamativas como inexplicables servidumbres, le deje como coto de caza particular el uso y disfrute de una entidad del sector público municipal, la SOF, en la que puso como presidenta a su esposa, la concejala Belén Fernández Acevedo.

Allí, el periodista allerano hace y deshace a su antojo, externalizando los negocios que tienen que ver con la organización de espectáculos en los que fluye el dinero desde la carpa de La Ería. Esos son los espectáculos que Gabino no le dejaba organizar y que ahora Sánchez impone a Caunedo, tras ir deshaciéndose poco a poco de cualquier atisbo de oposición, a pesar de la impopularidad y el halo de sospecha que envuelve tales actividades. La situación es tan asombrosa que entre las innumerables barbaridades que denuncian los usuarios en las redes sociales, han llegado al límite de privatizar la recaudación de conciertos públicos, totalmente al margen de los servicios municipales de fiscalización y gestión económica.

Sabemos que el Ayuntamiento va a pagar 90.000 euros a un promotor privado por la contratación para el sábado 19 de septiembre de un artista que hace diez años -cuando tenía diez años menos-, era despachado en Talavera de la Reina por 30.000 euros. Ese concierto, que forma parte de los que se anuncian el próximo mes de septiembre, después de las elecciones municipales, en La Ería, lo organiza un promotor que es el mismo que el año pasado ya se quedó con lo que se sacó de las barras de la carpa -¡se bebe poco ahí!-, y que tras recibir por un lado los 90.000 que “cobra el artista”, se queda también con el 100% de las “primeras 7.500 entradas”, a una media de unos 50 euros la entrada, y el 50% de lo que venda a partir de ahí. ¡Echen cuentas! ¡Y hablamos de un único día!

El concejal Manuel Ángel Rodríguez, del PSOE asegura que el mismo empresario también tiene que ver con el contrato de la propia carpa:

La producción fue a parar a la empresa Derrame Rock S.L., del mismo propietario que el sello El Santo Grial, con quien el Ayuntamiento «lleva meses organizando las fiestas de San Mateo a espaldas de la Junta de Gobierno de la SOF», recrimina el concejal; Y el montaje de las carpas e instalaciones «a una de sus colaboradoras habitual», denuncia.

Pues bien, y pasando por encima -que es mucho pasar- del hecho evidente de que como quien dice el Ayuntamiento paga todo menos la luz, y el hombre de Rodolfo lo ingresa casi todo, resulta que hablamos del mismo que por si fuera poco viene siendo también adjudicatario de manera sistemática de los servicios de organización de la maldita carpa, que este año salen a concurso por 120.000 €, y que incluyen la gestión privada completa de los ingresos de los espectáculos que viene produciendo, incluidos los días en los que además de poner la carpa y producir sus contenidos, organiza también el concierto, sin que el Ayuntamiento intervenga en ningún momento para fiscalizar la gestión de esa taquilla, hasta que recibe la liquidación practicada por el propio adjudicatario.

¡Ah, por cierto, en La Nueva España no ven nada de todo esto!

  • El Comercio:

El PSOE denuncia un apaño para dar las carpas de La Ería a un colaborador de Derrame Rock SL

La SOF pagará 90.000 € por Iggy Pop en San Mateo

  • Europa Press:

Los conciertos de Iggy Pop en Talavera y M-Clan en Guadalajara no tuvieron coste alguno para la empresa Don Quijote

  • Ayuntamiento de Oviedo:

Pliego de condiciones técnicas para los servicios de producción y coordinación general del recinto festivo para conciertos en La Ería durante las Fiestas de San Mateo 2015

Los presupuestos que negocian Caunedo y Rivi con el apoyo de dos tránsfugas ilegalmente retribuidos

rivitransfuguismo
Y Rivi se disfrazó de madreñero en plena campaña a las Elecciones Europeas

Por Xoaca Bobela

Todavía recuerdo con hilaridad nada contenida, la pintoresca loa (“PP e IU pactan en Oviedo y se apuntan un éxito político“) que el editor perrofláutico, Xuan Cándano, dedicó al acuerdo entre Roberto Sánchez Ramos y Agustín Iglesias Caunedo, que desgraciadamente para Rivi y para Cándano precedió a las elecciones europeas y a la aparición, a la izquierda de IU, del fenómeno político y social Podemos. El acuerdo quedaba en evidencia. Caunedo, eficaz ejecutor de los deseos de Gabino de Lorenzo, que eran órdenes para él, es uno de los principales responsables del desastre del Caso Calatrava, y ese caso daría carta de naturaleza en Oviedo al nacimiento de Podemos, desde el encierro en el que surgió La Madreña, una operación contra el Gobierno de Foro Asturias, en la que el tiro les salió por la culata a unos cuantos.

cauneriviSánchez Ramos, y los inmoderados panegiristas de su pacto con la derechona local, se encontraron convertidos en el báculo politico del PP más decrépito y rancio, en fuera de juego con el repentino ascenso de Podemos, en su versión asturiana SomosEmilio León, Dani Ripa, Rubén Rosón-, que surgió en Asturias del encierro de miembros del 15-M en la antigua Consejería de Sanidad, que transformaron en La Madreña, decían, para denunciar públicamente el susodicho Caso Calatrava. Rivi corría de La Madreña al despacho de Caunedo, y del despacho de Caunedo al Ayuntamiento, Rodolfo Sánchez (imputado en el Caso ASAC, y complicados, él y su mujer en los casos Marea y Pokémon) inyectaba publicidad perrofláutica en los acuerdos, y juntos, todos ellos, se convirtieron en orinadores de colonia asamblearia para diseñar bulevares. Oviedo se había vuelto incompresiblemente surrealista.

Y en ésas estábamos, viendo cómo renovamos la cosa, cómo seguimos siendo perroflautas, quinceemes, madreñeros e imaginadores de bulevares, repartiéndonos unos presupuestos aprobados gracias al apoyo de dos tránsfugas infectos, cuando llega la sentencia que anula el acuerdo plenario de enero de 2014, por el que se otorgaban unas retribuciones ilegales a Manuel Fernández y José Donateque los dos traidores van a tener que devolver– y que pone en evidencia el voto favorable al acuerdo ilegal, por parte de los ediles del PP, el PSOE e IU, que tanto se llenan la boca hablando del Estado de Derecho, y en cuanto tienen una oportunidad malversan dinero público para gratificar la traición y la desvergüenza.

manolodonatePP, PSOE e IU, partidos que vienen siendo el sostén del sistema político español desde hace muchos años, que siempre que tienen la oportunidad hacen grandes discursos contra la práctica del transfuguismo, han demostrado hasta dónde llega su cinismo en Oviedo. Con tal de perjudicar a Foro, partido del que salieron estos dos aventureros, fueron capaces de ponerles un sueldo, para que su actitud inmoral, arrebatando el acta de concejal al partido en cuya lista fueron elegidos, resultase económicamente gratificante.

Sin el voto favorable y garantizado, de los dos tránsfugas, a los presupuestos presentados por Agustín Iglesias Caunedo, no podría existir un pacto entre Roberto Sánchez Ramos y Caunedo, para que con la abstención del primero, el segundo pueda tener presupuestos. Visto que a los tránsfugas se les estaba retribuyendo ilegalmente su traición, como ha quedado acreditado en los tribunales de Justicia, ahora lo que viene es el juicio político que se plantea cómo consecuencia:

¡Cómo puede vender Sánchez Ramos, Rivi, en su ámbito político, su acuerdo con Caunedo, para que éste pueda tener presupuestos, gracias al apoyo de dos tránsfugas a los que se ha venido gratificando ilegalmente, por decisión de Caunedo y del propio Rivi, con dinero público malversado! ¿Cómo explica Rivi, que con el apoyo de esos dos tránsfugas va a hacer posibles los presupuestos impulsados por uno de los principales responsables del Caso Calatrava, después de haberse hecho la foto, arrastrado en volandas por la Policía, en solidaridad con los entonces encerrados en La Madreña?

En la imagen que publicaba esta semana Asturias Diario, con la cúpula de Podemos Oviedo, se ve sonriente, junto al joven médico Rubén Rosón, imputado en el guiriguay madreñero, a su abogada, Ana Taboada, compañera de Celso Miranda, socio de Rivi en la candidatura de ASCIZ, cuando éste dejó IU una temporada, antes de volver a la casa madre. Miranda parece esperar escondido el momento de volver, con la hoz en una mano, y el martillo en la otra, entre Taboada y Rosón, y Rivi parece empeñado en ponérselo muy fácil, porque es muy difícil salir arrastrado en volandas por la Policía de La Madreña y a continuación ponerle un sueldo ilegal a dos tránsfugas de Foro para financiar unos Presupuestos que se reparte con Caunedo, el propio que dejó Gabino de Lorenzo, jefe de la Policía que arrastraba a Rivi, al frente del Ayuntamiento. ¡Vaya comedia!

somosoviedo

Patricia Díez Isla advierte a Caunedo y sus concejales de las consecuencias de pagar la defensa de Rodolfo Sánchez con dinero público, en el “caso ASAC”

caunedorodolfo
En la imagen, Agustín Iglesias Caunedo, alcalde de Oviedo, pasea acompañado por su íntimo colaborador y jefe de Gabinete, Rodolfo Sánchez

Por Joaquina Bobela

Patricia Díez Isla, concejal de Foro en Oviedo, advirtió este miércoles, al alcalde y los concejales del PP de Oviedo, que forman parte de la Junta de Gobierno municipal, con el alcalde Agustín Iglesias Caunedo a la cabeza, que pueden incurrir en los posibles delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos, si aprueban en la sesión anunciada para este jueves, la desviación de dinero municipal, para defender jurídicamente al Jefe de Gabinete de Caunedo y cargo político municipal Rodolfo Sánchez, imputado por presuntos delitos de prevaricación y falsedad en el Caso ASAC

Una reciente sentencia producida en Santiago de Compostela condenó a los concejales que tomaron una decisión similar a nueve años de inhabilitación.

Sánchez, que fue nombrado jefe de prensa por Gabino de Lorenzo, a dedo, en el año 1991, como cargo político, sacó años después una extraña oposición en la que sabemos que se encontró sin competencia alguna, con un tribunal presidido por Manuel Cimadevilla, de nombre artístico Manolín el Nietu Celo Xuan, designado por la Asociación de la Prensa de Oviedo presidida por Luis José Ávila, a instancias del mismo Gabino. En la actualidad, Sánchez ocupa un cargo político como jefe de Gabinete del heredero del hoy delegado del Gobierno.

Las vinculaciones políticas con el Partido Popular de Rodolfo Sánchez están acreditadas con sus decisiones, como por ejemplo el encargo de webs electorales de ese partido, como la de Isabel Pérez-Espinosa, que según Joaquín Fernández, ex vicesecretario de Comunicación del PP, hoy imputado en Pokemon, fue un “capricho”, encargado a la empresa ASAC, la misma que es reponsable de los contratos de periodistas designados “a dedo” por los que se encuentra imputado el propio Sánchez en el Caso ASAC.

Rodolfo Sánchez es en realidad, a día de hoy, el valido de Caunedo, que toma todas las decisiones políticas relevantes que se adoptan en el Ayuntamiento, y hasta hay quien piensa que es el verdadero alcalde. De hecho, Sánchez está casdo con la concejala del Partido Popular y presidenta de la SOF, Belén Fernández Acevedo, a la que muchos atribuyen un papel instrumental en las ambiciones de Sánchez –lo que la llevó a verse implicada en las investigaciones de la Operación Marea-, que ya pretendió colocarla como número dos de Gabino en las últimas municipales, idea abortada por el de Benia de Onís, que siempre supo tener a raya las ambiciones incontroladas del allerano.

Sánchez y Caunedo firmaron al alimón numerosos documentos relacionados con la adjudicación del contrato de ASAC en el año 2008, un contrato que despertó todo tipo de rumores y recelos, por concurrir en solitario a una jugosa licitación, sospechas que se han visto agravadas por la injustificable prórroga ilegal de seis meses que fue el preludio de la nueva licitación que ha sido duramente criticada por los socialistas, que han calificado las relaciones de Caunedo con esta empresa como su “Jovellanos XXI” particular.

Caunedo, que ha unido de manera incomprensible su destino al de Rodolfo Sánchez en este asunto, se mete ahora en un incomprensible jardín al financiar con dinero público la defensa de su vecino de Santa Eulalia de Morcín, donde los matrimonios formados por Caunedo con Isabel Pérez-Espinosa y por Sánchez con Fernández Acevedo, compartían urbanización de adosados y no pocas complicidades que amenazan con arruinar la carrera política de Caunedo antes de las municipales.

Para muestra del lío en el que se está metiendo dando amparo a su brazo derecho, conviene tener muy presente la sentencia recientemente producida en Santiago de Compostela, precisamente en relación con el Caso Pokémon en el que Rodolfo Sánchez se ha visto involucrado, sin que Caunedo haya salido a dar las oportunas explicaciones:

El juez ha decidido condenar por prevaricación a los siete concejales del PP miembros de la Junta de Gobierno Municipal de Santiago de Compostela que acordaron que el Ayuntamiento se hiciese cargo de los gastos de defensa de su compañero de corporación Adrián Varela, implicado a su vez en la Operación Pokémon y quien presentó su dimisión el pasado lunes.

Pantanosa charca, ésta en la que se mete ahora Caunedo, financiando la defensa jurídica de Rodolfo Sánchez, en una situación similar a la que llevó a la inhabilitación a los concejales del PP de Santiago de Compostela por defender jurídicamente a Adrián Varela.

¡Tiembla Caunedo! o ¿por qué chapotea Cherines con Morales en el PP, antes de que se aclaren los casos Aquagest y Pokemon?

morales cherines

Por Xuaca Bobela

Llama poderosamente la atención el salto que acaba de dar la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, al incorporar a su partido con gran pompa y circunstancia, creando un enorme malestar entre buena parte de sus dirigentes, a Juan Morales, líder de una fracasada candidatura al Parlamento de Asturias denominada IDEAS, y después participante en la fallida operación Ciudadanos de Asturias.

Morales, que con IDEAS no logró sacar ni un diputado, y que dejó morir la fallida réplica asturiana de Ciudadanos sin llegar a convertirla en partido, se encuentra ahora con que su salto a la palestra se produce cuando su fracasada candidatura está siendo todavía investigada por la Justicia, por su financiación irregular desde la empresa Aquagest. Hay prisa. Si no, la cosa no se explica.

Hablamos de un asunto que tiene dos sumarios abiertos, uno en Galicia, conocido como Operación Pokemon, y otro en Avilés, conocido como “La Trama del Agua”, dos causas confluyentes que implican a numerosos personajes del PP de Asturias, empezando por la propia Mercedes Fernández. Crónica del editor perrofláutico Xuan Cándano:

Las escuchas revelan que Joaquín Fernández colocó en Aquagest a un hermano de ‘Cherines’ -que es abogado y se encontraba en paro- para cubrir una baja por maternidad. Y cuando acababa la baja y el contrato de su hermano, ‘Cherines’ quedó en acudir a una comida con el director territorial de Aquagest para ver si podía continuar la relación laboral, por indicación del propio Joaquín, porque “había que moverse algo”. En el PP un muro protector de silencio sobre su presidenta rodea a este episodio, aunque ella asegura que no tiene relación alguna con la empresa ni conoce a sus grandes responsables.

Dibujo

La Nueva España, que daba hace un año numerosos detalles sobre las escabrosas circunstancias que rodearon la financiación de la candidatura de Morales, hace ahora una demostración de la fragilidad de su memoria, al evitar contar nada sobre este asunto de incuestionable relevancia pública, pues no parece prudente darle tanto bombo al asunto, estando pendiente la investigación judicial sobre la financiación de aquella candidatura, sin que las personas de buena fe sospechen que aquí hay unos cuantos gatos en las mazmorras peperas. Ni al que asó la manteca se le ocurre lanzar ahora esta operación de cosmética cherinesca, protagonizada al alimón por Fernández y Morales. ¡Lean y recuerden!:

La Brigada de Delitos Económicos y Tecnológicos de la Policía Nacional, tras analizar las cuentas bancarias relacionadas con Miguel Ángel Villalba y su hermana Elena, concluye que la empresa Aquagest PTFA financió el partido Independientes de Asturias (Ideas), que presidía el propio Villalba y cuya lista electoral encabezó Juan Morales.

Morales, que fue el hombre de máxima confianza y el niño mimado del ex presidente del PP Ovidio Sánchez, que le utilizó para sustituir al ex portavoz parlamentario Javier Amandi cuando este quedó tocado por el llamado Caso Campelo (con epicentro en Langreo), estuvo haciendo intensamente la pelota a Sánchez durante una temporada, hasta que decidió coserle a puñaladas, sin lograr sus objetivos de hacerse con el control del partido tras matar a Sánchez por la espalda, por lo que se marchó del PP para impulsar la candidatura de IDEAS, con el ridículo resultado de todos conocido.

Tras el estrepitoso fracaso de IDEAS, Morales anduvo por ahí dando tumbos, y se juntó con otro rebotado de zoológico, Raimundo Abando, que no soportó que el Gobierno de Foro que le nombró presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés se disolviese, dejándole a él sin el mayor sueldo de los cargos nombrados por Francisco Álvarez-Cascos, lo que le pareció tan mal y tan insoportable que puso en marcha un proyecto político en el que metió de hoz y coz a Juan Morales. La Nueva España, siempre desmemoriada, tampoco cuenta hoy nada de esto que ellos mismos contaron en su día y nadie desmintió:

abandera (se refiere a Abando) una plataforma ciudadana de ámbito regional que está a punto de ver la luz en Asturias, según ha podido saber este periódico. “Ciudadanos por Asturias” se constituyó la semana pasada de la mano de quince fundadores, entre los que se encuentran el que fue candidato de Independientes de Asturias (Ideas) y portavoz del Partido Popular (PP) asturiano, Juan Morales; el ex gerente de Valnalón, José Manuel Pérez-Díaz, “Pericles”, y el ex concejal del grupo municipal Foro Asturias en el Ayuntamiento de Avilés, Alejandro Gelaz, confirmaron fuentes próximas al colectivo recién creado.

 

De todo esto nada quiere saber el propio Morales, porque es evidente que muy bien no queda, que justificó su tesis de la vuelta “a casa”, tras los fracasos de IDEAS y Ciudadanos por Asturias, asegurando que:

el popular es “el único partido en el que he militado”, toda vez que en Ideas, matizó, era un independiente que se puso al frente de la candidatura. Morales, licenciado en Derecho y funcionario de Justicia, fue allí cabeza de lista a las autonómicas de 2011 y arrepentirse, dijo ayer, “sirve de bien poco”. “Lo que hice lo hice con convencimiento, forzado por las circunstancias, pero siempre supe que mi casa era el PP”.

No poca gente se pregunta cómo es posible que “Cherines” haya montado este espectáculo, con enorme disgusto de amplísimos sectores del PP, que no ven en Morales otra cosa que a ese traidor que intentó matar a Ovidio Sánchez por la espalda después de haber sido durante un tiempo su más entusiástico adulador. La explicación es sencilla. Morales, gran depredador, sirve tanto para encabezar una candidatura en Oviedo como en Asturias si finalmente ella se quita de en medio, y de paso produce sarpullidos a los disidentes de Gijón.

Es decir, Morales, aparte de poner como motos a los gabinos, los goñis, los ovidios y demás, ha producido ya, sin menor duda, un ataque de surmenage en Agustín Iglesias Caunedo, que según dice Luis José Ávila, citando ilustres comunicólogos, se escondió sin su novia en los Estados Unidos, y plantó a Doña Letizia, para no encontrarse con Gabino de Lorenzo y eludir sus compromisos en relación con el Caso Jaime Reinares.

De acuerdo con esta idea, Caunedo, que es el que más conspira para serrarle la pata de la butaca a Mercedes Fernández, es también el que más tiembla en su escondite norteamericano, mientras prepara el traje de vaqueiro que va a vestir, en compañía de su novia, en el gran espectáculo de Aristébano, en donde, tendrá que explicar, con el intestino destrozado por la incorporación de Morales, cómo es posible que haya huido del enemigo, plantando a la Reina de España. El partido promete.