Crece la alarma ante los contratos de la Cámara de Comercio que unen a Severino García Vigón con Gabino de Lorenzo y Agustín Iglesias Caunedo

caunedo-toma

El gobierno municipal de Oviedo hace notables esfuerzos por restar importancia a la inquietud suscitada por las irregularidades de los contratos del Plan Urban, destapadas por El Comercio, atribuyendo a los funcionarios municipales, a través de La Nueva España, el descubrimiento del uso desviado de los fondos municipales procedentes de la Unión Europea que ejecuta el Ayuntamiento de Oviedo, cofinanciado por la Unión Europea con cargo al plan FEDER “Desarrollo sostenible local y urbano“; o sea, que aquí también pone tela Javier Fernández, a través de la Consejería de Industria de Graciano Torre, que gestiona los fondos FEDER.

Vean en la TPA el elocuente video en el que alcalde y presidente de la FADE presentaban el asunto hoy sometido a controversia; en él, Vigón hacía comentarios premonitorios sobre la limpieza en la gestión de los fondos, comentarios que viniendo de él, adquieren una especial perspectiva.

Y es que de confirmarse tales irregularidades, con el posible uso de la Cámara de Comercio para adjudicar contratos públicos inconfesables de manera vicaria, no deja de tener su delito que se dediquen fondos de un plan europeo, especialmente concebidos para mejorar la gestión de lo público, a meterle pasta al Chino en los bolsillos.

Este país no tiene arreglo. Vean para qué dice la Unión Europea que son estos fondos, que salen de partidas específicamente destinadas a “mejorar la inclusión social” y a “luchar contra la pobreza”:

Difusión del concepto “gobernanza urbana”: estudios y peritajes para la reorganización y mejora de los servicios públicos; concepción e implantación de nuevas estructuras de gestión urbana; introducción de indicadores estables de evaluación de la gestión local; campañas de información y mejora del acceso a la información dirigidas a los ciudadanos; medidas destinadas a hacer que los ciudadanos participen en el proceso de toma de decisiones políticas; intercambio de experiencias y buenas prácticas; desarrollo del banco de datos comunitario sobre buenas prácticas de gestión urbana.

El Comercio, que hace hoy historia del empleo de tales fondos, aclara que en 2010, el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio suscribieron un convenio por el que se encomendaba al organismo controlado por el hoy cuestionado Severino García Vigón, la gestión de un millón y medio de euros. Es evidente que se puede discutir si es irregular o no gastarse el dinero de la “inclusión” social en los chollos de Luis Gómez, para mejorar la “gobernanza urbana”, pero desde luego, más de uno parece que puede seguir saliendo de pobre.

A lo que vamos: al parecer, de ese millón y medio de fondos europeos, locales y regionales, la Cámara metió de manera irregular 254.000 euros en los bolsillos de empresarios vinculados al exalcalde y Delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo y al actual alcalde, Agustín Iglesias Caunedo, así como a una agencia de publicidad que suele canalizar las inversiones publicitarias en La Nueva España con las que el jefe de gabinete de Caunedo, antes jefe de prensa del hoy delegado del Gobierno, adoba su influencia sobre el sesgo informativo del muy mercenario diario La Nueva España.

vigoncaunedoRecientemente, el alcalde Caunedo, hacía un canto a las excelencias de García Vigón como gestor, que siguió a la famosa carta en la que Gabino de Lorenzo le pedía su continuidad al frente de los empresarios asturianos, a pesar de la enorme controversia suscitada entre los ahora llamados emprendedores, que se dividieron ante la investigación a la que le somete la Fiscalía por un presunto delito.

¿No sería profundamente desmoralizador que esta intromisión de los dirigentes asturianos del PP en los asuntos internos de los empresarios se deba a la permisividad mostrada por la Cámara de Comercio hacia el irregular empleo de fondos públicos municipales, de origen europeo, en contratos inconfesables? De confirmarse tal cosa, alguien debería ir pensando en tomar las famosas calzas de Villadiego.

Anuncios

la Nueva España se sube al carro del que tira El Comercio, y explica a su manera el escándalo de los contratos de Vigón con los amigos de Gabino y Caunedo

caunedoseverino
Agustín Iglesias Caunedo, junto con Severino García Vigón, en el reciente homenaje que la asociación de hostelería brindó al presidente de la patronal

El periodista de El Comercio, Gonzalo Díaz-Rubín destacaba este lunes el tremendo impacto que van a sufrir las cuentas de la Cámara de Comercio de Oviedo, como consecuencia de las irregulares adjudicaciones de contratos de servicios que revelan los vínculos que mantienen ciertos dirigentes del PP de Asturias con las organizaciones patronales controladas por Severino García Vigón.

El diario La Nueva España, se sube este martes al carro, y afirma que son los técnicos municipales que “analizan la documentación en el Ayuntamiento”, los que “detectaron los «errores» que se habían producido durante el proceso y devolvieron la documentación alegando que, al incumplir la normativa, Bruselas no se haría cargo y los trabajos adjudicados no recibirían, por tanto, subvención alguna”:.

El Ayuntamiento de Oviedo ha descartado contratos realizados por la Cámara de Comercio en el marco europeo del «plan Urban» al detectar diversas «irregularidades administrativas», según explicaron fuentes municipales. Estos «errores», que abarcan desde la apertura de plicas hasta los plazos de publicidad, tienen un coste de casi 200.000 euros, que ahora no abonará Bruselas y de los que se tendrá que hacer cargo el organismo cameral, que preside Severino García Vigón, también presidente de la patronal asturiana FADE.

De acuerdo con esta versión que publica La Nueva España, arrastrada por El Comercio,  “será la Cámara de Comercio la que tenga que hacer frente a los 200.000 euros que suponen el contrato de Start Up por valor de 136.000 euros y el de Impact 5 por otros 61.775 euros, aunque en ambos casos se presentaron cuantías inferiores y en una sola factura.

La Nueva España evita referirse a las empresas de Luis Gómez y Javier Cuesta, vinculado el primero a Gabino de Lorenzo, y Agustín Iglesias Caunedo –le nombró representante del Ayuntamiento de Oviedo en Cajastur– el segundo, cuyos contratos han escandalizado de manera notoria a los dirigentes empresariales que critican las prácticas de García Vigón y su relación con los dirigentes del PP, que como el delegado del Gobierno en Asturias, parecen haberse visto obligados a defender su gestión de manera inexplicable en quien ostenta tan alta responsabilidad.

El Comercio destapa algunos de los vínculos que ligan a los dirigentes del PP de Asturias con Severino García Vigón y la Cámara de Comercio

Imagen

El periodista de El Comercio, Gonzalo Díaz-Rubín destaca este lunes el tremendo impacto que van a sufrir las cuentas de la Cámara de Comercio de Oviedo, como consecuencia de las irregulares adjudicaciones de contratos de servicios.

La institución cameral dirigida por Severino García Vigón, va a tener graves problemas por subcontratar irregularmente a dos de los empresarios favoritos de Gabino de Lorenzo y Agustín Iglesias Caunedo, Luis Gómez y Javier Gómez Cuesta, que estuvo a punto de ser nombrado director general en el Ayuntamiento de Oviedo y ostenta su representación en Cajastur, en sustitución del alcalde Caunedo.

En palabras de Díaz-Rubín:

Según los auditores del programa europeo, las subcontrataciones por parte de la Cámara de Start Up, la empresa del exgerente de Gesuosa, Luis Gómez, y de la agencia de publicidad Impact 5, que suman casi 200.000 euros, fueron adjudicadas de forma irregular y no son por tanto subvencionables con los fondos del plan Urban. Los auditores y la Intervención municipal consideran «no elegibles» 195.238 euros de los 254.172 que la institución que preside Severino García Vigón presentó con cargo al año 2011 dentro de la primero declaración de gastos de aquel ejercicio.

El caso de Javier Cuesta cuenta con este interesante párrafo:

Llamativa también es la subcontratación por parte de la Cámara de Gotten Consultants, por más de 110.000 euros. Se trata de la empresa del director de la propia Cámara hasta 2009, Javier Cuesta, que ha facturado desde entonces miles de euros a la institución a cuenta de otros programas europeos.

Poco a poco, va saliendo el hilo por el que se llega al ovillo del PP de Gabino de Lorenzo, que respaldó públicamente de manera asombrosa al presidente de la Cámara de Comercio y de la FADE, Severino García Vigón, investigado por delito fiscal, al que justificó públicamente, a pesar de su papel como máximo representante del Gobierno de Mariano Rajoy en Asturias, sin que hasta el momento se haya visto desautorizado por tan asombrosa e imprudente extralimitación.

Imagínense la cara que se les tiene que poner a los ciudadanos que pagan de manera puntual y responsable sus impuestos, al ver semejante justificación de un posible delito, puesta en letra impresa por el hombre encargado de velar por el cumplimiento de la ley en la Comunidad Autónoma:

Sé de las dificultades, afortunadamente en vía de solución por lo que he leído, por las que está atravesando tu empresa, como consecuencia de la crisis económica que está padeciendo no sólo España, sino países punteros de la Unión Europea. Hoy es normal ser empresario y tener problemas con los bancos, el pago de impuestos, etcétera, etcétera.