Rodolfo Sánchez dice que él no es “Rodolfa”

rodolfo sanchez
Rodolfo Sánchez Farpón paseando con Agustín Iglesias Caunedo, del que fue Jefe de Gabinete durante la anterior legislatura

Foro Proaza

“Rodolfa” es la firma con la que una persona anónima encabeza en Foro Proaza numerosos comentarios favorables a Agustín Iglesias Caunedo y a Santiago Rodríguez-Alverú, editor de Vivir Oviedo y promotor de la Plataforma de Apoyo a los Premios Princesa de Asturias y su fundación. Los comentarios de “Rodolfa”, suelen ser contrarios a los miembros de los tres partidos que gobiernan en coalición en el Ayuntamiento de la Capital. “Rodolfa” acostumbra a terminar sus escritos pidiendo la dimisión de Roberto Sánchez Ramos y Ana Taboada, con la exclamación “¡Rivi y Taboada dimisión!”

Rodolfo Sánchez Farpón, ex jefe de gabinete de Agustín Iglesias Caunedo, prestó servicios como jefe de prensa de Gabino de Lorenzo durante unos años, hasta que éste mismo lo apartó, por lo que se buscó un hueco junto a Graciano García, hoy director emérito de la Fundación Princesa de Asturias, en Ediciones Nóbel. Años después, el mismo Gabino convocó una plaza de jefe de prensa a la que se presentó Rodolfo Sánchez, con el que había uelto a amigarse, para lo que el hoy delegado del Gobierno formó un tribunal ad hoc presidido por Alfonso Román, nutrido con una curiosa nómina de personajes, lo que permitió a Sánchez empezar a considerarse funcionario público, después de una dilatada carrera como profesional del segundo escalón de la política.

Sánchez ha remitido a Juan Vega, administrador de esta página en ratos libres, un correo electrónico, en el que parece pretender (invocando la normativa del derecho de rectificación sin respetar los plazos legales que establece la misma, y lo que es más llamativo, sin aclarar en qué ha sido aludido), que se ponga de manifiesto que él no es quien firma los comentarios favorables a Caunedo, remitidos con el pseudónimo “Rodolfa”.

Gustosamente lo hacemos, pese a la dificultad de la empresa, y proclamamos eso que nos pide que proclamemos: que Rodolfo Sánchez quiere dejar constancia pública de que él no es quien está detrás del pseudónimo “Rodolfa”, algo a nuestro juicio innecesario, pues hemos repasado todos sus comentarios, y quien firma como “Rodolfa” nunca dijo ser Rodolfo Sánchez. Resulta fácil concluir que si “Rodolfa” hubiese querido hacerse pasar por Rodolfo Sánchez, habría firmado con ese nombre y no con el de “Rodolfa”, pero en eso ni entramos ni salimos.

Nosotros sólo podemos dejar constancia de la pretensión de Sánchez, que quiere decirles públicamente a los lectores de Foro Proaza que él no es “Rodolfa”, pero no podemos dar fe de la veracidad de tal afirmación, puesto que al ser el de “Rodolfa” un pseudónimo de los muchos con los que se publican textos en Foro Proaza, en el hipotético caso de que Rodolfo Sánchez remitiese anóminamente tales comentarios, firmando como “Rodolfa”, nosotros no tendríamos constancia alguna de ello. Ni de lo contrario tampoco.

Eso es todo. Esperamos haber complacido al señor Sánchez Farpón.

Anuncios

Fundación Princesa de Asturias: con amigos como estos…

anagraciano

Por Porompompón Poropompero

Resultó muy llamativo el espectáculo de confrontación orquestado en el escenario virtual de La Nueva España, entre Graciano García y Ana Taboada, cuando el hoy director emérito de la Fundación Princesa de Asturias, se lanzó al cuello de la vicealcaldesa de Somos Oviedo, a cuenta de las ideas republicanas de ésta, sobre una actividad tan relevante para Oviedo y Asturias, como es la entrega de Premios, un acto que sin duda genera enormes beneficios para el Principado y su Capital.

Hay quien dice que por parte de Graciano, “Chano”, hay cierto interés en romper el clima de paz y tranquilidad que consiguió establecer en la Fundación y su entorno la actual directora, Teresa Sanjurjo, poco dada a la polémica. Cuando él era director de la Fundación no surgían estos problemas, entre otras cosas, porque algunos conspicuos personajes de la “extrema izquierda” eran tratados con “cariño”, mucho “cariño” y no poco “esmero”, por parte de quienes saben bien, por experiencia propia, aquello de los generales y los cañonazos de plata. Así pues, hay quien se queja de que ahora tengamos en el candelabro gentes más resistentes a los argumentos “cariñosos”. Ya saben que el primero que lo huele…

santicaunedo
Caunedo, con Rodríguez-Alverú, en 2014, antes de premiarse a si mismo.

La Sanjurjo acabó con esos “cariños” y Graciano se esmera ahora en otros lópeces, como enervar el ambiente con fines aparentemente incomprensibles en tan gran defensor de las Reales Personas. ¿Ruido de sables tras los sillones en la Fundación? Desde que García abandonó abruptamente el cargo por su confrontación con Gabino de Lorenzo a cuenta de las acusaciones de “pelotazo urbanístico” de éste sobre el negocio inmobiliario de la Isla de la Innovación y el señuelo del Museo de los Premios Príncipe de Asturias en Avilés, nuestro gran emprendedor de la comunicología no parece haberse resignado a pasar a un discreto segundo plano, para no entorpecer la difícil y meritoria labor de Sanjurjo.

Pues por si fuera poco merengue, se produce la aparición en escena de Santiago Rodríguez-Alverú Nieto -si sigue complicando sus apellidos nadie le va a reconocer- Santi “Vivir Oviedo“, al que algunos llaman Santi “Vivir de Oviedo”, socio de Nicanor Fernández, y promotor de negocios de comunicación, en una plataforma de apoyo a los Premios, que más que apoyarlos, parece ideada por el “enemigo”, para seguir desestabilizando: “es imprescindible que los ovetenses demuestren su apoyo a estos premios que han sido y son referentes de esta región en todo el mundo, además del valor añadido que suponen para la ciudad y la región”, declaró Santi “Vivir de Oviedo” a La Nueva España, al anunciar esta desconcertante operación que “los de siempre” pretenden poner en marcha con la cínia presentación, el próximo lunes, en el Hotel Principado, de una “plataforma ciudadana” organizada con tan sospechosas pretensiones, por tan obvios manipuladores mercenarios de la opinión pública.

Santi y sus socios están perfectamente retratados, tras el escándalo que protagonizaron cuando quedaron en evidencia sus manejos, al entregarle a Caunedo el “Ovetense del Año”, en plena precampaña electoral, y fue denunciado en la Fiscalía por Ana Taboada. ¿Alguien da más? Siguen los choques buscados con Taboada, por parte de una tramilla de la vida local, perfectamente retratada, a la que parece mentira que La Nueva España preste cobertura, dada su afición a basar su negocio en la captación de publicidad contratada con malas artes y total opacidad.

Que Santi aparezca ahora como el gran defensor de la Fundación, en medio de la algarada “chanista”, es un paso más de los que siguen creado problemas a la Sanjurjo, porque codician recuperar el control de la Fundación, cosa que sin duda querrán también los que ponían la mano por no manifestarse contra ella, en aquellos tiempos tan felices para algunos, como dignos de ser definitivamente borrados de la memoria de Asturias.

Conviene recordar esta gloriosa frase de Santi “Vivir de Oviedo”, citada por el genial periodista Luis José Ávila, en unos de los actos de la campaña electoral de Agustín Iglesias Caunedo, organizados por el propio Santi, al que evidentemente acudía, como un sólo hombre, el inevitable “Chano”:

El salón, lleno. Uno de los organizadores, Santiago González-Alverú, se me acerca susurrándo “Se nota quien manda en la ciudad“.

¿Se puede permitir la Fundación Príncipe que los machacas de Caunedo y el PP de Oviedo sigan intentando instrumentalizar su imagen para el debate político, mientras lanzan a sus mercenarios habituales por delante, para dar la cara, en esta sucia operación? Ni Oviedo, ni Asturias, ni la Fundación Príncipe se merecen este maltrato, por parte de quienes dicen ser sus mayores defensores.

Lectura obligada:

Premios

La Concejalía de Comunicación y nuestros amigos de Calvo Sotelo

rudolfwences
Rodolfo Sánchez pone la oreja, mientras Wenceslao López cuchichea con Ana Taboada, en el Pleno de Investidura en el que se le acabó lo que se daba

Por Xoaca Bobela

A La Nueva España no parece hacerle ninguna ilusión que Rodolfo Sánchez, ex jefe de gabinete de Agustín Iglesias Caunedo -que ejerció estos últimos años de alcalde a la sombra y presidente consorte de la SOF-, imputado en el Caso ASAC a cuenta de la escandalosa contratación “a dedo” de los periodistas de la Alcaldía de Oviedo, y metido en todos los berenjenales habidos y por haber, como Marea y Pokemon -cuya implicación quedó acreditada en sede judicial tras sus inútiles acciones judiciales contra Juan Vega-, se quede sin el control de la publicidad institucional.

La administración de la publicidad institucional, con montajes como el de Vivir Oviedo y el Ovetense del Año, un mero ejemplo en un río de contratos “a dedo” al límite de la legalidad, de 18.000 en 18.000 euros, fue la base de la licencia para matar que como 007 disfrutó Rodolfo con el PP, pero también de los poderes de un diario acostumbrado a convertir la vida política en permanente publirreportaje, siempre que un abundante chorro de grasa facilite el esfuerzo de los engranajes, en una relación en la que se perdió toda mesura y cualquier apariencia de imparcialidad.

En Calvo Sotelo hay nervios, porque saben que en cualquier caso se ha desmoronado un modelo de tan largo recorrido y está por ver qué pasa ahora, y por eso cuelan este martes una morcillita de lo más sabroso, en medio de una página 3 de escándalo, con reflejo en Primera, dedicada a “tocar los cataplines”, al sacar una merdé de la grúa fuera de contexto como si se tratase de una novedad, consecuencia de lo que ya se atreven a intentar presentar como “desgobierno”, como si nos enterásemos ahora que ya no está el responsable de la situación al frente del Ayuntamiento.

contraordenAsí, en medio de la marranada periodídstica que es esta memorable página tres de apertura de la sección de Oviedo -el jabugo periodístico- aparece este bonito párrafo de un artículo expresivamente titulado “Somos, PSOE e IU, dilatan su acuerdo para formar el gobierno local“, con el que intentan desestabilizar la formación del tripartito carbayón, metiendo prisa para la distribución de las áreas y concejalías de Gobierno:

Somos ya ha manifestado en otros encuentros su intención de hacerse con la (concejalía) de comunicación, de la que dependerían servicios como la oficina de transparencia, el departamento de prensa, los distritos y la oficina de atención al ciudadano.

somosLa normativa vigente prevé un mes de plazo para la formación de la Junta de Gobierno, y desde el diario que parece haber perdido la Alcaldía más que el propio Caunedo, intentan crear un clima de histeria, porque de momento los tres partidos que respaldaron la investidura del nuevo alcalde se hayan tomado una semana para negociar y estudiar el nuevo organigrama, aprovechando la natural perplejidad que causa entre los funcionarios un relevo total, tras un cuarto de siglo de gabinismo, que mantiene los armarios llenos de esqueletos y las alfombras cubriendo toneladas de polvo.

Cómo no puede ser menos, y en medio de tanta agitación de las columnas del templo, LNE enviaba el recadito a los miembros de la coalición Somos-PSOE-IU, para que algo tan importante como “lo suyo” no caiga en manos “irresponsables”, después de estos años en unas manos tan “responsables” como las de Rodolfo, que ya les vende que él conoce bien a Wenceslao López de sus tiempos de corresponsal en La Voz de Asturias, y toda la plantilla municipal se hace lenguas sobre la forma en que hace la corte, cuando no la pelota más descarada, al nuevo alcalde.

Caunedo sueña como Luther King, disfrazado de Zuckerberg, con escenografía de Nicanor y Santiago y dinero de Manolo

apuntoencuentro

Por Xoaca Bobela

El alcalde de Oviedo Agustín Iglesias Caunedo anda muy preocupado con los resultados de su dedicación a la Comedia del Arte, encarnando el papel de un moderno Polichinela, durante los tres años de margen que ha tenido como alcalde accidental. Le encomendaron eliminar rastros y dirigir las miradas en la dirección contraria al callejón por el que alguien huye con una cartera robada. Por eso una y otra vez, como la burra al trigo, Caunedo retorna a los escenarios de animadas fantasías, siempre con los más pintorescos pretextos, servidos por la milegrera corte de expertos buscones, prestos a “diseñar” la imagen bufonesca de turno, que a ellos se les antoja moderna, eficaz y creativa. No en vano llevan toda la vida metiéndola.

Esta vez, los grandes emprendedores de la comunicología local, que no podían repetir la fracasada imagen de las gafotas del piloto de drones utilizadas hace un par de semanas para un vuelo ilegal, que dio mucho juego, recurrieron a la ayuda de un headset para aldeanos recrecidos, dotado de un innecesario juego de micro y audífono inalámbricos, que le da al parvenú somedano un aspecto a lo Steve Jobs o Mark Zuckerberg, muy adecuado para quien quiere venderse a sí mismo como el cerebro que transformó Sin City en Smart City, a falta de euros para hacer la Ronda Norte, que es lo que Oviedo necesita, y no tanta palabrería paleta.

jobsheadsetEl equipo de monitores de tiempo libre formado por el ex militante trotskysta Nicanor Fernández, el public relations Santiago González Nieto, y el veterano periodista Luis José Ávila, juega desde hace años en el mismo campo, siempre desde papeles diferentes, sociedades cambiantes y perchas contingentes, pero con un denominador común: animan las fiestas del poder con sus pretextos e invenciones, para dar cancha a los llamados, que como en el caso que nos ocupa, no siempre son los elegidos, y por eso andan todos acongojados.

Ávila, maestro de la loa el ditirambo y la crónica de suciedad, es el más sincero y tratable de los tres, porque se le pueden decir cuatro cosas, y lo lleva con la deportividad de quien sabe que estamos aquí cuatro días y no merece la pena enfadarse porque te digan dos verdades, en cambio, los otros pertenecen a esa curiosa especie de personajes que viven siempre en la periferia de lo público, y ponen cara de empresarios arriesgados que se enfadan cuando se habla de sus asuntos, como si no fueran también de los demás. Mal relaciones públicas, aquel que se pone tonto porque le hacen una foto.

zuckerbergheadsetEl caso de Santiago, con su asombrosa invención Vivir Oviedo, a la que algunos, descriptivamente, titularon Vivir de Oviedo, por la cabecera de la prodigiosa revista en la que hace sus hagiogrfías, panegíricos, y justificantes documentales para cobrar la pasta que le paga el Ayuntamiento por los premios Ovetense del Año, no logró acallar todavía los ecos del cabreo suscitado entre las gentes de bien porque haya tenido la cara de darle un premio a Caunedo, a la vez que éste le pagaba y le compraba la edición de la revista que le da soporte.

Nicanor, desde la Fundación Hidroeléctrica, con el respaldo incomparable de su fructífera amistad con el multiconsejero biencasado y prejubilado Felipe Fernández, se convirtió en el gran chambelán de los protocolos de Manuel Menéndez. Cuestión nada baladí, aunque de corto recorrido, porque el manantial de fondos públicos que fue Cajastur se va secando, y Liberbank, en manos privadas, da ya solo para algunos guateques descarados, como éste de Asturias punto de encuentro, en el que sueltan sedal a Caunedo, para que los periódicos del régimen nos cuenten que el encargado de borrar las huellas dactilares de Gabino de Lorenzo, en el atraco del Calatrava, tuvo un sueño, en la noche electoral, como el afroamericano Martin Luther King.

Mientras Caunedo, híbrido de Luther King, Jobs y Zuckerberg, sueña con ganar las elecciones en la Sin City gabiniana, en vez de soñar con la armonía entre los blancos y los negros, que es lo suyo, no puede evitar la aparición de una pesadilla llamada Ángeles Caso, que tiene muchas amistades en el mundo de la ópera, y eso le pone muy nervioso, porque no lo tiene todo controlado, como él creía. Mira tú por dónde, va a resultar que igual que el Oviedín del alma llegó al Ayuntamiento a través del PSOE de Antonio Masip, A Caunedo, Nicanor, Santiago, Luis, Manolo & Compañía, la apuesta les puede salir muy rana. ¡Ojo al CIS!

P. D. Terrible el papelón de Andrés Llavona y José María Navia en la fiesta que montaron para Caunedo el Nica y el Santi, con crónica de Ávila, un montaje desesperado del peperismo ovetense en plena intervención de la Fiscalía de Asturias en el Caso Calatrava. Así se demuestra quién es cada uno y por qué pasaron cosas que pasaron.

Somos se suma a la denuncia de Foro contra Caunedo y le lleva ante la Fiscalía por el caso “Ovetense del Año”

caunedomanjón
Somos Oviedo se suma a la denuncia de Foro y lleva el caso a la Fiscalía

Somos Oviedo, candidatura ovetense impulsada por los responsables de Podemos en la Ciudad, ha denunciado, siguiendo la estela de Foro, ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, al actual alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, por lo que consideran un “presunto delito de malversación de caudales públicos, instando a la Fiscalía a la investigación de los hechos denunciados”. Se refieren a la supuesta utilización de fondos públicos para subvencionar a la revista Vivir Oviedo, “la misma que le concedió el premio ‘Ovetense del Año’, para el patrocinio de su campaña electoral, y en beneficio propio”, afirma Somos en una nota de prensa.