Agustín Caunedo ya devolvió una fianza de ocho millones a Jovellanos XXI

REUNION PARTIDO POPULAR PP TIZON MARIO ROJAS 02-09-10
Cuando las reuniones del Partido Popular parecían “Todos los hombres de Aquagest”

Por Porompompón Porompompero

Agustín Iglesias Caunedo viajó a Nueva York a Florida y a Croacia, en el año 2009, en lo que parece haber sido un año de grandes celebraciones para el ex alcalde electo por el dedo gabiniano. Dado que tan costosos como placenteros periplos fueron financiadas con fondos procedentes del conglomerado Aguas de Barcelonafuesen retornados o no por Caunedo, que todavía no demostró tal retorno-, y que tales fondos eran administrados como grasa para un abrelatas que accionaba su íntimo amigo y colaborador Joaquín Fernández, de acuerdo con las informaciones publicadas y no desmentidas, originadas en un documento procedente de un juzgado de Lugo, cabe pensar que tanta alegría debía tener, sin duda, algún motivo, más allá del mero placer de viajar.

aresteguiFernández fue jefe de la campaña de la ex mujer de su gran amigo Agustín (Isabel Pérez-Espinosa) a la Presidencia del Principado, en línea con sus funciones como vicesecretario de Comunicación del PP. Y es que Fernández fue durante años el hombre de máxima confianza de Caunedo, sobre cuyas relaciones y la influencia del que llegaría a se alcalde ocasional de Oviedo, se explica que ciudadano tan indiscreto se hiciese con un puesto tan gratificante como el de abrelatas de la empresa Asturagua, marca asturiana de Aguas de Barcelona, denominada durante una época Aquagest, y ahora conocida ya con el nombre de su matriz, la gran multinacional Suez Environement.

Hasta que Caunedo y Joaquín celebraron sus grandes éxitos viajando sin parar a lo largo del 2009, el hombre de Asturagua en Asturias era Serafín Abilio, empresario de largo recorrido en el historial de los negocios desarrollados al calor de la administración pública asturiana, cuyo chiringo recaudatorio con el Ayuntamiento de Oviedo, Gestión de Ingresos, se fue al garete cuando el Gobierno encabezado por Gabino de Lorenzo, del que Caunedo era un importante puntal de su área económica, decidió quitarle el chollo al presidente de los constructores.

Caunedo

¿Qué celebraban Joaquín y Caunedo con sus viajes a lo largo y ancho de este mundo en el año 2009? No les faltaban motivos. Que Joaquín hubiese sustituido a Abilio en el arte de abrir latas acuáticas era un buen motivo para pegarse un homenaje. Pero hay más: en el año 2009 los socialistas avilesinos se ponían de acuerdo con el PP de Joaquín Aréstegui, otro íntimo amigo de Caunedo y de Joaquín Fernández, que también es aficionado a viajar de gorra y a guardar dinero en escondrijos de su casa, para conceder la explotación del servicio municipal de aguas a Aquagest.

No sabíamos, hasta que Somos lo dio a conocer públicamente, que Asturagua había sido objeto de una atención llamativa por parte del Ayuntamiento de Oviedo, mediante una resolución firmada por Caunedo, en la que éste decidió devolver una importante fianza a la empresa, a pesar de la existencia de informes negativos al respecto, por parte de los técnicos municipales. No es la primera fianza que devuelve de manera llamativa Caunedo -¡qué no se haga el estrecho!- porque se le recuerda un modus operandi similar cuando devolvió una fianza de ocho millones de euros a Jovellanos XXI, cuando se venía encima el concurso de acreedores que lanzó la quiebra del Palacio de Congresos sobre el Ayuntamiento.

Que el ex alcalde se defienda echando la culpa de sus propias decisiones a los funcionarios municipales, demuestra que está al borde del ataque de nervios.

Anuncios

La Nueva España se divierte a cuenta de Cascos con el “Pacto del astillero”

lucianaveros

Por Porompompón Porompompero

Los comunicadores del equipo del socialista Javier Fernández han parido un nuevo engendro. Se trata de una bonita historia que lleva el sello creativo del gabinete presidencial dirigido por José Manuel Piñeiro.  Una fructífera leyenda urbana con la que pretenden tapar sus años de romance con el PP de Asturias, que concluyeron abruptamente a causa del voto de Somos Oviedo a Wenceslao López como alcalde, algo que no se produjo en Gijón por parte de Xixón si Puede. Javier quiso evitarlo y no pudo, pero Mercedes Fernández se enfadó y le pidió el divorcio político, después de un largo romance del que salieron los presupuestos regionales y el engendro legislativo que dejó la TPA sin consejo de administración para los restos.

En la PSOE no lo pueden soportar, no pueden permitir que la mayor ciudad de Asturias esté fuera de control, en manos de un sector de Foro Asturias, el que encabeza Carmen Moriyón, que a poco que se esforzase se podría hacer con el liderazgo regional y dar la vuelta que ese partido necesita, y como no quieren que el moriyonato se consolide bajo ningún concepto, están creando el microclima necesario para una moción de censura tras las elecciones generales que tiene muchas posibilidades de salir adelante si los dirigentes gijoneses de Foro no se quitan de encima la caspa pepera. ¡Ruido de sables en Gijia!

La Nueva España se divierte a cuenta del “Manicomio de Cascos”

carcelpapel
La “Cárcel de papel” de La Codorniz

Lucía S. Naveros escribe este lunes en La Nueva España una crónica titulada “Los amarres políticos de Naval Gijón“, que no es ni más ni menos que un favorazo que le hace el “diario líder” al gabinete fernandino, para dar carta de naturaleza a una pesadilla de agosto: el “Pacto del astillero”, en el que los líderes de la Corriente Sindical de Izquierdas, CSI, como Cándido González Carnero, jugarían un papel protagonista con Francisco Álvarez-Cascos, para conseguir que el candidato socialista a la Alcaldía gijonesa no lograse el apoyo necesario para desbancar a Carmen Moriyón. ¡Todo aquel que no apoye al PSOE es un siervo de Cascos! ¡Ahhhhrrrrgggggg!

En el diario de la calle de Calvo Sotelo, que compra esta milongona a Piñeiro, se ríen para justificar tan pintoresco parto, y se vengan así, creativamente, de Cascos, escribiendo libelos como los que él lleva años publicando en la Web de Foro Asturias, lanzando chorradas muy parecidas a las que el hoy atechado ex presidente de Foro viene lanzando desde la Web que él personalmente dirige, y que ha convertido en la cañonera de sus obsesiones particulares.

Si en La Codorniz de Álvaro de la Iglesia, en tiempos de Francisco Franco Bahamonde había una “Cárcel de papel“, en la Web de Cascos hay un “Manicomio de Papel“. Ese manicomio lo dirige y alimenta personalmente el ex presidente de Foro, a pesar de haber puesto ahí a Cristina Coto a figurar, para llevarse las leches, al frente de un negocio que no controla. Cascos dispara siempre debidamente guarecido; es el instinto del cazador que utiliza la tecnología humana para abatir un animal indefenso, por pura diversión. Pero como en La Nueva no pueden ser menos, y en el fondo el ex vicepresidente les pone a cuenta del hormiguero y sus hormiguitas, emulan, desde sus páginas, el “Manicomio de Cascos”, y hacen unas risas a cuenta de la ocurrencia.

La gracia estriba en sustituir “duernu” por el “astillero”

manicomiopapel
El “Manicomio de papel” de la Web de Cascos

Una cosa es el análisis mediático del mecanismo del bipartidismo de largo recorrido fraguado entre el PSOE y el PP, y especialmente en la Asturias que partieron y se repartieron durante tantos años, y otra muy diferente agitar ese entendimiento como un pacto electoral, un juego que Cascos convirtió en slogan con la gorrinesca metáfora del pacto del duernu. Y claro, darle la vuelta a ese slogan, para inventarse otro, da para un ratín de conversación entre Piñeiro y Ángeles Rivero, la directora de LNE, a la que también le mola reirse.

Y es que Cascos da mucho juego, porque a estas alturas hay que reconocer que tiene bemoles que el secretario general del PP que vio convertirse a Luis Bárcenas Gutiérrez en “Tarzán”, el hombre que llegó a Génova en taparrabos, saltando de liana en liana, para terminar forrado, haya tenido que protagonizar la ruptura de los asturianos con el monopolio del poder político ferozmente sujeto por el tándem formado por Vicente Álvarez Areces y Gabino de Lorenzo, que parió escándalos tan asombrosamente gestionados como el del Caso Marea o el Caso Calatrava, cuya deriva judicial resulta tan incierta como desvergonzada es la presencia de sus protagonistas al frente de la Delegación del Gobierno o en un escaño del Senado.

Pero eso es otra historia, vamos a lo que nos ocupa, al “Pacto del astillero”

Empecemos por dejar claro que Cascos no puede ver a Moriyón, que todavía tiene cuentas pendientes por la guarrada que le hizo al colocarle a traición a la Coto al frente del partido, y porque Juan Manuel Martínez Morala, referente histórico activo en la CSI, no quiere saber nada con los partidos políticos, ni con Foro, ni con Podemos, ni con ninguno, y todo el mundo sabe que Cándido juega a la política por su cuenta y riesgo. Así que de la CSI, na de na, Lucía.

Sigamos por el hecho evidente de que una candidatura respaldada por Podemos, como es la de Oviedo, hizo alcalde a un candidato socialista que sí es de su agrado, cosa que no sucede en la Villa de Jovellanos, ya que José María Pérez hizo más mili que el palo de la bandera en el núcleo duro del PSOE más guarrete, lo que no ocurre con Wenceslao López en Oviedo. Y ahí estriba la diferencia, no es lo mismo Wenceslao que Pérez. Así que de pacto contra el PSOE nada de nada.

No cuela

José Velasco, de Zebrastur, firma los papeles que le pasa Julia Piñera, bajo la atenta mirada de Gabino de Lorenzo
José Velasco, de Zebrastur, firma los papeles que le pasa Julia Piñera, bajo la atenta mirada de Gabino de Lorenzo

Todo conduce a ver el artículo de Lucía como un divertimento veraniego grato a la dirección del periódico y al gabinete fernandino, porque además de para unas risas, no deja de ser un favorín que le hacen al presidente Javier, y como es sabido, en La Nueva España, nada que resulte grato a Fernández les resulta ajeno, al menos mientras éste pague las facturas y siga llegando la pasta de las campañas de publicidad regional y de los programas que Asturmedia, la productora de LNE, que graba en el edificio que el Ayuntamiento de Oviedo tiene cedido a José Velasco en Olloniego como escuela municipal de cine.

El Gobierno de “unidad popular” de Santiago y la Ofrenda al Apóstol

Martiño Noriega y Núñez Feijoo se saludan en plena Ofrenda al Apóstol Santiago en el Día de Galicia
Martiño Noriega y Núñez Feijoo se saludan en plena Ofrenda al Apóstol Santiago en el Día de Galicia

Por Juan Vega

La ausencia oficial del tripartito gobernante en el Ayuntamiento de Oviedo en la misa de San Salvador, patrono de la Ciudad, que se celebra en la catedral ovetense, provocó un cierto debate mediático, después de que el Cabildo anunciase la renuncia a cobrar una subvención que venía percibiendo por abrir durante el verano el templo a los visitantes, que no había sido revisada tras la reciente decisión de cobrar entrada a los turistas que acuden a la Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Oviedo (SICBMO).

Pérez Feijoo, primer delegado regio con Felipe VI en el día del Apóstol
Pérez Feijoo, primer delegado regio con Felipe VI en la Ofrenda al  Apóstol del Día de Galicia

Santiago de Compostela fue la sede en la que el monarca ovetense Alfonso II construyó la primera catedral dedicada al apóstol que fue patrono del Reino de Asturias, y ahora, en honor al que es patrón de Santiago, Galicia y España, la Capital gallega celebra un complejo ceremonial en el Día de Galicia, cada 25 de julio, con la ofrenda en la que participa la Jefatura del Estado que hasta este año acostumbraba a delegar en el alcalde sus funciones, y que este año delegó en el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo.

En Santiago de Compostela gobierna Compostela Abertauna candidatura de “unidad popular” que ganó las elecciones con 10 concejales, en la que participan diversos partidos de ámbito nacionalista, como Anova, los ecologistas de Equo, Podemos e IU, y el ejecutivo local está presidido por el nacionalista Martiño Noriega, que mantiene aparentemente una cuidada relación con la Iglesia de Galicia y su obispo Julián Barrioque adquiere especial relieve, dado el carácter y el programa laicista de Compostela Abierta.

Martiño Noriega durante su investidura
Martiño Noriega durante su investidura

De hecho, Noriega, junto con los alcaldes de Coruña y Ferrol -los alcaldes de las mareas- ya había tomado la polémica decisión de no acudir, días después de su nombramiento, a la llamada Ofrenda del Reino de Galicia al Santísimo Señor Sacramentado, que se celebra anualmente en Lugo, y allí anunció ya su posición sobre la Ofrenda que se celebra en Santiago el Día de Galicia.

Soy de los que pienso que no le corresponde a un alcalde pedirle al Apóstol que termine con el desempleo y la corrupción. Lo que le toca es ser capaz de impulsar políticas de transparencia y de fomento del empleo

Finalmente, el Gobierno de Santiago adoptó una interesante solución del problema que le planteaba su programa, para celebrar el Día de Galicia: Aunque el alcalde optó por participar institucionalmente en los actos, antes y después de la misa, recibiendo a las autoridades políticas y religiosas en el Ayuntamiento, sin llegar a entrar en la Catedral, los grupos municipales decidieron previamente, en una junta de portavoces, que los miembros de la corporación acudirían a la misa en una decisión personal como munícipes “representativos da corporación, dunha parte dela, e de moitos veciños que os votaron”.

alcaldedeán
Martiño Noriega, alcalde de Santiago y Segundo Pérez, deán de la Catedral compostelana

El alcalde informó a los medios de la decisión, asegurando que se trataría de la “presenza institucional do conxunto da corporación” que decidan “os demais grupos”. Previamente, el regidor compostelano se había reunido con el deán, Segundo Pérez, que dijo haber salido “satisfecho tras el encuentro muy grato con Noriega”, del que afirmó que se trata de una persona “que entiende y quiere la ciudad”.

En la misma línea de acercamiento institucional se manifestó el alcalde, quien había dicho que la “posición” que marquen el alcalde o el gobierno en relación a la separación del poder civil del religioso no va a “interferir” en las relaciones institucionales con la Iglesia, “que es una de las patas de la ciudad”. Pérez Feijoo, así como PSOE y PP, criticaron al alcalde compostelano por no acudir a la misa de ofrenda al apóstol Santiago, pero en ella estuvieron presentes “institucionalmente” los concejales que lo consideraron oportuno, sin dar pie a mayores polémicas. Un delicado equilibrio.

Tocata y fuga de Francisco Álvarez-Cascos (II)

foro-asturias

Por Juan Vega

Para analizar lo que está sucediendo en estos momentos en el procedimiento de investidura del presidente del Principado, hay que mirar en dos direcciones, que nada tienen que ver con los cantos de sirena de los protagonistas de la película. Una parte del escenario que condiciona las negociaciones, tiene que ver con la política interna asturiana y lo sucedido en los grandes ayuntamientos. Olvidar ese contexto, equivale a no entender nada.

Pero no hay que olvidar tampoco que en estos momentos, en los prolegómenos de las Elecciones Generales, el PP está viendo cómo su ex tesorero, Luis Bárcenas, está aflorando información que acredita que la corrupción determinaba la política de ese partido hasta las últimas consecuencias, y que sus dirigentes cobraban sobresueldos que procedían de las donaciones que entregaban los beneficiarios de las grandes obras públicas.

El PPSOE se rompió en Oviedo y en Gijón

El PPSOE astur anda de capa caída desde que Xixón Sí Puede, agrupación de electores en la que se integró Podemos, entre otras muchas sensibilidades políticas y sindicales (como una relevante presencia de la Corriente Sindical de Izquierdas, CSI) se negó a respaldar la candidatura de de José María Pérez a la Alcaldía.

Pérez, como la ex alcaldesa Paz Fernández Felgueroso o el ex presidente Vicente Álvarez Areces, tienen todas las papeletas para sentarse en el banquillo de los acusados por el escándalo conocido como Caso Musel, en el que Podemos ejerce como única fuerza política asturiana personada en la Audiencia Nacional.

La ganadora de las elecciones, y alcaldesa, Carmen Moriyón, pudo ser alcaldesa, porque a diferencia de Francisco Álvarez-Cascos y su delfina Cristina Coto, carece de contaminaciones políticas con el PP que se deshace entre las repercusiones del escándalo de financiación ilegal que sacude a ese partido como consecuencia de las investigaciones de la Gürtel.

Moriyón, una persona limpia, como Wenceslao

Entre dejar que una mujer como Moriyón, que ejerce de político de centro reformista, limpia de polvo y paja, gobierne en la Villa de Jovellanos, y que lo haga un miembro del consejo de administración responsable del escándalo portuario, la duda ofende, y Xixón Si Puede se negó a entrar en el estúpido juego que divide el mundo en unas sedicentes izquierda y derecha, para anular la diferencia entre la corrupción y la limpieza. Que es lo que importa.

Xixón Sí Puede se negó a seguir el juego del PSOE e IU, y en Oviedo, hubo carambola, y Somos Oviedo, otra agrupación de electores en la que se integra Podemos, no cedió ante el chantaje de la FSA de Javier Fernández, que en virtud de su pacto con Mercedes Fernández, pretendía hacer alcalde a Agustín Iglesias Caunedo, y así, la vieja política del PPSOE se fue al traste.

Si Mercedes Fernández presentó candidatura a la Presidencia de Asturias, sin encabezar la lista más votada, como defendieron hasta ahora los peperos, no es porque ése fuese el plan, puesto que como es costumbre Cherines dejaría gobernar a Javier una vez que éste hubiese cumplido su acuerdo, cosa que no sucedió, y como en Oviedo gobierna Wenceslao López, la otrora mujer de confianza de Cascos, fichada por Mariano Rajoy para acabar con él, adoptó la única decisión razonable para ella y su partido, si se considera su difícil situación: simular que intenta quitarle el gobierno a Javifer.

El nombramiento de Coto y su apoyo a Cherines, una misma secuencia

Así pues, Mercedes Fernández no tenía más remedio que presentar candidatura y hacerse con el control del autodenominado centroderecha asturiano, cosa fácil con Cristina Coto al frente de Foro, con Cascos en retirada, y con ambos trabajando al alimón para hacerle la cusca todo lo que pueden a Moriyón, impulsando un frente “contra las izquierdas” que sólo se lo pone difícil a la forista gijonesa, al ponérselo difícil a Podemos, que de no avenirse a los acuerdos que se trabajan en este momento, serán duramente hostigados por la FSA y por la IU de Gaspar Llamazares, como responsables de que “la derecha” gobierne en Gijón, y claro, en Asturias, que gobernase la “derechona” de Cascos y Cherines, sería el acabose.

Cuando Cascos escenificó su decisión de designar sucesora a Coto, con una operación ilegítima y antidemocrática para evitar que se celebrase un congreso en el que Moriyón hubiese apoyado, junto con los candidatos y alcaldes de éxito en Foro, la opción de Fernando Couto como presidente del partido y candidato a la Presidencia del Principado, optaba por Coto, no porque fuese lo mejor para Foro (que evidentemente no lo era), sino porque era lo mejor para él, que ya había tomado la decisión de entregar Foro al PP, cuando renunció, como era su voluntad, a impulsar que Foro fuese un partido coherente con sus principios fundacionales, presidido por alguien sin vínculos con el PP como profesional de la política.

Y ahí es donde forzosamente tenemos que volver al escenario nacional, en el que el conflicto imprudentemente desatado por Dolores de Cospedal, al aflorar en El Mundo los llamados “papeles de Bárcenas”, para sacar pecho e intentar distanciar su gestión de la de sus antecesores, parece que conduce inevitablemente a poner en el mismo plano el cobro de esos sobresueldos con el de las donaciones que recibían Rajoy y los secretarios generales, entre ellos Cascos, en un círculo que está a punto de cerrarse.

En ese escenario de perdición, es lógico que Cascos, coherentemente con su forma de entender la vida, entre otros movimientos, decidiese hace ya unos meses entregar lo que queda de Foro a los que fueron, durante estos últimos años, sus oponentes políticos, puesto que él ya no puede vender una escoba regeneracionista ni el en rastro.

 

La actitud de los grupos de la Junta ante su propio chollete, retrata a los partidos asturianos

casta

Por Juan Vega

El acuerdo cerrado hoy en la mesa de la Junta General del Principado, al que parecen prestar conformidad cinco de los seis grupos (PSOE, PP, IU, Foro y Ciudadanos), mantendrá el gasto pactado la pasada legislatura, que forma parte de los Presupuestos del Legislativo Asturiano. Sólo Podemos se opuso al acuerdo, proponiendo una rebaja sustancial de los gastos básicamente dedicados a la financiación de nuestros profesionales de la política y sus aparatos.

Sobre un presupuesto global de 13,1 millones para este año, la Junta destina 2,7 millones a la financiación directa de los partidos a través de las famosas asignaciones, otros 2,3 millones van para los sueldos de los diputados, y además destinan 1,8 para personal de gabinete, en realidad funcionarios de los partidos políticos.

Se trata de una clara desviación de fondos, en un parlamento que apenas aprueba leyes, y cuyas actuaciones en los asuntos más graves y que más preocupan a los ciudadanos, a través de comisiones de investigación, se convirtieron en memorables fiascos.

Sólo Podemos propuso reducir el número de asesores de 47 a 36, la asignación económica de los partidos en un 50 por ciento, así como limitar a tres veces el salario mínimo (1.950 euros) el sueldo de los 45 diputados lo que, según esta formación, generaría un ahorro anual de 2,4 millones de euros.

En una comunidad en la que estamos viviendo con estupefacción lo ocurrido en el Puerto de Gijón o en el Calatrava, escándalos de enorme magnitud, en los que se han dilapidado cifras de vértigo en casos flagrantes de corrupción política, el chollo de la Junta General no deja de ser el “chocolate del loro”, pero si se tiene en cuenta que sólo Podemos se ha personado en esos dos escándalos, para perseguir la delincuencia política, resulta difícil sostener que no se han formado dos bloques: el de los que amparan la corrupción y el de los que la persiguen.

Y ahí es donde la tesis que defiende la necesidad de estos fondos para asegurar la existencia de los partidos, pierde su consistencia para convertirse en pura demagogia. En esta vida no hay más cera que la que arde: unos partidos que no defienden el interés general no pueden justificar la financiación que reciben de los ciudadanos, y ese interés no sólo se defiende en un órgano como la Junta, cuya actividad tiene un alcande real bastante limitado, también en los Tribunales de Justicia.

Si nuestros partidos hiciesen su trabajo, nadie estaría discutiendo ahora sus retribuciones, pero ante su inacción, la propuesta de Podemos los retrata y los deja en evidencia.

¡Manda huevos! Los tartufos de Javier critican a Ripa por haber tenido una beca

Ripa

Por Juan Vega

El Musel, el Calatrava, el nuevo HUCA, el Niemeyer, la TPA, Sedes, Sogepsa, la trama jamonera de Almacenes Pumarín, los muebles de Igrafo con los que Gabino de Lorenzo y Vicente Álvarez Areces tabicaron sus dependencias, etcétera, etcétera. Asturias tiene sus armarios repletos de muertos del bipartidismo del PPSOE y su reparto territorial Oviedo por Asturias, y aquí el problema es que un joven dirigente de Podemos tuvo una beca. Vuelvo a citar al gran intelectual Federico Trillo: ¡manda huevos! Poco más se puede decir. Pero lo digo.

José Ángel Fernández Villa se trajo a Javier Fernández de Santander para que gestionase en Asturias el negocio de la minería subvencionada desde la Consejería de Industria, y éste no desperdició la oportunidad de hacer en la vida un estupendo patrimonio. Fernández, que encabeza el clan de los recién llegados al exclusivo entorno residencial de la burguesía asturiana en Somió, quiere disfrutar de una cierta comodidad gobernando, y para eso necesita a Agustín Iglesias Caunedo al frente del Ayuntamiento de Oviedo, reeditando así el viejo pacto que su maestro estableció con Gabino, conocido universalmente como SOMA-PP. Al gran pensador Javier, que lee libros de mil páginas, no se le ocurre nada mejor que esto de cascarle al estudiante Ripa porque tuvo una beca, y manda que sus amigos de Calvo Sotelo coloquen en primera tan surrealista astracanada, el día en que se ventilan cuatro años de ayuntamientos en Asturias.

Como Carmen Moriyón está limpia de polvo y paja, y José María Pérez, candidato socialista al Ayuntamiento de Gijón, fue consejero de la Autoridad Portuaria que aprobó el modificado de El Musel en el que se concentran todas las miradas, Xixón Sí Puede opta por presentar candidatura y se niega a respaldar a Pérez. Fernández tiene así un pretexto para reunir un comité que nunca se reúne para eso, y vuela el acuerdo para que el PSOE de Oviedo, que tiene un portavoz tan limpio de polvo y paja como Moriyón, Wenceslao López, tenga que dejar, por pelotas, a Caunedo al frente del Ayuntamiento, y así cumple su parte del pacto con el PP para seguir gobernando, como hasta ahora, con el apoyo de Mercedes Fernández.

El verso suelto del sistema asturiano ya no es Francisco Álvarez-Cascos, que abandonó la guerra, dejando el partido en manos de una profesional de la política procedente del PP, Cristina Coto, y sólo Moriyón resiste en la revuelta cívica que encabezó Cascos, junto con un puñado de alcaldes, alcaldesas y portavoces de Foro que hicieron un buen trabajo en estos cuatro años. El verso suelto del sistema asturiano es ahora Podemos, que apoya a Xixón Sí puede y a Somos Oviedo, rompiendo el viejo sistema bipartidista, como hace cuatro años hizo Foro.

restaurante
Hermosa vista del restaurante del hermano de la consejera que critica a Ripa por haber tenido una beca

Por eso, porque el miedo a perder el chollo machaca las neuronas, atacan a Podemos con la campaña más surrealista de la historia de La Nueva España. Sólo les falta ya andar por ahí metiendo papelinas de coca en los bolsillos de la gente y llamar a la Policía con el fotógrafo preparado. Y es que como aquí no tienen pito que tocar por el momento para desprestigiar a Podemos, y todavía no se atreven a lo de la papelina, la única historia que consiguieron los chicos de Javier Fernández para ventilar en su diario oficial, La Nueva España, es que Dani Ripa, dirigente asturiano de Podemos, tuvo una beca y todavía no presentó la tesis doctoral.

Eduardo Lagar escribe la vomitada, y la marranada la aflora la consejera de Educación, Ana González, escondida bajo cobarde anonimato, cuyo hermano montó un precioso restaurante en el puerto de Llanes financiado por el ejecutivo asturiano. Los detalles del chollo del hermano de esta asombrosa émula de Tartufo, los tienen en el artículo “Javier Fernández invierte 400.000 euros en una pasarela para la familia socialista de Llanes“.

lagar

Moriyón y Taboada, contra Pérez y Caunedo, ganan por goleada

moriyon--647x370

Dice Alberto Menéndez, subdirector de La Nueva España, y se queda tan contento, que como Podemos apoyó las candidaturas de Xixón Sí Puede y Somos Oviedo -que casi nada real tienen entre si-, es su “responsabilidad” si dejan las dos ciudades en manos de “la derecha”, es decir, del PP y de Foro. ¡Vuelta la burra al trigo! ¡Otra vez el viejo truco del almendruco de la izquierda y de la derecha! ¡Y eso lo dice el portavoz de la empresa que se pasó cuatro años empeñada en destruir a Carmen Moriyón, y en hacer un hombre de provecho de Agustín Iglesias Caunedo! Menéndez y su periódico, la sostienen y no la enmiendan, a pesar de su glorioso fracaso.

Menéndez sabe perfectamente, y así lo reconoce, que las agrupaciones de electores apoyadas por Podemos no están sometidas a disciplina de partido para cambiar cromos, y además, que sigan así es esencial para que mantengan la credibilidad ante sus electores, porque el ascenso de las candidaturas emergentes se debe a una encomienda de la ciudadanía: la dialéctica política que domina la vida pública en nuestro país viene determinada por el cabreo ciudadano contra la corrupción, no por la vieja retórica política caduca con la que se entretenía al personal en los tiempos de bonanza.

La idea fuerza que determina la política, hoy, no es esa caduca contradicción ideológica entre izquierda y derecha, tan impostada siempre por sus cultivadores, sino entre las prácticas degeneradas de la casta de profesionales del escaño y el anhelo de renovación de esa clase política desprestigiada por los desastres de la burbuja, de los que derivaron buena parte de los casos de corrupción que afloran día tras día. Los ciudadanos quieren representantes que no hagan de la representación su modus vivendi, esclavitud de la que vienen los calatravas, los museles, el expolio de la formación, las tramas jamoneras varias, y en general, las malas prácticas de la administración, incluido el desvío de fondos públicos para financiar sobresueldos y prebendas en los propios partidos políticos, algo que está en la raíz de la podredumbre del sistema.

Menéndez se atreve a decir esto:

Aquí, fue Somos Oviedo la lista más votada de la izquierda. Y el PSOE e IU, en principio, se muestran dispuestos a facilitar la Alcaldía a Ana Taboada, pero si todo discurre con normalidad; y la normalidad, lógicamente, pasa por que el socialista José María Pérez sea el alcalde de Gijón.

En tiempos de racismo emergente, se invocaba a dioses y gitanos para las comparaciones. Ahora, comparar a Carmen Moriyón con José María Pérez, como representantes políticos, y analizar sus trayectorias, es tan ocioso como poner sobre la mesa los currículos profesionales de Ana Taboada y Caunedo. El nombre de Pérez figura consejos de administración como el que protagonizó la destrucción de El Musel. Moriyón, cirujana ejerciente, con una legislatura sin muertos en los armarios a sus espaldas, nada tiene que ver con Pérez, pues sabe buscarse la vida fuera de la política representativa.

La misma comparación, realizada entre Caunedo y Taboada, nos conduce a similares conclusiones. El primero está en este negocio desde su tierna adolescencia, y acompañó a Gabino de Lorenzo en sus operaciones más sarnosas, mientras que la segunda, abogada de profesión con despacho propio, dedicó su vida pública a colaborar en causas cívicas, y también llega, como llegó Moriyón, limpia de polvo y paja. Pero claro, no interesa lo que importa que es lo mismo que decir que lo que importa no interesa.

Y si comparamos a Moriyón con Caunedo, y a Pérez con Taboada, pues apaga y vamos que lo de la izquierda y lo de la derecha mueve al vómito.

La vieja retórica que escenificaba las aparentes divergencias de la derechona y la izquierdona que tradicionalmente se repartieron Asturias para expoliarla, con las bendiciones de Menéndez y La Nueva España, pretende encasillar a Moriyón en un espacio político que no es el suyo, el del denominado “centroderecha”, para ponerla en el mismo plano que Caunedo, un personaje que tiene mucho que ver con los socialistas de Pérez, con los que compartió el expolio en los consejos de administración en los que Manuel Menéndez repartió los dividendos de la destrucción de Cajastur.

menendezporfia